Acuario, el utópico astronauta del zodiaco


¡Qué admirable!

El destello del rayo

no piensa en la brevedad de la vida

(Bashō)

Es curioso cómo muchas personas, cuando se menciona a Acuario, lo asocian con el elemento agua. Motivos no faltan. Pareciera que todo el arquetipo girase en torno a este líquido: el nombre, la figura que lo representa e incluso su glifo, esas dos rayitas en zig-zag que asemejan ondas marinas.

Sin embargo Acuario es un signo que pertenece a la tríada de aire, es decir de naturaleza mental. Entonces, ¿a qué tanta agua por aquí dando vueltas? ¿Será que oculta también aspectos de índole emocional? O si no ¿qué es lo que vierte el Aguador de su ánfora?

Estas pequeñas confusiones ya desde el principio nos adelantan la complejidad del arquetipo acuariano. Pareciera como si, a medida que avanzamos en el horóscopo, la red de significados se ampliase y se volviera más tupida y profunda. Los matices se disparan y, dentro de esta inclusión, reina cierto caos. Cuando lleguemos a Piscis el embrollo alcanzará su máxima expresión. Piscis constituye el infinito océano de las posibilidades y, como tal, abarca absolutamente todo.

Pero de momento, centrémonos tan sólo en Acuario, el penúltimo signo del zodíaco. Para comprenderlo se nos va a exigir la confianza ciega y la valentía necesarias para saltar al vacío. Preparad vuestras mentes y abridlas como un paracaídas. Ha llegado el Aguador.

Breve clase de Astrología sobre Acuario

Como mencionamos en la intro, Acuario es un signo de aire. Recordad que en Astrología, el aire representa al pensamiento así como a la capacidad para comunicar, socializar e inventar. Acuario además pertenece a la polaridad masculina y es de cualidad fija. En conjunto tenemos a un individuo que actúa fuertemente motivado por sus ideales y pensamientos, los cuales necesita compartir en sociedad.

En general, los ideales acuarianos apuntan a un bien común. A Acuario le interesa el progreso y aspira a un mundo utópico de justicia e igualdad. No obstante, debido a su fijeza, puede obstinarse más de la cuenta y no ceder en sus ideas. Existe una delgada línea entre el Acuario altruista y el dogmático cascarrabias e intolerante.

De acuerdo con el orden del zodiaco, Capricornio precede a Acuario. Fijaos que en Capricornio el individuo asimila las normas de la sociedad para jugarlas a la perfección. Como punto más alto del mandala representa la pureza del diamante, los límites, la estructura, la cumbre de la última montaña. Pareciera que más allá de Capricornio no existiese nada. Pero existe y se llama Acuario.

Si con Capricornio había que pintar sin salirse del recuadro, con Acuario pincel, lienzo y todas las normas explosionan en el aire. Acuario dinamita las formas y las reglas. De esta destrucción y el caos consecuente nacerá un nuevo orden. Por eso a Acuario se le asocia con la innovación, la anarquía y hasta con el Carnaval, esa festividad de febrero en la que uno se disfraza y, por varios días, las convenciones se rompen.    

El Loco, según el Tarot del Fuego. Este Arcano está muy relacionado con Acuario.

Siguiendo con la rueda del zodiaco, opuesto a Acuario encontramos a Leo. Leo es el signo más egoico del horóscopo: necesita seguir sus impulsos, destacar y ser reconocido por su única y genuina individualidad. Acuario, por su parte, pareciera que subordinase sus necesidades en beneficio colectivo. Sin embargo, también puede pecar de egocéntrico y o sí o sí se las apaña para llamar la atención y convertirse en el diferente del grupo. Vamos a encontrar en Acuario cierta excentricidad que puede nacer espontánea o resultar un subterfugio de sus deseos solapados por hacerse notar.

Para complicarnos más la faena, Acuario posee dos planetas regentes. Su antiguo regente, Saturno, representa al viejo serio y cascarrabias y otorga al nativo racionalidad, disciplina y precisión indispensables para el trabajo científico. Urano, por su parte, como nuevo regente, se relaciona con la revolución, la tecnología y los cambios drásticos. A menudo, la energía de un planeta gobierna a la otra y es fácil distinguir si uno está ante el Acuario metódico o ante el vanguardista y polémico. También se dan los casos donde ambas energías se mezclan o el individuo atraviesa ciclos dominados por uno u otro planeta.

Mitología y representaciones de Acuario

Entre los mitos más importantes de Acuario se encuentra el de Ganimedes. Este joven era hijo del rey Tros y uno de los mortales más bellos sobre el planeta. Tanto era su atractivo que Zeus, enamorado de él, se transformó en águila, lo raptó y subió al Monte Olimpo. Allí le dio mucho amor y lo convirtió en el copero divino.

Otro mito interesante lo relaciona con Prometeo, el Titán protector y benefactor de la civilización humana. Prometeo engañó a Zeus y se atrevió incluso a robarle el fuego a los dioses para que la humanidad pudiera calentarse. Entonces Zeus se cabreó, lo encadenó a una roca y envió a un águila para que le devorara el hígado. Finalmente, Hércules pudo salvarlo.

