De dos en dos, con Libra en el cielo y sus aspectos a Júpiter en Capri.

Boletín Astrológico: del 5 al 11 de octubre 2020


La verdad que en estos días —no sé qué me andará tocando Neptuno aparte de los cataplines— sueño con tener un equipo astrológico que curre conmigo, que se encargue de responder correos, agendar consultas, me ayude a desarrollar el temario del próximo curso de tránsitos y sinastrías y sobre todo, pero muy, muy sobre todo, me aligere y libre de ese perverso mundo que son las redes sociales.

Y es que mira que lo intento, subir un post cada día por Instagram o por Twitter o por donde toque —pero queridas, queridos, querides, ¡no me alcanza el tiempo! Me queda como consuelo que con post o sin él, los astros se mueven y, aunque sólo lo comentara a medias, Venus ya ingresó en Virgo; y, aunque puede que ni siquiera lo comentase, Saturno despertó en Capricornio; y, porque muy probablemente ni me ocupe de mencionarlo, Plutón también está por despertar.

En fin. Una cantidad de pequeños y no tan pequeños eventos celestes sensibles a análisis y dezmenuceo,  de buenísima gana, mencionando orbes, los signos afectados,  los significados por casas… Pero repito: no me alcanza el tiempo.

De hecho, esta semana ya se presentó bastante loca por el número apretado de consultas —consultas que se agendaron un mes atrás, así de demanda trajino últimamente— más todo el aluvión de mensajes y miniconsultitas y necesidad de consejo o compartir algún testimonio.

Por un lado, me apetece —de nuevo— repetir que no hago lecturas gratis y que de verdad que sentarse a leer una carta requiere tiempo y concentración; por no hablar que, además, de momento, y como casi todo el mundo en este planeta en desigual reparto, a final de mes me toca pagar el alquiler con luz, contribución, agua y termostato incluido.

Además, y eso también os lo he dicho varias veces: si tenéis consultas pequeñas, ¿por qué no las planteáis en abierto, que así, al contestarlas, aprendemos todos? Para eso está la sección de comentarios de la página y la posibilidad de escribir bajo mis posts y publicaciones.

Pero por otro lado —y esto mola más— quiero daros un trillón de gracias a todos y todas y todes los que me habéis andado escribiendo para corroborar esta o aquella predicción, esa o esta mala jugada del cosmos y toda la mandanga que se nos anda jugando allá arriba con el tema de la cuadratura entre Marte y Saturno, de Aries a Capricornio, y también por causa de esta última Luna Llena.

De hecho, como os comentaba por Instagram, incluso yo me sorprendí de lo palpable que ha sido la tensión en estos últimos días: y eso que soy el primero que insiste en que los novilunios, novilunios no son para tanto; y mucho menos los plenilunios, plenilunios.

Vamos, que no te cambian la vida y que tenemos que cogerlos con pinzas y bajarlos a tierra y, sobre todo, a cada una de nuestras cartas.

Sin embargo, os presento mis más sinceras disculpas con este plenilunio porque he podido cotejar sus efecto en mis lecturas en las consultas, en vuestras experiencias y relatos compartidos en privado y en las peleas de chaveas que he presenciado a lo largo de la semana y en las que me ha tocado intervenir. Curiosamente, dos de los críos que se liaron a puñetazos tenían su Marte tocado por el plenilunio.

Y a ver, y con esto acabo: no es que la lunación en sí fuera tan relevante —Sol y Luna opuestos, lo de siempre— pero es que el regente está justo en una zona muy candente del zodíacorecordad que el cosmos tiene memoria— y encima retrógrado y recibiendo cuadratura y toda la marimorena. Vamos, que ha hecho estallar situaciones que ya estaban flotando a nuestro alrededor.

Y ojito —y de verdad que ahora sí que acabo—: que el novilunio, novilunio de dentro de dos semanas también vendrá cargado de regalos. Ahí queda dicho.

