Prisas, bicicletas, contactos sociales, debates, proyectos... para esta linda semana.

Boletín Astrológico: del 12 al 18 de abril del 2021


Uy, uy, que menudo novilunio, novilunio estamos por estrenar y ya quiero tener escrito el Boletín para ayer y pareciera que poseyó el espíritu de la prisa. Pero claro, influyen otros factores que van más allá de que soy Aries y tengo varios planetas tocados o que se me acaban las vacaciones de Pascua y me toca volver al tajo o que hoy, después de un tiempo pésimo (Caca Wetter total) anunciaron casi 20 grados. Nublado, pero casi 20 grados. Y sólo por hoy, querides: mañana lunes regresa la miseria.

Mañana, además, estrenamos semana —que es la que nos ocupa este Boletín y ¡menuda semanita! Lo digo porque tenemos boletines mochileros donde se producen un par de aspectos y listo. Esta semana, sin embargo, viene con un ajetreo muy afín a la Luna Nueva, esto es, un montón de mandanga rápida que nos va a poner las pilas y nos va a permitir pegar el primer puñetazo para empezar un proyecto o, quién sabe, deshacernos de este o aquel hábito, de esta o aquella persona nociva.

Recordad ese principio básico de que lo de arriba tenemos que bajarlo abajo y cada una y uno y une de nosotres pues experimentará esto con su propio toque especial. O lo mismo ni se entera y tan a gusto.

Por cierto que, aparte de la pelotera ariana —cardinal, fogosa, masculina (cambios, cambios, proyección hacia el futuro, energía que se expande, egocéntrica, con ganas de dominar y mandar sobre lo que le rodea)— viviremos un ingreso planetario muy positivo esta semana, el paso de Venus de Aries a su domicilio en Tauro. Yeah.

Pero mejor os lo detallo todo de a poquito. Para ello vamos a dar un saltito hasta el martes 13 y al poderoso sextil —por el tema de la recepción, o sea, que el aspecto es provechoso— entre el Sol en Aries y Marte en Géminis, en el grado 23, por si queréis chequearlo.

Como Aries y Marte se llevan de maravilla, y encima el Sol y Aries también, pues el sextil funciona que da gusto: otorga confidencia, fuerza, carisma y todas estas características propias de Aries pero con un toque comunicativo, intelectual, simpático y curioso, de la mano de Géminis. Capacidad de convencer, don de la oratoria y el mando, reconocimiento por nuestras ideas… Lindo, ¿no?

Luego, el miércoles 14 es cuando Venus entra en Tauro después de unas semanitas por Aries. De nuevo, sabéis que a nadie le amarga un Venus, pero no es lo mismo un Venus en Aries que un Venus en Tauro.

En la Astrología Clásica te dirían que el primero está en exilio y que el segundo está domiciliado. En exilio es que funciona a medio gas y domiciliado es que funciona fuerte con los significados que se la atribuyen al planeta. Y claro, como Venus va de amor, sensualidad, buen gusto, estética y relaciones placenteras, nos encanta que empiece a repartir sus dones con más gracia a su paso por Tauro.

Es un tránsito cortito, hasta el 4 de mayo y a habrá que saber usarlo a nuestro favor: para unas fotitos, la cena romántica, el mega masaje, el cambio de look o la visita al museo. Ojo, que a su paso por Tauro se conjunta con Urano y se nos pueden quemar las puntas en la peluquería, electrificarnos el pelo con el moldeador o acabar en una cita por Tindr con un ser del espacio. Pero ya lo mencionaremos.

Entre tanto, bienvenido Venus en Tauro. Obvia decir quiénes se beneficiarán más de este tránsito: los toritos y las toritos braves. El resto, como los pobres, esperando las migajas.

El jueves 15 tenemos un sextil entre el Sol y Júpiter, con su optimismo, sus beneficios económicos y todo eso. Es verdad que al Sol no le interesa mucho lo que pasa por Acuario, pero a nadie le amarga tampoco un Júpiter, nuestro gran benefactor de la Astrología Clásica.

Ese mismo día anda la Luna por Géminis, reactivando toda esta variabilidad y prisas y aspectos ya mencionados a lo largo de la semana: de nuevo, buscad la zona que os ocupan Aries, Géminis y Acuario.