Ambas historias nos ayudan a profundizar en la personalidad acuariana: se trata de un signo atractivo, rebelde, que desafía normas y se conecta con la divinidad. Acuario quizá sea el signo más inteligente del zodiaco. Pone su lucidez al servicio de la humanidad y, a menudo, como en el mito, se le castiga por ello; por eso algunos Acuario sufren el rechazo de los que le rodean. Menospreciados se sienten como el patito feo y pueden atravesar largos periodos de apatía y depresión. A este arquetipo, además, se le relaciona con la homosexualidad y las relaciones abiertas donde se entra, sale y de oca en oca y tiro porque me toca.

Fijaos que en el zoológico del horóscopo hemos pasado por cabras, leones, cangrejos, toros… A Acuario, sin embargo, se le representa como a un hombre con un cántaro. Se trata de una figura humana lo cual destaca su marcada evolución. Se dice que de su jarrón vierte una mezcla de agua y aire, conocimiento puro, energía que debe llegar a todas partes y que no puede dejar de fluir. Por eso una afirmación que define a Acuario es Yo difundo.

El glifo de Acuario: ¿ondas marinas o telepáticas?

Respecto al glifo acuariano, bien podría simbolizar a las olas de mar aunque algunos afirman que se trata de ondas electromagnéticas o de pensamiento. De hecho, Acuario parece casi telepático. Y no es que lea las mentes -no es ningún médium como en el caso de Piscis- pero su cabeza procesa a tal velocidad que le permite analizar todas las posibilidades y adelantarse a las palabras o hechos de los demás. Corre tanto que se adelanta incluso a su tiempo: de ahí la creatividad visionaria y su fama de locos o geniales inventores.

Acuario: libertad, grupos, objetividad y amigos

Acuario suele ser poco materialista y bastante desapegado. Sólo se aferra a sus ideas, en especial a su defensa de la libertad. Necesita independencia y movilidad para correr en pos de sus ideales y abstracciones.

Sin embargo, a pesar de su imagen rebelde y autosuficiente no podemos olvidar que se trata de un signo muy social y precisa vincularse con los otros. Para ello, Acuario recurre a los grupos: se apunta a yoga, a un club de ajedrez, a los boyscouts o a tocar la pandereta. Se enrola en asociaciones que compartan su utopía de un mundo mejor, de ahí que al arquetipo se le relacione con la ecología, el veganismo, la nueva espiritualidad y el trabajo en ONGs.

Acuario detesta las jerarquías y se mueve muy bien en organizaciones horizontales, donde cada uno de sus miembros posee igual importancia. Le interesan las minorías y puede alternar en grupos muy diferentes -y muy friquis- que a simple vista no tengan nada en común. Así se las apaña para participar con tremenda convicción en todas estas asociaciones sin llegar pertenecer a ninguna. Participar, que no pertenecer, sería otro lema acuariano.

De manera que nuestro Acuario se pasa la vida teorizando: más que vivir la vida, la piensa. Su mente ágil y tolerante corre tras cualquier concepto novedoso y fuera de lo común. Le encanta internet, la ciencia ficción, las terapias alternativas… Es gracias a Acuario que el mundo progresa y supera los límites capricornianos. Siempre mira hacia adelante.

Por supuesto, no todo es genial en el arquetipo. En el terreno emocional los Acuario se atascan más de la cuenta. Les cuesta empatizar con los sentimientos del prójimo, se vuelven pedantes e incluso rechazan las muestras de afecto al considerarlas señal de debilidad. A veces, sin embargo, se enganchan a la idea del amor y podréis encontrar a acuarianos muy románticos y sensibles. Eso sí: ni celos, ni crímenes pasionales, ni peleas escandalosas… En situaciones donde casi todo el mundo ya ha perdido los estribos, el frío y objetivo Acuario mantiene la calma, lo que es una bendición.

Por último destacar que a Acuario se le considera el signo de la amistad, esa relación no impuesta en la que uno participa con apertura, libertad y mucho más desapego que, por ejemplo, con la familia o la pareja. Como buen amiguero, Acuario trata a su círculo con transparencia y generosidad.

Acuario necesita estar en grupos y valora la amistad

El significado de los planetas en Acuario

En toda carta natal, cualquier planeta situado en Acuario así como la casa que ocupe Urano van a mostrar muchas de las características mencionadas en este artículo. Nos indicarán el área de la vida donde abundarán los imprevistos. Donde deberemos actuar con desapego, abrirnos a los cambios y, en palabras de Rimbaud, ser absolutamente modernos. Será la zona más rebelde y original de nuestra carta.

El Sol en Acuario, según los aspectos que reciba, manifestará con naturalidad todos estos atributos y tendrá sí o sí su toque vanguardista, intelectual e independiente. En el caso del Ascendente, hasta que la energía se integre se puede sufrir de incomprensión por parte de los otros, sentir que no se encaja en ningún sitio o que los imprevistos impiden el logro de metas.