Bueno, y ahora sí, metámosle mano a la semana que nos ocupa, ¿os parece? Lo haremos ya el martes 6 con la oposición de Mercurio a Urano, desde Escorpio a Tauro. Quedaos con esta oposición porque va a ser una constante destacada no sólo ahora sino durante la retrogradación de Mercurio, que inicia el 14 de este mes.

¿Qué podemos esperar de esta oposición? Pues algo de ansiedad, cambios de planes, palabras mal sonantes, encuentros casualísticos, ideas alocadas y cierto problema para llegar a acuerdos. O quizá no: sólo que se llegan a los acuerdos y transacciones de una manera distinta y un poquito drástica y sorpresiva, que para eso anda Urano presente. Y quedas con unos amigos pero acabas con otros, ¿os suena?

Lo que ocurre además, que es lo que siempre os digo, es que, además, los regentes de ambos planetas no andan muy católicos: Mercurio en Escorpio quiere concentrarse y llegar hasta el fondo, pero a su regente, Marte, retrógrado y herido por la cuadratura, le falla la energía o le puede la frustración; por otro lado, el Urano en Tauro tiene a un Venus en caída; vamos, que ambos planetas andan de capa caída… Es verdad que Mercurio en Escorpio —e incluso retro y con un Marte retro— podrá ponernos muy introspectivos o incluso muy guerreros internos, ¿por qué no? Y que el Venus en Virgo y sus trígonos a los otros planetas en tierra podría ayudarnos a disfrutar un poco en asuntos prácticos y a materializar relaciones e incluso hobbies. ¿Y por qué no también?

El viernes 9 me parece un día complicado. Os explico por qué: tendremos cuarto menguante en Cáncer, una Luna preciosa, pero prácticamente activando en el cielo una tremenda Gran Cuadratura cardinal con sus giros, volantazos y trabajos que se dejan o trabajos se empiezan. Algo que ya se debe andar gestando en estas semanas. Un nuevo curro. Una nueva casa. Un nuevo jefe. Un proyecto que tiene que tirar por otro lado.

Además, ese día el Marte retro le planta cuadratura a Plutón y siempre por la zona calentita del cosmos: el grado 22 de Aries y el de Capri y, por ende, el de Libra y el de Cáncer. De nuevo más tensión o más deporte o más tantra o más guerrero interno. Lo que queráis: pero la energía debe canalizarse de alguna manera.

Ojito que Plutón son los escándalos y la sexualidad. Y a Marte también le encanta meter mano, tapar agujeros y soltar cornadas. Así que cuidadito con el día y con los días previos y anteriores.

Luego tendremos ese trígono que os he mencionado arriba: uno de Venus a Urano, desde Virgo a Tauro. Un trígono que mola, para experimentar, para un toqueteo —tierra, la tierra es toqueteo— o para una alfarería o para una visita a un museo virtual o a un jardín o incluso para currar en el huerto y pasarlo bien. De pronto, un huerto comunitario, por esto de que Urano anda presente. Para llevarte al huerto a un robot o a una robota, a un alien o a una Madama Galáctica. En fin, huertos y vergeles por todos lados.

Nos despediremos el domingo 10 con una interesante cuadratura del Sol a Júpiter, desde Libra a Capricornio y en el grado 18. Normalmente las cuadraturas de Júpiter al Sol son incluso molonas siempre que no propicien la pereza, la exageración y a nublarnos de egocentrismo. Claro que aquí Júpiter no anda tan católico ni tan potente y, además, ¿desde cuándo tiene el ego hinchado un Sol en Libra si se la pasan pensando en el otro?

Así que un aspecto medio lindo para los librianos que cumplan por la fecha, sobre todo porque ya habrán pasado un poco el drama saturnino —aunque les queda un ratito de estrés con las tensiones de Marte. Pero bueno, en cualquier caso, mola cumplir años con un aspecto del Sol a Júpiter incluso en estas condiciones. Viajes, estudios, aumentos de sueldo, un viaje en pareja, la llegada de otro hijo y todas estas mandangas pueden ser posibles en una revolución solar con esas características.

