Júpiter en Acuario 2020 — 2021 con fechas y patinajes

Júpiter en Acuario 2020 — 2021. El otro especial


A ver: si no leísteis el primer especial de Júpiter en Acuario, pues os animo a leerlo antes de continuar acá. Me pareció que se quedaba algo cortito. Es verdad que nos dio tiempo a entender de pasada la importancia de Júpiter, sus analogías, los posibles efectos a su paso peregrito por el signo del Aguador.

Pero…  ¿qué pasaba con las fechas? ¿Con sus aspectos? ¿Y la retrogradación? Porque claro, Júpiter ingresó en Acuario el pasado 19 de diciembre —y sí, un ingreso mega bienvenido después del descalabro de su paso por Capricornio. Pero es cierto que durante este nuevo tránsito no todo será un caminito de rosas: habrá tensiones, cuadraturas, oposiciones no tan benignas y también aspectos beneficiosos a los que sería aconsejable agarrarnos y usarlos como trampolín en función de nuestra carta.

Además, como pasa de vez en cuando, este Júpiter en Acuario de este año, va a cierta velocidad. Hasta el punto de que en mayo ingresará en Piscis y con timidez avanzará unos graditos y no regresará a Acuario hasta finales de julio para permanecer hasta el terminar del 2021.

Así que un Júpiter en Acuario condensado, apretadito en un poco más de diez meses. Los que más disfrutarán de sus bondades serán, obvia decirlo, los nativos acuarianos —los que tengas muuuuchitos planetas personales en el signo. Pero por supuesto, cualquier casa en nuestra carta natal que contenga a Acuario también debiera notar cierta expansión —siempre que el otro grande, Saturno, se lo permita. E incluso las tensiones fijas desde Urano en Tauro.

Por ello y a pesar de lo limitado —e incluso de la desfachatez— al final del artículo también tendréis unas predicciones de este tránsito para todos los signos y basadas en el Ascendente y el posible —a veces hipotético— desfile de Júpiter en Acuario por la casa correspondiente.

Y ahora sí, ¿preparades con las fechas?

 

Júpiter en Acuario 2020 — 2021. Fechas claves para sacarle partido y no hacer el idiota.

A ver, entiendo que ponerme a analizar fechas de diciembre ahora que pasaron casi dos meses puede resultar un poco despropósito, pero más vale tarde que nunca. Aparte a Júpiter en Acuario todavía le queda todo el año como protagonista y conviene tener una visión global de desde dónde viene y hacia dónde va.

Os cuento, además, que mirar fechitas es un trabajo de bibliotecario —tiene su punto saturnino o incluso a lo Virgo, por esto del orden y de que cada día me suben más las dioptrías de las gafas. Pero lo cierto es que me encanta y en función de esas fechas a veces —no sólo las de Júpiter— acostumbro a organizar algunos asuntos de mi agenda.

19.12.2020. Ingreso de Júpiter en Acuario. Esto ya lo sabe todo el mundo. Ok.

21.12.2020. La famosa conjunción entre Júpiter y Saturno, que también la conoce todo dios; si hasta, como he comentado en varias ocasiones, mis vecinas del primero o unos cajeros del Lidl se ponían a cotorrear sobre este evento y sus efectos chachipirulísticos. El grado es el grado 0. Muy, muy, muy importante.

Al estrenar el 2021 y con el paso del Sol y sus planetas personales a Capri y luego a Acuario, los aspectos de y aa Júpiter se han intensificado —esto era parte del material del taller tan chulo que impartí hace dos semanas.

Fijaos:

11.01.2021 La primera de las conjunciones entre Mercurio y Júpiter. Muy bella y ya analizada.

17.01.2021 La cuadratura entre Júpiter y Urano, de Acuario a Tauro. Esta tensión puede ser encuadrada dentro de los ciclos entre ambos planetas que tienen una duración de unos catorce años. Lo importante a  nivel personal sería entender que durante enero y febrero —y sobre todo por la lunación— se refuerzan los desafíos para la zona fija de nuestra carta. El grado era el 6. Además, Marte mal situado en Tauro, no tardaría en realizar su cuadratura al poco.

