Vida y muerte. Amor y regeneración. De Libra a Escorpio.

Boletín Astrológico: del 7 al 13 de octubre 2019


A ver. Normalmente dejo las noticias para el final del Boletín, pero estoy tan emocionado e impaciente que prefiero soltároslo todo al principio, de golpe. Son dos cositas: una, muy de andar por casa; la otra, notición.

En primer lugar, comentaros que he vuelto a las andadas por Youtube —por yutú, como me bromeaba una amiga por Facebook debido a mi acento sureño— y es que me propuse, a partir de ahora, colgaros un miniespecial por vídeo sobre los eventos astrológicos del mes, poca cosa, sólo una excusa para practicar ante las cámaras y así entender un pelín más sobre astrología y sobre el clima cósmico, el tono que colorea las próximas semanas. Por supuesto, obvia decir que seguiré redactando estos Boletines semanales pues me los disfruto mucho. Y también obvia decir que ojalá podáis aguantarme el vídeo, os animéis a comentarlo y a compartirlo. El enlace lo encontráis aquí.

En segundo lugar, la supernoticia. El próximo 23 y 24 de noviembre nos juntaremos en Madrid para un taller o workshop o congreso o jornada o vivencia, como queráis llamarlo. Lo organizo con la amiga y astróloga, Bárbara Mezo, que tiene un acento precioso, el Sol en Acuario y la Luna en Virgo. Por cierto que de eso hablaremos en este encuentro: del combo Sol-Luna, de cómo trabajarlo, identificar su potencial y bloqueos —esas temidas cuadraturas y oposiciones— y ajustarlo a la cualidad del tiempo actual, es decir, al movimiento planetario, a lo que sucede ahí arriba, a los llamados tránsitos y siempre basados en vuestra carta.

Va a estar a muy, muy buen precio y en un lugar bastante céntrico en Madrid —ya estamos ajustándolo todo. Además no hace falta tener grandes conocimientos de Astrología pero sí que sepáis vuestros datos de nacimiento o traigáis vuestra carta pues, como os digo, trabajaremos sobre ella. Y hasta aquí puedo leer: guardaos ya el finde, dejad al perro con la novia, al nieto con el portero, al marido o a la marida decorando la casa o que se vengan con vosotros. Queremos limitar las plazas para que sea un encuentro familiar. El resto, os lo cuento durante la semana.

Bffff… largas las noticias, ¿no? Pero es que supermerecía la pena.

Y ahora con el Boletín.

Pues la semana no hace sino mantener todo este clima, esta energía, estos temas que os he mencionado en el Boletín anterior y en el especial mensual: parejas, asociaciones, acuerdos… pero también discusiones, sombras, impaciencias, ¿y por qué soy yo el que siempre cede o siempre el que toma la iniciativa? ¿Y de verdad quiero compartir mi vida con esta persona? ¿Y de dónde sale esta fuerte atracción por alguien del pasado o por alguien que no es para nada mi tipo? Ea… y es que estamos en tiempos raros de Libra y Escorpio, y camino a una Luna Llena bien gorda. Sí, el plenilunio de este mes, el plenilunio de esta semana, nos pide que le aullemos al cielo bien fuerte. Porque de alguna manera tendrá que salir fuera toda esta mala leche y estas ganas de mambo.

Empezamos: lunes 7, Sol cuadrado a Saturno, desde Libra a Capricornio, por el grado 14. Si cumples por estos días, querido Libra, querida Libra —aquí me imagino a la Kuki descojonándose a mi costa— plantéate qué responsabilidades te han caído en los últimos meses, bloqueos, semillas plantadas a largo plazo, relaciones que se afianzan, pactos, asociaciones. Las cuadraturas de Saturno suelen ser duritas pero a veces uno se casa, se gradúa, monta una empresa, tiene que cuidar del padre o de la pareja… Como Libra rige a las parejas, a veces los aspectos que recibe los vivimos a través del otro: mi socio, mi novio, mi esposa, que son los que están agobiados y apurados y con la mochila demasiado cargada a cuestas.

Aparte, el lunes tenemos una oposición entre Mercurio y Urano, desde Escorpio a Tauro. Imprevistos en las comunicaciones, descubrimientos explosivos, teléfonos que funcionan de forma extraña y taxistas de huelga, que Urano siempre está rebelándose y a veces protesta por llevar la contraria. Grado 5.

Luego el martes 8 Venus sale de su domicilio, de Libra, para entrar en su destierro, Escorpio. Ya me he hartado de contaros esto de las regencias y dignidades, esto es, que hay planetas que funcionan mejor en algunos signos y peor en otros. Venus en Escorpio, de acuerdo a los antiguos, funciona regular y es que Venus es suavita, cede, se adapta, disfruta, y Escorpio pelea, no suelta, le encanta el melodrama y tener el control. Ojo, que hay gente con Venus en Escorpio muy sexy —muy, muy sexy—, muy fidedigna, muy encantadora. Lo que pasa que a veces puede dar cierto gusto por lo trágico, por lo intenso: como que si no hubiera dolor, si no hubiera un poquito de pasión cinematográfica, a lo Almodóvar, por ejemplo —que tiene la Luna y Venus en Escorpio— pues entonces, entonces no se considera amor.

