Agua en tiempos nostálgicos de Cáncer

Boletín Astrológico: del 13 al 19 de julio 2020


Pues sí, hay Boletines y Boletines. Algunos en los que me enrollo como una persiana y otros que cabrían en un  chupito de tequila. Este es de los segundos, de los pequeños, los del tequilazo.

¿Y por qué? Pues porque la semana sólo ofrece DOS aspectos y uno viene seguido del otro así que imagináos qué poquita cosa. A ver, podemos meterle mano a los aspectos lunares —la Luna, como satélite, como Luminaria que se le llama junto al Sol, se desplaza muy rápido y es la que permite matizar nuestro humor, remover los jugos gástricos, agitar al público y disparar todo eso que se concentra en el cielo—; eso por un lado. O bien podríamos recordar un poco qué más sucede en el cielo.

Hagamos lo segundo, un breve resumen. Y podríamos comentar, por ejemplo que hoy despierta Mercurio, lo cual ya es buena noticia. Hoy, domingo —esta noticia realmente pertenece al Boletín anterior— Mercurio desactiva el freno de mano y decide reemprender su movimiento hacia adelante. Aprovechadlo, chicos y chicas, chicas y chicos, chiques y chicxs —mochileres— pues nos va a permitir agilizar un montón de temas.

Claro, nos adentramos en el verano —invierno en la otra mitad— con los planetas personales en noción directa, esto es, Mercurio y Venus y Marte —que algunos denominan planeta social y yo lo meto en ambos sacos— moviéndose hacia adelante. Y esto siempre gusta para llevar acabo planes, para los que tenemos naturaleza cardinal, siempre emprendiendo cosas, siempre mandando, siempre iniciando —otra cosa es acabarla, seguir produciendo y todos esas cualidades más propios del elemento fijo.

Como os comentaba en el último Boletín y también por Instagram, Marte en Aries tiene su lado bien positivo y tenemos que abrazarlo en función de la carta, lo que nos rija y toda la mandanga. Pero eso: que buen Marte. Tengo alumnxs y antiguas consultas que me vuelven a contactar, porque quieren profundizar en la Astrología, porque quieren seguir sabiendo de sus personalidades. No es que Marte tenga que ver con el estudio —eso son más cosas de Saturno, o de Mercurio— pero sí con la lucha, con el trabajo, con el invertir energía y lo mismo te da por correr maratones que por leer varios libros a la vez o allanar el terreno para tu próximo trabajo o producto o limpiar la casa o reparar la bicicleta. Lo que sea que implica el movimiento de los músculos y el bombeo de sangre, o sea, puro Marte.

He estado teniendo también varias consultas donde se pretendía hacer énfasis especial al cambio de Nodos —estos pasaron del eje Cáncer/Capricornio al eje Géminis/Sagi: Veréis, todo esto de los Nodos tiene su discusión y polémica pues he visto que los astrólogos de escuelas modernas y tradicionales no se ponen de acuerdo. No es que ni uno ni el otro tengan más razón que otro —yo no critico la visión kármica o, prefiero llamarla así, de zona de confort y lo que está fuera de nuestra zona de confort— pero os animo a no rizar más el rizo con cuadraturas y trígonos a Nodos ni sus puros tránsitos. Simplificad un poquito. No busquéis los tres pies al gato. Para que un Nodo afecte, para que un eclipse se note, ha de tocaros un punto relevante y sensible en la carta. Si no, pues, en mi humilde opinión, de verdad que ni caso.

Estamos —también merece la pena mencionarlo— en el último tramo del Sol en Cáncer y esto viene a reactivar memorias y eventos antiguos de allá por diciembre y enero, asuntos familiares, personas del pasado, reencuentros. Mercurio también anda por allá, como acabo de deciros, y despierta en el grado 5.

Claro, entre el Sol, entre Mercurio, entre las lunaciones, se repiten aspectos al combo en CapricornioJúpiter, Plutón, Saturno, todos retro. Se trata de oposiciones de la que asoman responsabilidades y penumbras y mazmorras pero también viajes, necesidad de justicia, de mediar entre el padre y la madre. Tiene también sentido si pensamos en que muchos niños andan sin escuela y las familias se juntan por vacas, con sus más y sus menos, con sus comilonas y álbumes de fotos.

Hablando del Sol en Cáncer, por ahí van los tiros de los dos aspectos de la semana:

Por un lado, el martes 14 el Sol se opondrá a Júpiter, un Júpiter en caída, un Júpiter que los antiguos dirían que no vale ni un duro pero tampoco hay que ponerse tan extremos. Júpiter algo expande, aunque sea con recato. La oposición se produce en el grado 22, que es ese grado tan vapuleado durante este año y la teoría ya la he repetido un trillón de veces.

Esto es, que si eres Cáncer que cumple por la fecha o un Capri o un Aries o un Libra de alrededor del 14 de su mes… pues llevarás un año que telita, un año o dos, entre cambios, despertares espirituales, dolores físicos, crisis y ganas de estudios. Eso si te toca el Sol, pero ya sabéis que lo mismo me vale si te toca el Ascendente o un planeta importante en la carta.

Pensad que por allá se produjo la conjunción entre Saturno y Plutón de enero, por allí pasaron los nodos, por allí ahora pasa Júpiter, y Saturno también se rearrimará con su orbe. En fin, que la zona anda muy calentita.