29.01.2021 Se produjo la conjunción anual entre el Sol y Júpiter, muy linda, muy chachi, pero con Saturno presente y un poco azotada por varios frentes.

Este febrero que recién inauguramos, incluye un novilunio, novilunio mega alienígena, y además nos regala el que sería uno de los mejores aspectos del año. Atentos y atentas.

11.02.2021 La conjunción entre los benéficos Venus y Júpiter, en Acuario y en el grado 12. Día mágico, chachipirulístico y un largo etecé que ya profundicé en el taller y por supuesto puedo volver a desenredar en las consultas. Pero eso, maravilla de aspecto.

Además, febrero incluye la segunda conjunción entre Júpiter y Mercurio Retrógrado, que no está nada mal para los nativos y nativas mercuriales y que volverá a repetirse otra vez en marzo; siempre en grados más o menos parecidos y con positivas repercusiones en asuntos de transacciones, viajes, estudios, acuerdos, hermanos y demás… (Mercurio Retro mediante, recordadlo, pero una oportunidad única para planificaciones a largo plazo —por Saturno, regente de Acuario y señor del tiempo— y estudios y más estudios y nuevos medios e inspiración para generar ingresos).

Marzo, más allá de la buenísima conjunción de Mercurio ya directo con Júpiter, siempre en Acuario, claro, no propone aspectos tan relevantes. Sí os aviso que ya se trata de un Júpiter que va a una velocidad considerable y que en el mes se recorre desde el grado 16 al grado 22, o sea, son los acuarianos que cumplen entre el 3 y el 11 de su mes los que más trozo agarrarán de la tarta robotizada. Por supuesto, esto también es aplicable a quien tenga planetas personales por la zona o el Ascendente.

Más cosas. Abril tiene su punto y es que el Aries se lleva guay con Acuario y me atrevo a decir que con Júpiter también, por pertenecer a la triplicidad de fuego. El mes incluirá sextiles y trígonos muy positivos para quienes cumplan en el mes, esto es, los carneritos y carneritas del tercer decanato —del 11 al 19 de abril. O incluso un Aries en Ascendente.

Os dejo un par de fechas interesantes:

15.04.2021 Sol y Júpiter en sextil, de Aries a Acuario.

17.04.2021 Marte en trígono a Júpiter, desde Géminis a Acuario —siendo Marte regente de Aries. Y Mercurio en sextil a Júpiter —siendo ese Mercurio regente de Géminis. El combo es una maravilla para quien cumpla por la fecha —por supuesto, siempre en función del resto de la carta natal.

Mayo trae un par de tensiones y el anheladísimo ingreso de Júpiter en Piscis —al que ya le meteré mano en otro especial. Recordad que Júpiter en Piscis se domicilia, que es una especie de manera astrológica de decir que funciona de putísima madre y que puede traer todavía más regalitos y abundancia en estos tiempos malos para la lírica.

Recordaos también, que el tránsito de Júpiter por Piscis este año será muy pasajero: un par de mesesitos. El año clave —o, al menos, para no darle tanto bombo, el año de su tránsito completo— será el 2022.

 

Júpiter en Acuario 2020 — 2021. Reingreso de Júpiter en Acuario, retrogradación, despertar y más fechas claves.

Claro, puede suceder que muchos Acuario digan: «Hey, ¿qué pasa? ¿Dónde está mi Júpiter? Quiero un ratito más de él» y es comprensible porque a nadie le amarga un Júpiter y, a veces, con una sola pasada pues no nos enteramos.