Lo que os cuento también: Venus representa en la carta aquello que me da placer, por eso se le relaciona con las aficiones. Mucha gente con Venus en Escorpio se interesa por asuntos esotéricos, materias oscuras, Astrología, el mundo gótico o una sexualidad algo siniestra. Con todo, como Venus es un planeta benéfico —el benéfico menor que decían los antiguos— vendrá a endulzarle la vida a los nativos de Escorpio. Fijaos que Mercurio también ya anda por el signo del aguijón, por eso os conviene buscar qué casa os ocupa en la carta para poder un poco entender y hasta predecir qué posibles eventos os acompañarán estas próximas semanas. Venus andará por Escorpio hasta el 1 de noviembre.

Siguiendo con Venus, el sábado 12 le planta oposición a Urano en Tauro. Esto también os lo he comentado varias veces: Urano es separatista, independentista, divorcista —si es que existe la palabra—, contestón y caprichoso. Si Venus es nuestra forma de amar y de relacionarnos, cuando se enfrenta a Urano puede dar algún que otro portazo en casa, borrón y cuenta nueva, apaga y vámonos.

Y no pasa nada, es un aspecto del día, joder, no hay que tomarse estos Boletines a pies juntillas. Tenéis siempre que cotejarlo con vuestra carta, que cada carta es un mundo, que siempre os lo repito, y que si no os aclaráis del todo, pues encargadme una carta astral que las hago de maravilla.

Pero lo que sí pasa, y esto es lo importante, es que este Venus opuesto a Urano, ese aspecto del sábado, determina —y mucho— los efectos de la Luna Llena del domingo 13.

Sí, la Luna Llena del domingo, el plenilunio, plenilunio —y qué linda palabra, de verdad— enfrenta a la Luna en Aries con el Sol en Libra, en el grado 20. Ese grado, ya de entrada, está cargadito, porque Plutón —que acaba de despertar— también anda por ahí. Esto quiere decir, que Plutón está cuadrando tanto al Sol como a la Luna. Y vale que Júpiter desde Sagi también ronda el mismo grado, pero como Plutón es tan puñetero y está más alejado del Sol, pues se dice que pesa más, que tiene más relevancia sobre el evento.

No sólo eso. Para las lunaciones conviene mirar las regencias de las luminarias, esto es, dónde andan los planetas que rigen tanto al Sol como a la Luna. Y lo cierto es que ambos andan en mal estado cósmico: Marte anda por Libra y Venus anda por Escorpio y opuesto a Urano —de nuevo, el aspecto de este sábado 12.

Sé que esto es mucha teoría así de golpe, pero bueno, a lo que os interesa: que si bien los autores no siempre están de acuerdo sobre los efectos de las lunaciones —dos semanas, cuatro, y hasta seis meses— y si bien ningún novilunio ni plenilunio va a dar un giro brutal a vuestras vidas, la verdad es que esta Luna Llena es durita de narices y puede tambalear o acelerar y mucho asuntos de pareja. Algo habrá que ajustar y puede que, de entrada, tal ajuste no nos parezca agradable.

En fin: unos gritos bien dados y luego un larga follada reconciliadora y todos tan contentos. Pero en serio, si notáis que esta semana y la que viene estáis o vuestra pareja está un poco insoportable, intentad respirad un poco más profundo y canalizad todo esto con mucho tantra, meditación, sadomaso, yoga y sudokus.

Y eso fue.

***

Y cada vez me salen los Boletines más largos, pero ¿a ver quién lo hace más completo, didáctico y cachondo? A ver, ¿quién? El otro día también me decían en alguna red social que yo, abuela, no tenía. Supongo que a veces no está mal sacar a mi Aries de paseo…

Como siempre, gracias: por los mensajes, las consultas y los guiños. Ya más que sabéis que podéis seguirme por las redes, que le deis a los Likes, que me tenéis por facebook, twitter, instagram y youtube, que pienso volver a la carga con los vídeos, versprochen!. Ah, y que os suscribáis a la newsletter, así os llegan los boletines y el resto de artículos que voy subiendo. 

Nos vemos pronto, nos vemos en Madrid, guardaos el finde, el 23 y 24 de noviembre. Os seguiré informando al respecto.

Desde ya, recibid un fuerte abrazo telecosmimochilero.

Emilio P. Millán

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 7 al 13 de octubre 2019

  • Veronica

    La verdad que estoy curiosa con las movidas de mercurio y venus en oposición a urano pues en ese mismo grado esta mi Plutón escorpiano natal (mi venus escorpiana está en el grado 8) al que se acaba de oponer urano y sí he tenido movidas …justo en un momento en que Plutón cuadra mis nodos.

    • Mochilastrológica Autor

      Sí, sería interesante que vieras cómo se desarrolla este mes y el siguiente: porque te afectan no sólo estos tránsitos sino también las lunaciones de noviembre 😉