Marte en Tauro y telita marinera.

Boletín Astrológico: del 4 al 10 de enero del 2021


Nada, queridos, queridas, querides. Domingo. Domingo nevado en Berlín y aquí el boletín correspondiente para que os hagáis una idea de cómo se presenta la semana venidera. Una semana que tiene de particularidad la preparación para el novilunio, novilunio que se dará en la próxima así como un par de cambios planetarios bien relevantes —pero bien, bien, bien relevantes—: me refiero al de Marte pero también el de Mercurio y el de Venus. Casi nada.

En seguida os detallo el porqué. Pasemos al análisis.

Lo haremos prácticamente en la madrugada del lunes 4 al martes 5 con la conjunción de Mercurio y Plutón, ambos en Capricornio y en el grado 24. Este grado, esta zona cardinal, lleva toooodo el añito candente, así que un aspecto más, un aspecto menos, tampoco le va a suponer demasiado trajín. Aparte, Mercurio es de naturaleza neutra, esto es: no viene a jodernos la vida, más bien se adapta, a veces nos gasta una broma o nos cambia las cosas de sitio. Pero poco más.

Lo que pretendo subrayar es que se trata de una conjunción muy suavita. Quizá buena para la psicología, el estudio bien profundo, el descubrimiento de secretos, un conflicto con un hermano o un vecino, un alquimista que vive en el barrio, una notica escandalosa, una visita a una planta nuclear, una charla dolorosa pero sanadora con el terapeuta. Eso.

Digamos que habrá facilidad para poner la carne en el asador, las tripas y otras glándulas, sobre todo la pineal, y una intuición muy reforzada y en ocasiones obsesiva, controladora y hasta paranoica.

En realidad, al final esto serían las potencialidades predecibles para un nativo con este aspecto. Más difícil será que experimentéis toda esta mandanga a principio de semana. Pero con todo, el día invita a conversaciones y temas profundos —de hecho, así se sentirá buena parte de la semana, ya que la Luna también andará por Escorpio. Finalmente recordad que estos boletines son una excusa para hablar de Astrología y divertirnos y que siempre tenéis que bajar todo a vuestra carta.

Por otro lado, lo mismo algún purista podría reprocharme que ese Mercurio y Plutón todavía andan bajo una cuadratura bien abierta de Marte. Ok. Se lo puedo comprar. En ese caso: ojito también con las prisas, los desplazamientos, las palabras mal sonantes y alguna noticia un poco feúcha que involucre a jóvenes, a estudiantes o a taxistas.

El miércoles 6, coincidiendo con el cuarto menguante en Libra —grado 16, por si os apetece comprobarlo— tendremos un ingreso planetario al que hay prestarle cuidado en las próximas semanas. Meses, en realidad.

Me refiero al ingreso de Marte en Tauro. A ver: yo sé que a muchos, muchas y muches les encanta todo muy chachi pirulístico y es cierto que todo es posible y que una mente positiva ayuda y que cada planeta aporta su granito de arena en el círculo zodiacal. Pero también os digo que para hacer predicciones en condiciones tenéis que conocer los estados celestes de los planetas: esto es, si planeta y signo se llevan dabuti o no.

Y en el caso de Marte y Tauro, pues lo siento, querides, pero no hay tu tía. Vamos, que se llevan un poco regular. Esto no es nada del otro mundo mega dramático. No pasa nada. Cada dos añitos, más o menos, Marte pasa por Tauro y el mundo sigue girando. Pero una cosa es nacer con Marte en Tauro o que Marte transite por Tauro; y otra es que, además, ese Marte viva ciertas tensiones.

Y aquí es cuando la cosa se pone más peliaguda. Porque ese Marte en su periplo se unirá a Urano —en Tauro, claro, claro— y se cuadrará a Saturno —en Acuario. Por eso ya os vengo avisando que este año son los signos fijos los protagonistas.

Es verdad que, durante su viaje, al mismo tiempo que se dan las tensiones, viviremos un par de momentos bien requetelindos en el cosmos de la mano de Júpiter, también en Acuario: o sea, que no todo es carbón; también hay orito y plata para quien se porte bien.

Pero eso: Marte ingresa en Tauro. Ese Marte cabezón como ninguno y, yo no diría tacaño, pero sí alguien que invierte mucha energía —Marte— en tener comodidad y seguridad, sobre todo seguridad, material —Tauro y el elemento tierra. Este Marte a veces da dolores de garganta. Y a pesar de que no sea el mejor de los Martes, lo he visto en gente muy talentosa en terrenos artísticos. Quizá esto vendría dado por otros puntos de la carta, quién sabe, pero no olvidemos que Tauro es domicilio de Venus y Venus sabe mucho de amor, goce y lindas formas.

Marte andará por Tauro hasta el 3 de marzo y, además de las tensiones, pues también dará voluntad y ganas de trabajar —aunque cueste arrancar— según la casa que nos transite. Y como todo planeta en signo de tierra permite que las cosas se materialicen, aspiren a objetivos prácticos y persistan en el tiempo (en comparación, por ejemplo, con el elemento fuego que, exceptuando a Leo, tiene poco gas).