Que sí, que sí, que se entiende…

Para ello toca aguantar ese par de meses y hasta el 29.07.2021 que es cuando Júpiter regresa a Acuario y vuelve a beneficiar a los nativos y nativas de muy al final del decanato. Aquí entra en juego un asunto clave en el análisis de una carta, el trabajo predictivo y, por supuesto, la comprensión de la Astrología. Me refiero al tema de los grados —que hasta mis amigos los escépticos lo conocen o mis familiares en sus breves consultas telefónicas de soslayo. Veréis: todo signo cuenta con treinta graditos y nuestros planetas se reparten por ahí según el momento del nacimiento.

 

No todos los Acuario vivirán este tránsito de Júpiter de la misma manera. La importancia de los grados.

No todos los Acuario vivirán este tránsito de Júpiter de la misma manera. La importancia de los grados.

 

Así, no es lo mismo ser un Acuario del 19 de enero —que tendrá el Sol en el grado 0— que un Acuario del 14 de febrero —con el Sol en el grado 25. Como veis, se trata del mismo planeta, del mismo signo pero de posiciones distintas. Esto es lo que nos permite a los astrólogos, por ejemplo, afinar en las predicciones y lo que hace que, siguiendo con otro ejemplo, no todos los nativos y nativas de un mismo signo vivan los mismos cambios al unísono.

Por supuesto, la cosa se complica con un montón de técnicas, factores y otros elementos en la carta pero ahí queda esta breve disertación. Todo viene a cuento para resaltar que, cuando Júpiter regrese a Acuario a finales de julio, sólo repartirá sus bondades hasta el grado 22, que para los mortales viene a decir algo así como que «si eres Acuario del 27 de enero, te dan por saco; o al menos a tu Sol ya no lo mira ni el Tato«.

Pero continuemos con nuestras fechas. Julio y agosto traen sus desafíos —o lo que es lo mismo, sus oposiciones— y me resultan un periodo clave para unos pocos de Acuario y de Leos; quizá pudiéramos extenderlo al  resto de signos fijos, ¿quién sabe?

Júpiter anda retrógrado, con lo cual, será buena fecha para repasar los asuntos que representa: desde leyes, viajes largos, abundancia, dinero, hijos, espiritualidad y toda la mandanga. Además, será un momento donde habría que actuar con una confianza un poquito más recatada y bajar a tierra o no creernos que es oro todo lo que reluce.

A eso además, le añadiremos tres oposiciones: la de Marte, la de Mercurio y la del Sol —repartidísimas, como digo, entre finales de julio y agosto.

Septiembre mejora con trígonos lindos de Mercurio y Venus:

6.09.2021 Venus en trígono a Júpiter, de Libra a Acuario. Un Venus domiciliado, un aspecto armónico, los dos benéficos involucrados. ¿Qué más se puede pedir? Bueno se podría pedir que Júpiter estuviera directo, pero es lo que hay. Grado 25, por el culo tralará.

21.09.2021 Mercurio en Libra en trígono a Júpiter en Acuario. Primero de los trígonos de Acuario a Libra, pues este año Mercurio retrograda todo el tiempo en signos de aire, mis queridos y queridas.

Octubre presenta sus más y sus menos porque Marte transita Libra —que no nos hace tanta gracia. Hay un trígono entre el Sol y Júpiter —con una recepción muy cutre pero que sigue molando—, un segundo aspecto entre Mercurio y Júpiter —con tanto Júpiter y Libra lo mismo es un mes donde se remueven, revisan, reajustan temas legales.

Además, conviene destacar:

18.10.2021 Júpiter despierta en Acuario en el grado 22. ¿Qué planetita tienes por ahí? ¿Qué otros planetas aspecta en tu carta? Además, con el planeta ya directo, todos los aprendizajes, bondades, favores de Júpiter recuperarán energía y se pondrán en marcha y ¡a tope Vicentín! Si con este último paseíto, Júpiter no te deja ni un regalito, entonces te va a tocar aguardar otros doce años hasta que regrese a la zona. Apúrate y sal al recreo.

