Estrenamos año y década, pero no en todos los calendarios

Boletín Astrológico: del 30 de diciembre al 5 de enero 2020


Venga, vamos a darle duro al Boletín que se nos acaba el año y la década —y ojo, que no sucede así en todo el mundo. Hay muchos más calendarios que el gregoriano y a un buen porrón de culturas esta Nochevieja y año nuevo se la repampinflan.

En cualquier caso, me vine a Málaga a ver a la familia, a disfrutar del solete y tomarme las doce uvas. Sabéis que disfruto analizando lo que me rodea desde un prisma astrológico. Me la paso confirmando mis predicciones. Y esta semana de eclipse en Capricornio he visto redadas policiales, rodillas flojas, orzuelos, insomnio, décimas de fiebre e indigestiones. Un Saturno y Plutón por casa 4 haciendo obras descomunales en un chalet. (Saturno rige la piedra y los muros, recordadlo). Amigos con el Sol o el Ascendente en Tauro alocados. Arianos del primer decanato a los que ya se les pasó lo peor.

En fin, Astrología por todos las esquinas y mucho pescaíto frito.

La semana que estrenamos, y el año, y la década que estrenamos, viene suavita. No deja de ser un periodo sandwich, esto es, que se da entre dos eclipses y eso siempre arma un poco de revuelo. Pero no es para tanto. Lo repito entre los que conocen, lo repito en las consultas, lo repito aquí en el Boletín: vivimos una media de seis eclipses al año, Saturno siempre estuvo ahí, Plutón también y cada uno de los aspectos que aquí se detallan sólo me sirven de excusa para que aprendáis Astrología, para que entendáis que existe cierto orden ahí arriba; pero de verdad que ni el eclipse te os a causar la mega desgracia ni la conjunción de Júpiter en Capricornio os regalará el premio gordo de El Niño. ¡Se tienen que dar muchos más factores! ¡Cada carta es un mundo! Y si queréis saber más, pues entonces me encargáis un coaching astrológico. Pero dejaos de miedos y pompas de jabón. La vida se vive momento a momento.

Por cierto que lancé una oferta navideña, unas lecturas de 45 minutos por 40 papas y está funcionando a las mil maravillas. Se acaba el 31 de diciembre a las 23.59. Que año nuevo, vida nueva. Tenéis más información en FB y, si no, contactadme por privado.

Y ahora sí, empecemos. Y lo hacemos el lunes 30 con una Luna en Piscis, lunita sensible pero linda para despedir el año pues andará por allí hasta que entremos en el 2020 y con aspectos agradables a la pelotera en Capricornio.

El lunes 30, además, Mercurio desde Capricornio le dibuja un trígono a Urano en Tauro. Mercurio anda activo esta semana, recién ingresado y Capri, y con buenas noticias y ajetreo para estos nativos, sobre todo los del primer decanato:  aquellos que cumplen del 22 al 31 de diciembre. Ideas innovadoras. Intuición. Comercio. Trueque.

Como Urano tiene ese punto un poco inconformista y de ruptura, quizá puede dar alguna que otra discusión un tanto inesperada —el aspecto sigue siendo armónico— o incluso la posibilidad de deshacernos de algún patrón mental —por Mercurio, que rige la mente. En cualquier caso, el trígono te dice algo así como: Piensa diferente.

Y mola porque el jueves 2 —con el cuarto creciente en Aries y cierta tensión post Nochevieja—  ese mismo Mercurio se unirá a Júpiter en el grado 7 de Capri. Es una conjunción también muy benéfica —en especial para las cabritas montesas— y trae buenas noticias, contacto con personas del extranjero, fe en los proyectos, una mente organizada, optimista y un pelín precavida. Recordad que Capricornio no es un signo de lanzar muchos cohetes. Pon a un Capricornio y a un Leo juntos y adivina quién se sube al escenario y quién se queda en una esquina refunfuñando porque le molesta el ruido y piensa que todos viven en el exceso….

Total, conjunción cojonuda que traerá —sí o sí— temas de vacaciones, de estudios, de proyectos profesionales para los Capri de este primer decanato. Ojo, os aviso también que el Nodo Sur anda cerca y que el Nodo Sur remueve y quita. Así que, quizá, dentro de todo este positivismo habrá que desprenderse de algo. Como que quizá algún detalle de ese plan, de esa agenda, de esa idea, de ese intercambio, nos deje con sabor agridulce.

Finalmente el viernes 3, Marte sale de Escorpio donde se ha pegado un par de meses activo y domiciliado e ingresa en Sagitario. Me mola este Marte, lo tiene mi sobrino, lo tiene mi colega Smelly que ahora anda por Bali y, si bien los antiguos dirían que se encuentra peregrino, funciona muy bien, como cualquier Marte en signo de fuego.

En general, buenas noticias para los Aries y los Leo, quizá también para los Sagi. Claro, pensad que Marte rige la fuerza, la energía, la ira, la voluntad, el impulso sexual. También los golpes, los martillazos, la pólvora, los cuchillos y las armas de fuego. A lo que voy es que para aquellos muy Sagi les llega ahora una etapa ajetreada, con ganas de hacer mil cosas, de comerse el mundo, que Sagi es inclusivo, a todo le dice que sí. Tened cuidado con los golpes, que sois un poco torpes y brutos. Y con el mal genio, que todo signo de fuego tiene su buena dosis de ego e ira. Buena etapa para practicar deporte, montar a caballo, hacer senderismo, montarse un viaje aventurero y acostarse con un sueco, una sueca o un perrito pequinés. Lo importante es que no sea de nuestra residencia habitual.

Hasta el 16 de febrero.

***

Por supuesto, como siempre, os doy las gracias por vuestros cachondeítos y guiños. También lo sabéis: podéis seguirme por las redes, por facebook, twitter, instagram y youtube. Recordad que la oferta navideña se acaba el 31. Pero que cualquier tiempo es bueno para hacerse una carta astral. De hecho, se me ocurre de pronto, que los Mercurio retro —en signos como Virgo, Escorpio o Acuario— también dan una capacidad de introspección cojonuda. 

Pero ya no hablo más. Feliz año. Feliz viaje,

Emilio P. Millán

(Foto. Fte: easttennessean.com)


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 30 de diciembre al 5 de enero 2020