Seguimos, fijáos que es que no paramos: El viernes 16 hay una cuadratura entre el Sol y Plutón, de Aries a Capricornio; otra cuadratura de tantas que se fueron viviendo en los últimos años. Claro: ahora son los Aries del último decanato, quienes cumplan por estas fechas, los que debieran estar en ese proceso de transformación plutoniana, psicológica, bla, bla, muerte, supervivencia o transformación que muy posiblemente debiera afectar a la figura paterna y siempre en función de la casa que les ocupe el Sol y los aspectos que reciba.

Pero que se anden pendientes por si se da alguna crisis significativa con temas de poder, honores o la paternidad. El grado es el 26, casi el 27.

El sábado 17 ya es una orgía de aspectos. Al loro. Mejor los enumero:

— Trígono entre Marte y Júpiter, de Géminis a Acuario, en el grado 26. Como se da entre signos de aire beneficia la sociabilidad, la capacidad de conocer gente nueva, abrirse a otros contactos, echarle ganas al flirteo, las charlas y el conectar con nuevas maneras y discursos. Todo eso. De nuevo Júpiter es beneficiosos, rico, benefactor: quizá nos pongamos en contacto con gente con ciertas influencias o capaces de echarnos una mano en los siguientes meses. El aspecto es muy guapo.

— Aparte está Mercurio en sextil con Júpiter, esta vez de Aries a Acuario —esto que os digo de que vigiléis la zona Aries, Géminis y Acuario de nuevo. El aspecto viene divino para empollar, para conectar también con más gente, para visitar lugares especiales, sagrados, con energía cojonuda, un viajecito externo o interno que nos favorezca…

— No sólo eso, Mercurio en Aries apenas un poco después le hace sextil a Marte en Géminis: lo que el otro día os comentaba de la recepción mutual. Mis querides: el aspecto es cojonudo. Me pregunto si con todos estos aspectos de Mercurio y con Marte en Géminis (que viene regido por Mercurio) no podremos aligerar un montón de trabajo de escritura, o intelectual, o de papeleo, o de estudio. Como si se nos iluminara la lamparita y el conocimiento nos entrara casi solo, sin salivita y encima con montón de gusto.

— Acabamos el día con Mercurio en cuadratura a Plutón, desde Aries a Capri. Esta es una cuadratura y, como tal, más rollera; pero es que los previos aspectos son tan chachi pirulis que eclipsan esta tensionsita de mierda que ni me voy a molestar en explicar.

Tela, ¿eh? Os avisé que el cielo va como las motos esta semana.

Nos despediremos el domingo 18 con otra conjunción más entre Mercurio y el Sol: ¿Veis? Más Mercurio. Es verdad que se produce en un grado ya de pérdida, a finales de signo, en el grado 29 pero todavía algo de partido podremos sacarle. El Solete exaltado en el carnero nos va a llenar la cabeza —de nuevo Aries— de pensamientos —Mercurio— brillantes, honorables, ideas de emprendimiento y la bombilla que se enciende y está dispuesta a proyectarse, pegarse la carrera, dar por fin ese primer paso… 

***

¡¡¡¡¡Yeah!!!!! Qué lindo quedó el Boletín, ¿no os parece?

El resto, lo de siempre, que ando por facebook, instagram , youtube y twitter y que me ayuda un porrón que compartáis por aquí y por allá estos requeboletines.

Por cierto: ya está el vídeo del mes. Anda, pasáos a saludar por youtube. Que no muerdo y está simpático aunque a veces me da la impresión de que no me ve ni el Tato.

Tengo aparte novedades en la cabeza, planes de talleres, esto y lo otro, pero entre las consultas que me van divinas (gracias, gracias) y el curro y un poquito de colegueo pues como que no me alcanzo. Promete de hecho volver a estar un poquito más activo en las redes y todo eso e informaros bien prontito.

Y las gracias. Las gracias, gracias, gracias. Danke schön. A quien me lee, me comparte, me hace consultas, me escribe por privado, por telepatía, se apunta a mis talleres, me hace cosquillas virtuales y toooooda la demás mandanga.

Preparades, preparades, preparades, preparades.

Imagen de Brigitte Ferauge en Pixabay

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.