28.10.2021 Mi aspecto favorito del mes: Venus en Sagi en sextil a Júpiter en Acuario. Me lo quedo, me lo compro, no lo suelto hasta que estire la pata. Grado 22 todavía.

El resto será ir tirando millas. Habrá el último trígono en aire desde Mercurio a Júpiter, esta vez ya directos ambos, maravilla también —sobre todo, se me ocurre, para los muy geminianos y los que tengan Géminis en el Ascendente. Tensiones en noviembre con los planetas personales en Escorpio y una cuadratura decreciente entre Marte y Júpiter ya en diciembre.

Además, los sagitarianos y sagitarianas que cumplan por la fecha andarán de enhorabuena —o de mejor enhorabuena en cualquier caso que el año pasado y siempre que la cuadratura de Marte en Escorpio lo permita— pues cumplen ya con un Júpiter directo, peregrino, más generoso que en el 2020 y ¡hasta con Marte en Sagitario a partir del 14 de diciembre!

Esto me invita a prever un 2022 bien positivo para esos Sagis que cumplan a finales de su signo.

Finalmente, el 29.12.2021 Júpiter ingresará en Piscis. Pero de nuevo, eso es tema de otro artículo.

Y ahora con las predicciones basadas en vuestro Ascendente.

 

Júpiter en Acuario 2020 — 2021. Las predicciones o esa manera ingrata de simplifica la Astrología. 

Claro, es que ponerte a hacer predicciones así al tuntún, aislando Júpiter, como si no formara parte de un todo, no hubiese otras planetas en la carta, no recibiera otros aspectos, esto y lo otro… pues eso: que menudo despropósito.

Pero bueno, creo que sí merece la pena echarle un vistazo a vuestra casa ocupada por Acuario y que —teóricamente— un poquito de ensanchamiento y protección recibirá. Me atrevo incluso a decir que buena parte de esto lo experimentaréis a partir del novilunio, novilunio de febrero y la conjunción de los benéficos del día 11. ¿Preparades?

Recordad, como siempre, que son predicciones basadas en el Ascendente y en un orden hipotético perfecto de casas. Buscad pues, vuestro Ascendente y eso es lo que os toca leer; pero puede resultar que lo tengáis a final de signo o que Acuario os ocupe varias casas.

Por eso, andad con cuidado. Además, por tema de aspectos y de regencias, os puede resultar útil información sobre el signo de vuestro Sol y de vuestra queridísima Luna.

Recordad de nuevo, que Júpiter no anda solo, sino que trae a Saturno muy cerquita. Por tanto, aparte de la expansión jupiterina debiera producirse un reajuste y ciertos asuntos restrictivos… y todo eso sin contar con el resto de aspectos. Pero mejor no me enrollo más y ahora sí…

Si tienes el Ascendente…

ARIES, como mi hermana y Karina y como Adela de mi barrio.

Lo bueno de ser Ascendente Aries, es que las casas os caen ordenadas. Kabaleb, el astrólogo cabalista, decía que este era el Ascendente ideal. Pero bueno, a lo que vamos: que este tránsito no os cae malo. Sobre todo si lo comparamos con los últimos dos años y medio y el paso de Saturno por Capricornio -ese sí que os pudo hacer pupa. Recordad, y va para todos y todas, que venimos de unos años con mucho peso en lo cardinal (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio) y que ahora la energía y los escenarios se desplazan a la zona fija (Tauro, Leo, Escorpio y Acuario). Me atrevo por tanto a decir de que tenéis un añito chachi.

Ahora, con Júpiter por vuestra casa XI puede haber expansión de amigos y amigas, de grupos, de proyectos, de mayor remuneración en vuestro trabajo, incluso de sueños que se moneticen, amigos y amigas que os protegen, que tienen hijos, que actúan como angelitos de la guarda, os invitan a visitarlos, y al final el año entero de proyectito, viajecito, grupito de yoga y ONG.

Felicidades, porque es tránsito de verdad lindo y en sextil al Ascendente.