Obvia decir que los más energéticos y sexualizados serán les natives taurines. Capri y Virgo también se beneficiarán, sobre todo Capri. Y Acuario, Escorpio y Leo andarán un poco estresados, con la mochila más cargada o sintiendo que la gente, la familia, la pareja o en el curro se le exige más de lo que debe.

Por último, quizá aquellos con mucho Aries o Escorpio —o los que lo tengan en el Ascendente— anden un pelín de más mala hostia o frustrados.

 

Los siguientes aspectos los viviremos el viernes 8 y no son pocos. Tomad nota:

— Por un lado, el ingreso de Mercurio en Acuario —que es un Mercurio que mola, o al menos, a mí me gusta, incluso aunque ande peregrino. De hecho, algunos modernos dicen que se encuentra exaltado: yo no sé de dónde se los sacaron pero, en cualquier caso, es un Mercurio despierto, de cabeza fría y pensamiento rebelde y original.

Es una pasada porque vamos camino de un mes muy, muy, muy acuariano y a punto de producirse unas lunaciones y un stelliums que no pueden dejarnos indiferentes. Y Mercurio participará en ellos.

Mercurio, además, andará muy fuerte en Acuario. ¿Y por qué? Pues porque su regente, Saturno, también está en Acuario bien requete puesto. O sea: que lo diferente, lo colectivo, lo futurista, lo anómalo, lo repudiado, lo tecnológico, lo científico, lo amiguero, lo transgresor, lo radical… va a rondarnos y mucho en estos dos siguientes meses.

Tened en cuenta, además, que Mercurio retrograda este año en Acuario, así que lo tendremos para rato. Recordad además que cualquier firma de acuerdos y todo eso merece llevarse a cabo antes de que se ponga retro. O al menos, esto te recomendarían los antiguos.

Hasta el 15 de marzo.

— Además, Venus ingresa en Capricornio este mismo viernes para darles un poco de cariñito y guasa a esas cabritas montesas: ya basta de mal rollo, cabritas, este año muchísimo, muchísimo, muchísimo mejor.

Venus andará en Capri hasta el 1 de febrero para que os pongáis guapas y guapos, vayáis a la pelu, a una exhibición, os deis un masaje o cualquier gusto. Que Venus es eso: Venus es darse un gusto, Venus es lo que me da placer.

Obvia decir que cada Venus pues se dará gusto a su manera y que en Capri pues todo tendrá un aspecto más sobrio, más responsable, pensado a largo plazo y analizando ciertos pros y contras. De niñatadas, nanay, a este Venus.

Además, el viernes también tenemos un sutil sextil desde el Sol en Capri a Neptuno en Piscis para que los que cumplan por la fecha se sientan conectados, espirituales, artísticos, cinematográficos o lo que les venga en gana con este Neptuno. Se trata de un aspecto mega suave de muy poquita repercusión; sólo lo nombro por ética mochilera.

Luego el sábado 9 Mercurio sí se cuadra a Marte —esa cuadratura amplia que os mencioné párrafos arriba— sólo que ya lo hacen desde Acuario a Tauro. Cabezonería, discusiones, a ver quién puede más: ojo con las inversiones, con los gastos tontos de dinero, con el meterse en una discusión y no saber cómo parar, porque para chulo, mi pirulo; y para cabezón, yo, yo y más yo.

El sábado además se perfecciona el trígono entre Venus en Capri y Marte en Tauro, que ya venía anunciándoos la semana pasada: un trígono muy guasón y muy sexy para flirtear, tener una cita aventurera, combinar amor y acción de una pasada. Masajitos. Lujitos. Buen gusto. Una vieja o un viejo con mucho dinero en la cartera. Un Tindr, un Grindr, un Bumble salvaje. O no tan salvaje. Pero sí que huele a cita.

Nos despediremos de la semana con la conjunción, el domingo 10, entre Mercurio y Saturno. A ver, que Saturno es un muermo y todo lo que queráis, pero en Acuario no está tan mal y con Mercurio mola: o al menos, en esta ocasión mola.

¿Por qué mola? Pues porque es una conjunción de empollones, de científicos, de mentes claras, de racionalidad prístina, e incluso de astrólogos. La conjunción se da en el grado 2 y viene ni que al dedo para estudiar a tope o ¿por qué no? Para apuntaros a mi próximo curso de Astrología —por cierto, que ya me dejaron nuevas recensiones y podéis leerlas y entenderéis por qué la gente se lo pasa tan chachi y quieren seguir repitiendo…

Si os da un poco de corte aprender conmigo y divertiros, con todo y con eso, no deja de ser un super momento para ponerse a aprender cositas antiguas, cositas de laboratorio, cositas que requieran voluntad y concentración —Saturnito puro y duro.

Y eso fue todo. Con este aspecto tan de maestría, nos despedimos la semana. Chimpón.

 

Y otra vez fue. Qué gusto (de nuevo con la técnica Pomodoro incluida).

Del resto Lo de siempre. Que podéis seguirme por mil redes:  facebooktwitter, instagram y youtube.

El resto es daros más y más gracias y enviaros un mega abrazo cósmico. Nos vemos en las consultas —ya algunos y algunas y algunes tienen por fin su cita en el calendario de enero—, en el próximo taller, en algún evento gratuito que espero llegue pronto y, por supuesto, por telepatía.

Feliz semana.

Emilio

Imagen de Pete Linforth en Pixabay

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.