De la Luna en Acuario ya hemos hablado a menudo: esta Luna eléctrica y original detesta la monotonía, encuentra refugio en la novedad continua y se le dificulta conectar con las emociones. Mercurio se encuentra muy bien en el signo del Aguador: le sobra la creatividad y la inventiva y hace al nativo un gran comunicador de conceptos. Con Venus se prefiere el amor a la amistad, le cuesta comprometerse y seduce con el cerebro. Marte es un inventor nato, acumula nerviosismo pero no dispone de tanta energía física.

Júpiter en Acuario me encanta: ama la libertad y ayuda a que los demás la consigan. Saturno está muy bien situado, le quita a Acuario la rebeldía gratuita, lo baja a tierra y afina su inteligencia. También Urano vibra en sintonía con el Aguador. Los nativos con esta posición están llamados a cambios violentos, muchas manifestaciones y activismo con fines humanitarios.

Neptuno transitó Acuario desde 1998 hasta el 2012, reciclando la espiritualidad y poniendo de moda esa mezcla de ciencia y misticisimo a lo Punset. En el 2023 y por alrededor de dos décadas Plutón atravesará Acuario. Todavía faltan unos pocos de años. Como Plutón pone arriba lo que estaba abajo y saca trapos sucios a la luz, quizá sea un periodo de mucho revuelo científico y de pandemias relacionadas con la tecnología. Habrá que esperarse.

Entre las profesiones acuarianas destacan las de programador, astronauta, matemático, físico, astrólogo y ajedrecista. A su energía se la asocia con los manicomios, el espacio, los robots, las cumbres nevadas, las aves exóticas, el viento muy frío, el cuarzo, las tormentas eléctricas, internet, los tornados, los calambrazos y las varices. En el cuerpo rige a los tobillos y a las pantorrillas. Suele darle al nativo piernas muy largas, párpados caídos, labios finos y orejas de elfo. Es que Acuario es muy extraterrestre.

Julio Verne y sus novelas premonitarias, Charles Darwin con su teoría evolucionista o Jodorowski y su psicomagia son algunos acuarianos muy representativos. Tenemos muchos más: Bob Marley, Paul Auster, Virginia Woolf, Thomas Edison, Ken Wilber, Mozart, Joaquín Sabina… todos Acuario. También Shakira, Piqué y hasta uno de sus hijos. Y Cristiano Ronaldo y Michael Jordan y Felipito VI de España.

Y ya sí que me despido. Como siempre, os animo a colaborar aquí abajo. A aportar vuestras experiencias y opiniones sobre este estupendo y complejo signo. Y a bailar con esta famosa canción. Anda, anda, que seguro os la sabéis…

Mil gracias por leer y hasta muy pronto,

Emilio P. Millán

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook47Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!

7 ideas sobre “Acuario, el utópico astronauta del zodiaco

    • Mochilastrológica Autor

      Querida del Alma, qué gusto que visites mi página con tu Venus casi en Tauro pero más en Géminis Y retrógrado Y en casa kármika. Cierto que tu Júpiter en Acuario bien situado en casa sucedente te regala romances y creatividad futurista. Por es copa de vino etérea. ¡Chin-chín!

  • Luisina

    Hola Emilio! Otra vez comentando tus publicaciones..es que esta realmente me fascinó..muy completa y me sentí tan identificada..
    Con mi ascendente y luna en acuario en conjunción al nodo norte, Urano en casa 11, me siento mucho más Acuariana q libriana (mi sol) en muchos aspectos..
    Senti que me hablabas..jaja..y en efecto si, voy a grupos de prácticas de yoga, clases de astrología, vegetariana.. y siempre digo que no puedo pertenecer a ningún grupo, ni religión ni tengo ideología política .. no me gusta decir soy “x” o pertenezco a tal o cual cosa.. de hecho siempre digo que las divisiones crean conflictos y por esto no me apEgo a nada..
    Que increíble.. lo de las varices también,tengo tendencia…
    Gracias miles!!! Beso grande 🙂

    • Mochilastrológica Autor

      Uff, es que con Ascendente, Luna y Nodo Norte hay mucha carga acuariana. Habría que bajar un poco a tierra tanta abstracción e incluso compensar con el elemento agua. Aparte, mira donde tienes a Venus -ya que el Sol anda en Libra- y ya tienes a los puntos más importantes de tu carta.

      Muchas gracias a ti por comentar. Siempre bienvenida!

      • Luisina

        Venus en Sagitario en casa 11.. el único fueguito de mi carta..😫
        El tener el sol al lado de marte en casa 9 y Venus en sagitario me acerca un poco a la energía de este signo? Porque de hecho me gusta mucho incursionar en los temas de ese signo y me caen super bien los Sagi!!!!

        • Mochilastrológica Autor

          Sí es el único fuego de tu carta y como regente de tu Sol, es un Venus con mucha responsabilidad así que hay que tratarlo bien. Sol y Marte en Casa 9 también tratan asuntos sagitarianos, es decir: el extranjero, la filosofía, la expansión… Puede ser que te cueste concretar con tanto aire en la carta y con esa casa 9 potente, que es casa un tanto abstracta. hay que viajar y no dejar de estudiar nunca!