TAURO, como Susana Mujer, Debodinero y Thiago.

Chicos y chicas; chicas y chicos. Algunos de vosotros ya lleváis una temporada de cambios drásticos y bamboleo, bambolea, porque mi vida yo la quiero vivir así.

La cosa continúa. Lo bueno es que Júpiter por la X, casa de la profesión y de la imagen social, actúa muy bien y te renuevan el contrato, o te dan un mejor cargo o te sientes bendecido o bendecida allá donde curres o quieras currar. ¿Quién sabe si no te toca formarte en algo durante tu curro y tan felices? Ojito que la X puede ser la madre o, por derivadas, los suegros o el lugar de origen de tu pareja. Algo así como que tu pareja se compra un terrenito allá en su pueblo natal.

GÉMINIS, como Danielita, Miguelito Cuki y Mónica.

No está mal Júpiter por la IX; es más, está divino —pues para eso es casa de dios o de diosa o de dioses, aquí como queráis.

Empollar, estudiar, espiritualidad, un cuñado que cobre relevancia. Un viaje iniciático. Un final de la profesión. Un buscar una nueva carrera. Un decir: esto ya no me interesa, quiero dejarlo, me creo Julia Roberts en esa película que nunca vi que se la pasa viajando, follando, comiendo, meditando.

A ver, Géminis, que este 2020 Venus retrograda en vuestro signo y encima tenéis temporada de eclipse, así que telita. Pero claro, este artículo va sobre Saturno en Acuario.

CÁNCER, como IlikeIloveIchliebe, Kikerl y Sandrita Wahe Gurú.

De nuevo, lo mismo que a Aries —que lo peor ya pasó. Eso sí, Júpiter pasa por la VIII, esa casa un poco particular.

Tema de herencias, el dinero de la pareja, el coche de tu chico o tu chica, los ingresos y gastos de tu socio o socia, esa cosita que compráis a medias. Rara es la casa VIII. Si no fuera porque Saturno anda por allá, os vaticinaría aumento de ingresos —por eso de que la VIII rebota en la II— pero ya os dije que predecir es un poquito más complicado.

LEO, como Norbert y Brujita.

Como signos fijos, vosotros y vosotras tenéis un año muy fuerte. No como algo chungo, sino como un año relevante.

Tendréis, sobre todo por febrero, una pelotera en la casa VII que debiera manifestarse en asuntos de pareja, socios, muchos, muchos, muchos contactos, gente que llega o gente que se va, gente que os quiere o gente que no os quiere. A fin de cuentas, es casa del otro o de la otra, del enemigo y la enemiga, de la marida o el mujero.

Ya me contaréis.

VIRGO, como el Shato, Nago y Piqueta.

Queridos, queridas, queridísimxs. Vosotros ya con ser Virgo tenéis bastante -y es que mira que es cruz nacer con esta energía o con la de vuestro opuesto, Piscis: mucho karma, mucha autocrítica, mucha lupa para descubrir dónde todavía queda polvo por limpiar.

Lo bueno es que este tránsito a vosotros os afecta por quincucio -que es lo mismo que decir que os la repampinfla. Por otro lado, os transita vuestra casa VI con la que guardáis ciertas analogías y esto puede animaros, aún más, a ordenar vuestras rutinas, tirar trastos viejos, adoptar un papagayo fucsia y discapacitado y meteros con minucia y obsesión en dietas veganas, conscientes, alienígenas u paleo-cosmic-lucid-hedonid-virgo-frígidas.

Júpiter puede ayudaros en ese pasito a ese cambio de costumbres que andáis buscando dentro de vuestro afán sempiterno de automejoraros. ¿Meditar cada mañana? ¿Por qué no? ¿Método Winhof y duchita de agua helada? ¡Yeah! ¿Ayuno uraniano? ¡Todo vale!

 

Saturno en Acuario 2020 -2023. Y mucha astrología seria y revisada.