Claro, un día después, el miércoles 15, el Sol se opone a Plutón en el grado 23 casi 24. En fin, que más de lo mismo y que qué os voy a contar.

A veces, y aquí hago un breve inciso, me venís a la consulta con las manos echadas a la cabeza: que si Plutón por mi casa tal o cual, que si Neptuno por esta o por la otra. Y que os quede claro: hacer predicciones con planetas lentos es una trola porque se pasan años —repito, se pasan AÑOS— moviéndose por una casa y ya me dirás tú a mí qué le soluciono yo a una consulta si le digo que va a tener tres años de transformación en esta área o aquella. ¿O acaso no estamos en continuo movimiento?

Ya lo decía Heráclito hace unos pocos de siglos. Panta Rei, esto es, todo fluye. Así que menos miedo y hagamos unos análisis astrológicos un poco más maduros, porfa. Ni te mueres por un Plutón ni te enganchas a la botella por un Neptuno. Necesitamos muchos más planetas colaborando al respecto. Necesitamos la combinación de otras técnicas astrológicas que van más allá de los tránsitos.

Ea.

Finalmente contaros que la Luna pasará por Tauro, Géminis e ingresará en Cáncer para la próxima Luna Nueva o novilunio, novilunio en el signo de los cangrejitos.

Yes, este año es muy especial y trae dos novilunios cangrejeros. Ya todos somos conscientes de que este 2020 no pasa desapercibido y esta última lunación viene cargada de recuerdos también de este pasado diciembre y enero.

Chim-pón.

***

Ea. Iba a hacer el corta y pega pero al final me apetece hacerme un autoelogio: y es que para los pocos aspectos que tenía la semana, conseguí enrollarme y quedó un Boletín bastante competente.

Espero que os sirva, que de eso se trate, que funcione a modo de brújula o de pronóstico astrológico para surfear estos tiempos. Como siempre, entended también, que aunque «como es arriba, es abajo», todo, todo, absolutamente todo, debe ser bajado a vuestra propia carta.

Vamos, que no os creáis ni una palabra de lo que os contado y experimentadlo a vuestro alrededor y cotejarlo con vuestras experiencias.

Y ahora sí, el corta y pega.

Que me encanta que me sigáis por las redes como por facebooktwitter, instagram y youtube. ¡Que me regaléis estrellitas en las opiniones de Facebook! Animáos, escribid allá vuestra lindas palabras en el este apartado. Y recordad que siempre podéis encargarme un super coaching astrológico que me sale divino.

Contadme cómo estáis. Qué tal el invierno o el verano. Qué tal van las vacaciones para las que los tengan. O los próximos planes. Son tiempos extraños para la lírica pero los planetas siguen girando, que no os quepa duda.

Nos leemos pronto, nos vemos en los talleres, en las consultas, en los parques, en los lagos, en sueños, en mi tierra, en Berlín o por telepatía; abrazos, abrazos.

Emilio

Imagen de Rainer Maiores en Pixabay

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 13 al 19 de julio 2020

  • Yaiza

    Hola Emilio! Soy piscis de sol y ascendente en sagi. No tengo nada relevante en capri la verdad, pero creo q hay energías q nos tocan a todos. Las oposiciones cancer – capri han traido de todo, y de verdad nada facil. Mucho trabajo de sombra con ese pluton, mucho limpiar temas familiares, y en el chico «q me gusta» (x simplificar lo q siento) crisis espirituales, depuracion de miedos y patrones de la infancia😱😱 Estoy hasta los ovarios de estos nodos la verdad. Ahora la energía geminis la noto mucho más light, de un nuevo trabajo con mucha comunicación, conocer personas nuevas, movimientos, firma de contrato.. y este chico q es geminis noto como se vuelve más «juvenil», deja de lado tanta fachada y adultismo chungo heredado.. Osea, seria necesario hace esta criba, esta limpia tipo «tierra quemada» en capri.. pero yo personalmente estoy hasta los ovarios de los jefes despotas, del no Brilles mucho para q no molestes a los demas.. y eso q tengo el nodo norte en Leo, q siempre me pareció extraño siendo tan piscis (mercu y venus tb ahí) pero.. se ve q tb tengo mi propia manera de Brillar, y estoy cansada de q por «el deber ser» tenga q aparentar ser menos. Total, q han sido los 3 años mas jodidos con diferencia, y ya casi no me acuerdo de cómo era «Ser Libre», estudiar y viajar q era lo q más me gustaba del mundo. Han sido años de no parar de currar «duro» x dentro y por fuera. Todo espeso, Todo denso. Espero q después de esto vengan otras cosas «distintas». 😆 Me ha quedado casi tan largo como el boletín🤣🤣 Abrazo😄🎋🎋

    • Mochilastrológica Autor

      Sí que te quedó mega largo. No he visto tu carta en persona pero me imagino, con lo que comentas que tendrás una casa 1 quizá grandota y que si bien Sagi marca el Ascendente habrá también una parte que ocupe Capricornio.

      Acertando o no, como decía mi maestra cabalística, los tránsitos por el primer cuadrante son los más jodidos y Saturno no es moco de pavo, así que puedo entender con toda la que hay montada que te hayan dado dudo los últimos años: Saturno por Saturno y Saturno y Plutón por Capri.

      Ya queda menos, Yaiza y ahí va mi abrazo de vuelta.