Sorpresitas para la semana de la mano de Urano

Boletín Astrológico: del 2 al 8 de septiembre 2019


Insisto: controlar y usar todo el rato los tránsitos sobre nuestra carta como método de predicción puede resultar bastante frustrante. Porque no siempre va a suceder algo. No siempre se dará una equivalencia. Ni ese Venus hará que nos enamoremos ni ese Marte que tengamos un percance en el trabajo. Tampoco el novilunio o el plenilunio del mes viene a sacudirnos las existencias. No, no y no.

Pero… septiembre ha empezado tan cargado de Virgo —Sol, Mercurio, Venus y Marte— y va a recibir tantos aspectos —Júpiter que amplifica desde Sagitario; Neptuno que disuelve y distorsiona desde Piscis (lo que se llamaría una cuadratura mutable)— que no deja de ser un mes excepcional para surfear las olas cósmicas y, sobre todo, descubrir sincronías y eventos significativos a nuestro alrededor y siempre en función de nuestra carta.

De hecho, Astrologías aparte, pareciera que el mes sí se adapta muy bien a asuntos de Virgo. O por lo menos, en este hemisferio, o entre los que me rodean: vuelta de las vacaciones, regreso a la rutina, organización de los estudios, correos de profesores, contacto con amigos a los que nos se ha visto en unas meses y muchísima gente proyectándose para las próximas semanas.

Y eso, la organización, es muy de Virgo. Y agradezco que toda esta semana que estrenamos continúe en la misma línea. Aparte con todos los planetas recibiendo más o menos los mismos aspectos —las cuadraturas disonantes, mutables, con cierta tendencia a la dispersión, al optimismo y al ensueño— pero también el trígono a Saturno en Capricornio, tan a punto de despertar —y que aterriza los pies en el suelo y permite materializar esas listas de proyectos.

Además, como os venía anunciando, volvemos a repetir conjunciones que tuvimos con Mercurio retrógrado pero esta vez con un Mercurio en Virgo domiciliado y directo. Vamos, que sí o sí la etapa es cojonuda para adelantar trámites, finiquitar detalles, presentación de proyectos, depuraciones y limpieza; con algo de despiste, con algo de querer abarcar más y con algo de estrés. Pero fiable. Prolongable en el tiempo. Todo gracias al elemento tierra.

¿Ha quedado claro?  Pues ahora al análisis. Vais a ver que la semana está abarrotada de aspectos, los planetas se mueven rápidos y alrededor de los mismos grados, que sería, generalizando muchísimo, el segundo decanato de Virgo, es decir, entre los grados 10 y 20 del mayordomo y médico del zodiaco.

Para empezar, hoy lunes 2 de septiembre tenemos la conjunción entre el Sol y Marte en Virgo. El Sol y Marte comparten ciertas características astrológicas, son dos planetas secos y calientes que invitan a la acción pueden generar vida, siempre que no te carbonicen o te peguen un buen puñetazo (recordad que a Marte se le consideraba el maléfico menor).

Decir que hoy es un día bueno para actuar, asumir riesgos o recibir honores deportivos podría pecar de simplón. Lo que sí es verdad es que, a nivel natal, esta conjunción hace a la persona rápida, gritona, contestona, necesitada de independencia y malgeniosa.

Además, Venus cuadra a Júpiter, desde Virgo a Sagitario: excesos, mala gestión de dinero e incluso alguna enfermedad venérea podrían ser posibles lecturas de este aspecto. Claro, aquí tenemos a un Venus en caída —en Virgo, que, recordadlo, está junto a su opuesto, Piscis, muy vinculado con la salud y la enfermedad— y encima mal recibido por Júpiter, que se lleva regular con tanto orden y encasillamiento.

De hecho, no han sido pocos los amigos y colegas que andaron pachuchos esta semana previa. Virgo es un signo hipersensible —como Piscis, pero de otra manera—: a través de la discriminación, del juicio, del critiqueo y el (auto)sabotaje. Así que no os sorprendáis si caéis un poco enfermos. Vuestro cuerpo anda pidiendo también una limpieza.

Luego el martes 3 será Mercurio alado el que se junte al Sol y más tarde a Marte. Las comunicaciones vuelan, la burocracia se agiliza y el funcionario atiende tras la ventanilla con esa cara arrugada tan típica. Día para hacer listas.