Júpiter en Acuario 2020 — 2021. ¿Y por qué casa te transita? ¿Dónde tienes el Ascendente?

 

LIBRA, como Go-go-go-gordi y Peludita/Peludona.

Tanto a Go-go-go-gordi como a Peludita/Peludona les tengo un montón de cariño y me alegro, mucho, mucho, de que Saturno por fin deje de daros la tabarra por Capricornio y por vuestra casa IV. De hecho, Go-go-go-gordi lleva muchos meses de reformas, derriba muros y albañilería en su casa. Bien, pues eso se acabó.

Es eso que he dicho a los signos cardinales, este año pinta mucho mejor.

Además, Júpiter por vuestra casa V mola tela: los hijos, los hobbies, los alumnos, las vacaciones, incluso un padre o una madre que gana más dinero y quién sabe si os regala algo o se lo regala a sus nietos —o sea— vuestros hijos.

Disfrutad este tránsito, buscad un nuevo lugar para las vacaciones; un nuevo pasatiempo, todas esas cosas. Traed una nueva criatura al mundo: en forma de bebé o de vídeo performance, pero se trata de que sacad la creatividad fuera y de beber, drogarse y fornicar mucho.

Sois además, de los más beneficiados por la conjunción del 11 de febrero. Yeah.

ESCORPIO, como Valen y Ale y como Miri que no suelta el trapecio y como Flo tan rubio y sexy.

Chicos y chicas de Ascendente Escorpio, este año trae sus desafíos: mudanzas, cambios en lo doméstico, el lugar de origen o de retorno que no termina de estabilizarse.

Es verdad que Júpiter por sí solo también permitirá en algún momento —o debiera ayudaros— a que el nido o la casa se amplíe, se mejore, o a cierta reconexión y paz con ese sitio del que venimos, raíces o incluso la compra de un bien inmueble con reformas incluidas —de nuevo Saturno.

SAGITARIO, como Gordito y el que escribe estas líneas.

Ay, qué bien ser Sagi —sobre todo si se compara con el drama escorpiano, con la pesadumbre de Capricornio, con tanta gana de llegar la contraria de parte de Acuario.

Obvia decir que, el hecho de que Júpiter deje de estar en mal estado cósmico, ya beneficia de manera indirecta a los Centauros y Centauras —y también a los Piscis; o sea, que muy bien.

De hecho, me atrevo a decir que los Ascendentes Sagis serán de los más beneficiados de este tránsito —y de nuevo, recordad que se trata de predicciones muy básicas y que realmente todo merece ser estudiado con lupita.

Pero bueno, Júpiter por la casa III —con Saturno también por allá— y lo mismo hay ganas de viajar, de apuntarse a cursillos, de monetizar nuestro conocimiento singular y raruno. Chachi piruli. Visitas de hermanos o hermanas. Un sobrino o una sobrina que nace.

CAPRICORNIO, como Noe y Ágata Smelly.

A ver, a Capri le viene muy bien el tránsito de Júpiter por la II, ya que esta es su casa por orden cadeo —y no viene a cuento detallar todo esto ahora.

En cualquier caso, casa II y siempre que Saturno lo permita, debiera incrementar vuestras ganancias. De hecho, año de ingresos y gastos; no cabe duda. A un nivel más psicológico o íntimo podría ser un momento de calibrar nuestros valores y lo que no sirva pues lo vendemos en un mercadillo de segunda mano.

Bien, en este caso, queridos, con Saturno en vuestra casa II os va a tocar reevaluar asuntos económicos: quizás os volvéis todavía más rácanos y prudentes; quizá invertís en algo gordo y grande y sabroso; de pronto os compráis un coche viejo y azul eléctrico o esa furgoneta cósmica setentera que siempre habías anhelado.

ACUARIO, como Inesita y Aloha.

