Cádiz. Paradáis pa estas fechas leoninas.

Boletín Astrológico: del 27 de julio al 2 de agosto 2020


Pues ya veis, me pilló el tren —y bien pillado, pues estamos a lunes y el boletín sin publicar. Pero claro, es que al sur de España se está divino de vacaciones y si no me salto este Boletín, me tendré que saltar el siguiente.

También es cierto que no me pude contener y las manos me llevaron a teclearos unas letras. Pensad que hemos pasado dos semanas con poquísimos, poquísimos, poquísimos aspectos astrológicos y de pronto, para despedirnos del mes, ¡kabumba!, se montó un buen jaleo.

No es poca cosa, queridos, queridas, querides y queridx —y no sólo eso, muchos son aspectos repetidos porque, os recuerdo, hemos tenido y, seguimos teniendo en parte, al cielo en modo retro. Esto significa que el planeta recorre tramos por donde ya anduvo y por tanto mueve asuntos ya conocidos. Eso que os contaba hace muy poco en Instagram. Sí, sí, que el cielo tiene memoria.

En fin, no me quiero enrollar porque ya hoy se me pasaron algunos aspectitos. Eso sí, no hay que llevarse las manos a la cabeza —al cielo, sí, como mucho—: recordad que los Boletines son una excusa para aprender Astrología y que, aunque se citen los aspectos exactos, debemos tener en cuenta el orbe de los planetas y que sus efectos se pueden sentir tanto antes como después, ¿de acuerdo?

Hoy, lunes 27, por ejemplo tenemos la Luna en Escorpio. No suelo mencionar los aspectos lunares pero esta lunación es medio relevante porque coincide con el cuarto creciente —esa cuadratura entre el Sol y la Luna, y como tal invita a fricción. Si encima le añadimos las ganas de melodrama y de extremos de esta Luna, pues ya la hemos liado.

A mí, además, me toca por lo que me toca, porque tengo la Luna por la zona y coincide con lo que se llama el retorno lunar. Es muy bonito revisar estos retornos, echarle un vistazo a las energía que se le mueven a cada uno durante ese momento del mes: yo ya me encontré con una amiga con esta misma Luna, rememoramos a su abuela Escorpio, me siguieron contestando otras coleguis muy marciales y me tiraron los trastos con cierto tono de chantaje por WhatsApp. En fin. Cosas de esta Luna.

El día, aparte, trae otros asuntos. Por ejemplo un líndísimo sextil entre Júpiter en Capricornio —que nadie da ni un duro por él, pero yo digo que sí, que algo se puede hacer— y un Neptuno en Piscis —para los astrólogos modernos, muy domiciliado. El grado es el 20 y añade esperanza, armonía, espiritualidad, deseos de viaje y de justicia y un puntito poético, nostálgico, de fusión y creativo.

¿Qué más? Pues dos cuadraturas puñeteras:

— Por un lado, la de Venus en Géminis —nunca más retro— y Neptuno en Piscis —y siempre en ese grado 20. Puede traer dudas y muchas, apuntes de infidelidad, desconcierto amoroso, problemitas de autoestima y que si «me quiere o no me quiere»; o «me quieren o no me quieren»; y por supuesto el «me quiero o no me quiero». Quizá atraiga cierta comunicación mística o ganas de escuchar a Violeta Parra, Silvio Rodríguez o Facundo Cabral. Cantautoreo del güeno, que para gustos colores y de eso saben Piscis y Géminis pero que muchísimo.

— Por otro, la cuadratura muy mal recibida de Marte en Aires y Mercurio en Cáncer que puede traernos problemas en la comunicación, impaciencia en las transacciones, el teléfono que no responde, la tecnología al carajo y discusiones familiares, o entre hermanos o en la cocina. Los restaurantes estresados. Y los cuarteles de la guardia civil también —eso por picoletos. Grado 16.

Sigamos…

El siguiente aspecto lo encontramos ya para el jueves 30 y son aspectos mercuriales. Tenemos el Mercurio en Cáncer que se opone a Júpiter en Capricornio, lo cual tampoco está tan mal —aparte de hacernos un pelín exagerados, un pelín nacionalistas, y un pelín optimistas pero ¿por qué no?— y, además, este Mercurio le hace un rato después un trígono a Neptuno en Piscis.

Con tanto meneo mercurial —así como el aspecto del sábado— conviene, sin duda, echarle un vistazo a vuestra zona Cáncer de la carta porque debieran llegar noticias y ajetreo en esa zona. Pensad que Mercurio ya despertó y va captando información de esto y aquello, de Júpiter, de Neptuno, de Plutón, de Marte… Yes.

De hecho, pensad también que el sábado 1 viviremos otro aspecto más de Mercurio. Se trata de la oposición a Plutón en Capricornio. Revelaciones, secretos, siempre en la zona Cáncer de la carta, un poquito de envidia y manipulación. Ojo con las noticias, con los bulos, con todo lo que sale en la tele o por las redes esta semana: cogedlo con pinzas, que andamos muy sensibles, desarrollad un poco de pensamiento crítico y procurad pasad vuestra propia criba.

Nos despediremos de la semana, el domingo 2, con la cuadratura —una cuadratura muy tensa, mis queridxs— entre el Sol en Leo —ese solete (o ese Solazo) exhuberante, repleto de dorados, melena rizada y a veces hasta un poquito de barriguita— y el Urano en Tauro —más cabezón, impósibol

La cuadratura per se pues no es tan dramática, en el sentido de que cada vez que el Sol transita signo fijo pues se las tiene que ver con Urano. Lo que ocurre, sin embargo, y esto sí me parece muy, muy, muy importante, es que esta tensión va a marcar  de pleno la lunación del lunes siguiente. El plenilunio, plenilunio.

Hay una T—cuadrada de tres pares de cojones o de ovarios o de lo que os de la gana y yo no sé si habrá manifestaciones en las calles o un montón de divorcios en las próximos días pero eso, que telita marinera…

Es verdad que nos podemos poner más constructivos y pensar que Urano se carga aquello que se ha quedado viejo y que el progreso y la libertad y el futurismo están de la hostia y todos y todas encantadísimos. Sólo que Urano podía ser un poquito más sutil con los arrebatos.

Pero así es el cosmos y yo sólo un mero cronista (y aquí ya bajo el micrófono y la cámara hace un fundido en negro mientras sonrío y apunto arriba al cielo… )

 

***

Ya fue. Por hoy. Mañana ya veremos y el otro y el otro.

Cuidaos. Disfrutad del día a día y, por supuesto, no os olvidéis de regalarme unas estrellitas y unos likes y toda esa mandanga astrosocialnetwork… ¡qué pesados!

Ya sabéis que podéis seguirme por mil redes:  facebooktwitter, instagram y youtube. Y recordad que siempre podéis encargarme un super coaching astrológico que me sale divino.

Os deseo muy feliz semana.

Emilio

 

Imagen de manusama en Pixabay

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.