Y hasta aquí puedo leer…

***

Del resto ¿qué os voy a contar? Lo de siempre. Que podéis seguirme por mil redes:  facebooktwitter, instagram y youtube. Y recordad que siempre podéis encargarme un super coaching astrológico que me sale divino y que la gente lo flipa tanto que incluso años después me escribe para agradecerme esto o aquello o para confirmar que esta o aquella predicción acabo por cumplirse. Obviamente yo no suelo acordarme de todas las predicciones ni análisis que hago pero me satisface mucho saber que hago bien mi trabajo y, por supuesto, que estoy ayudando a un montón de gente.

Aparte tenemos los talleres de octubre que ya están prácticamente llenos.

Nivel 1
https://www.facebook.com/events/461151841510417/

Nivel 2
https://www.facebook.com/events/770311483804481/

Y poco más. Ah bueno, que el martes tuvimos un evento muy divertido con antiguos alumnos o alumnas y troles y gnomos y seres intergalácticos que han pasado por mis talleres y lo pasamos genial destrozando el mes de octubre y compartiendo conocimiento. Gracias a todos —o, a todas y a todes, que estuvieron presente. Obvia decir, que quien se apunte a los talleres, luego puede participar en estos bacanales astrológicos.

He dicho.

Y ahora sí me despido. Y os mando abrazos, achuchones, cariños y un trillón de gracias. O, si hace falta, incluso más.

Nos vemos pronto.

Emilio

Imagen de Alessandro Squassoni en Pixabay


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 5 al 11 de octubre 2020

  • vane

    Bueno lo que es yo, tengo stellium en capricornio(son 6 planetas, si, DENSO y el primero del stellium es marte) y desde el 2008 pluton me ha destruido todo, lo siguió saturno y el NS, ahora que esta tocando al ultimo planeta del stellium (venus y retro por lo demas en el grado 21, si, en mi venus ocurrio la GRAN conjuncion) siento que por fin pluton me esta dando la ultima prueba, ahora que saturno y pluton empezaron directo siento menos peso y el inconsciente esta ahi en modo mute (los tengo en mi casa 12, acuario de sol. Ascendente en virgo en el 28°) … En serio que hace 3 dias soy otra persona, disminuyó la ansiedad/miedo/ etc (fui a psiquiatra por primera vez hace 1 mes, me sentia superada mentalmente), estoy como renaciendo de nuevo, por lo demas tengo cuadratura sol/pluton asi que ha sido una energia «conocida» pero que haya sido por tantos años ha sido agotador, ha sido una exfoliacion bastante dolorosa. Ya jupiter entra a mi signo solar y se me viene a la mente cuando me estuvo visitando hace 12 años en el 2008, mi primer año en la universidad, fue el año mas entretenido y feliz de mi existencia (ahi aplica mi casa 5, tomando mi ascendente), fue un regalito antes de que empezara pluton a hacerme polvo. No me gusta mucho la idea de que saturno entre tambien a acuario, restricciones x 10000!!!!!! pero bueno cuando miras hacia atras te das cuenta de que el regalo de cronos cuesta pero es bastante duradero
    muchos saludos desde Chile <3
    V a n e 😀

  • Karen

    En setiembre me han pegado durísimo los planetas (sol en escorpio, ascendente en capricornio y luna en libra) como nunca antes en mi vida, recién al día de hoy estoy viendo la luz al final del túnel jajajaa así que estoy tomando las riendas y empiezo una nueva era que esta alineada a mi propósito, a lo que me hace feliz de verdad. Por cierto estoy interesada en el trabajo soñado solo que vivo en Lima jajaja un abrazo y gracias x tus aportes, me ayudan la vida!! Mucha luz❤️

    • Mochilastrológica Autor

      Qué gusto leerte y puedo entenderte bien pues tengo una carta muy cardinal -como casi todos en mi familia y se notan los conflictos de la bóveda celeste. Pero bueno, nada que no se pueda solucionar con un poco de paciencia, descanso y algo de sentido del humor.

      Y sí, sigo buscando quién me libre de esa condena que son las redes sociales. Quién sabe, lo mismo es alguien de Lima o de la Conchinchina. Pero ojalá pronto me anime a delegar con ese asunto.