En realidad sería muy interesante a quienes tengáis este Ascendente que comprobéis en qué grado os cae. En realidad, esto vale para todos los Ascendentes y para los planetas y las casas y la mandanga; pero como este artículo va de Júpiter por Acuario y, en este caso, hablamos de vosotros, pues con más motivo.

De nuevo, habrá Ascendentes Acuario que se beneficiarán mejor de este tránsito con sus idas y venidas y otros que dirán que pasó sin pena de gloria. Cosas del cosmos —y cosas de vuestra carta.

En cualquier caso, siendo el Ascendente una de las zonas más sensibles de la carta y siendo Júpiter el benéfico mayor, podríamos concluir que —si no fuera por el resto de planetas en el cielo— ¡estáis de enhorabuena!

Paz, confianza, dinerito, ganitas de emprender, planes en el futuro, sentimiento de justicia y hasta uno kilitos de más gracias a este paso. Repito —dependerá de muchos factores pero muchos, muchas y muches seguro que le sacáis mega partido.

PISCIS, como Manoli y Gracita.

De nuevo, eso que cuento sobre Acuario —y también un poquito de lo Sagi: sería interesante ver por dónde os cae ese Ascendente y, en cualquier caso, ahora que Júpiter no anda de capa caída quizá, sólo quizá, notéis un poquito más sus beneficios.

Está claro que vuestro año es el que viene, el 2022, pero entre tanto, con Júpiter por XII pueden aumentar las premoniciones, los sueños mágicos, las ganitas de dormir, el retiro voluntario, las visitas a hospitales y lugares aislados o el gusto por la el caballo, la metadona y las ceremonias de yagé. Vamos, que el entrecejo va a tener ganas de caña.

Eso o ayudar a los otros. O sumergirse en terapias. O en vidas prenatales. ¿De acuerdo?

***

Y ahora sí que me planto en este segundo especial kilométrico sobre Júpiter en Acuario 2021 —  2021, con fechas, predicciones, mucha guasa pero también, espero, mucho conocimiento.

El resto, lo de siempre, que trillones de gracias, que podéis seguirme por aquí y por allá, o lo que es lo mismo, por  facebooktwitter, instagram y youtube.

Además, sabéis que podéis encargarme un coaching astrológico que me salen divinos y apuntaros a mis megatalleres que me salen divinos también (aquí tenéis unas pocas de reseñas geniales para quien quiera bichearme).

El resto por las redes, en las consultas, en los talleres y, por supuesto, por telepatía.

Gracias, gracias, gracias. Danke schön.

Emilio

Imagen de Peter Fischer en Pixabay

Imagen de StockSnap en Pixabay

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 ideas sobre “Júpiter en Acuario 2020 — 2021. El otro especial

  • José Eugenio

    Hola. Yo tengo a la luna en el grado 17,47 de acuario regente de mi casa 9 y la cúspide de la casa 8 en geminis en el grado 12,24.Que tal los días 11 12 de febrero de 2021?Gracias.

    • Mochilastrológica Autor

      Chico, preguntando así… Una carta es un poquito más complicada de de ver y analizar así al voleo. En cualquier caso, tu Luna es protagonista por las fechas y por todo el año me atrevo a decir.

  • eugenio

    Tenía previsto quedar con una mujer el día de mi cumple (11/02), descendente grado 11, venus grado 7, mercurio grado 13… en acuario y ese pedazo tránsito. Supongo que algo pasará 🙂 Tiene que pasar.

  • Livia

    Hola Emi!! Que hermoso reporte! Sorprendida y emocionada porque soy Libra ascendente Geminis.. imaginate!! Mi pareja es Geminis.. Asi que voy a intentar disfrutar mucho todos tus pronosticos durante este 2021.
    Ya te encargare un informe personal!

    • Mochilastrológica Autor

      Sí, los signos de Aire —Saturno y Géminis anda de enhorabuena. Piensa además que con el Ascendente en Géminis, vas a vivir todo el tema de eclipses por allí por tu eje 1 y 7.