Para el miércoles 4 introducimos una nueva energía: la vaporosa, resbaladiza, embustera magia de Neptuno. Venus se le opone, allá por el grado 17. Cuidado de quién te enamoras. Dónde dejas la cartera. O ese vestido de algodón orgánico. Que luego no lo encuentras. Eso sí: si lo que quieres es componer una sinfonía con la zambomba o bailar la danza de los siete velos o empaparte de documentales y de cine, este es el día.

El jueves 5 mola mucho porque tenemos un trígono de Mercurio a Saturno, permitiendo concretar, sacar trabajo monótono adelante y continuar organizando los próximos meses. Siempre que no exageremos demasiado ni nos vayamos por las nubes, pues al día siguiente, el viernes 6, Mercurio cuadrará a Júpiter y puede que queramos abarcar demasiado.

Por otro lado, el mismo viernes también el Sol le dibuja un trígono a Saturno. Este Saturno es una super ancla para no andarse por las ramas, saber prescindir, descartar, renunciar, sustraer. Menos es más.

No sólo eso: Venus dibuja trígono a Plutón… y ojito que a pesar de ser un trígono, por estar Venus en caída reincide en cierto burbujeo venéreo. También puede generar interés por dietas extremas o ataques de gula.

[Voy a coger aire con vuestro permiso, que esto es un no parar de enumerar aspectos. ¿Os habéis dado cuenta? Estamos a viernes y han sido 9 aspectos y todavía faltan 4. Para que no os quejéis].

¿Seguimos?

El sábado 7 Mercurio se opone a Neptuno, Neptuno maldito. Ya sabéis que yo a Neptuno le tengo mucho respeto, que te las mete dobladas, que te pinta la realidad como quiere, que te promete el oro y el moro y luego tira una bombita de humo y, si te he visto, no me acuerdo. Opuesto al planeta de la mente, adormece las ideas, promete inspiración, te seduce y quizá te haga llegar a tu destino pero a través de caminos zigzagueantes y perdiéndote varias veces por el bosque. En fin. Aguas con Neptuno.

Y el domingo 8 nos despedimos con el Sol cuadrado a Júpiter, Mercurio en trígono a Plutón y Marte en trígono a Saturno. Me quedo con el último aspecto, que tiene a los malotes de buen rollo y bien recibidos: será una garantía antidespite y de éxito a largo plazo. Chim-pón.

***

Mamma mía, vaya Boletín: si parecía una carrera de autos locos, los planetas adelantándose los unos a los otros… En fin, el resto, ya lo sabéis. Sigo aquí en Neukölln, levantando muchas cartas astrales —online y en persona— así que ya tardáis en encargaros la vuestra o en regalarla, ¿no? Porque menudo regalazo.

Aparte, lo que os comentaba al inicio: buscad, por fa, por dónde os cae Virgo. Creo que es interesante que comprobéis si se mueven asuntos en esa zona de vuestra carta.

Como siempre, gracias: por los mensajes, las consultas y los guiños. Ya más que sabéis que podéis seguirme por las redes, que le deis a los Likes, que me tenéis por facebook, twitter, instagram y youtube, que pienso volver a la carga con los vídeos, versprochen!. Ah, y que os suscribáis a la newsletter, así os llegan los boletines y el resto de artículos que voy subiendo. 

Os abrazo telepáticamente desde Berlín. Por cierto que el domingo 8 andaré con mis queridos Estepicursores leyendo cuentos en Andenbuch y en Take a break, siempre en la Bergmannstrasse (Kreuzberg), y como parte del festival de literatura de Berlín. Aquí os dejo el enlace y en pocos días os lo vuelvo a recordar.

Nos vemos, nos leemos, nos oímos pronto, muy pronto.

Emilio P. Millán

(Foto. Fte: https://negativespace.co)

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 2 al 8 de septiembre 2019

  • Merce

    En mi caso virgo es la casa 5 pero mi nodo norte es en el grado 2 de libra y también es casa 5……. Ya te puedo decir que esto no tiene absolutamente nada que ver con pareja porque ni la hay ni se la conoce. Así que por mi parte, como se suele decir, virgencita que me quede como estoy 🤷🏼‍♀️🤞
    P.D: Mil gracias por tus boletines tan divertidos.