Coaching Astrológico


Con el Coaching Astrológico de Mochila Astrológica ofrecemos respuestas sanas a cada una de las dudas que nos quieras plantear. Puede que las nuestras propuestas no constituyan las únicas alternativas pero, desde luego, tendrán en cuenta el mapa planetario bajo el que naciste.

Las sesiones de Coaching Astrológico se realizan de manera presencial en Berlín o a través de Skype en un formato mínimo de una hora. Para dichas sesiones se precisan, además de la fecha y el lugar de nacimiento, la hora precisa en que se nació. Este detalle resulta de vital importancia porque en función de la hora se ajusta el sistema de casas y el ascendente. Mejor comprobar la hora exacta en el registro civil o en el acta de nacimiento que encargar una carta astral con prisas. Lo sé por experiencia propia. Claro que la paciencia sintoniza más con los signos de tierra.

 

 

Os diré que estudio astrología desde hace más de una década. No se trata de un arte agorera. No es una adivinación del estilo Te va a tocar la lotería o El mes que viene puedes tener un accidente con el coche, aunque -joder-, muy a menudo y mediante técnicas predictivas, se consigue adelantar estoy mucho más.

En cualquier caso, si lo que buscas son rituales o que te repitan lo guap@ que eres y lo bien que va a ir en el futuro mejor acude a un mago o a una echadora de cartas. Aquí en el Coaching hablamos de cosas un poquito más serias; a veces tan tremenbudas que el consultante, al principio, se molesta a asustarlas. Es lo que tiene el autoconocimiento, que a veces asusta y que a nadie le gusta aceptar que no es oro todo lo que reluce. La astrología va a permitir que te conozcas, que te entiendas mejor: con tus claroscuros, tus bloqueos y potencialidades. Con tus días buenos y tus días malos. Una sesión de coaching astrológico te a va a proporcionar una buena lista herramientas para que consigas lo que te propongas. Para que le pegues duro a tus sueños.

Tu carta y el movimiento de los planetas en el cielo van a señalar una serie de tendencias futuras. Vamos a discutirlas en la sesión. Se trata de que aproveches lo que se llama la cualidad de tu tiempo. El resto, por supuesto, queda en tus manos. No olvides esa máxima astrológica que afirma: Astra inclinant, sed non obligant (los astros inclinan, pero no obligan).

Si queréis más información, ya sabéis, no dudéis en escribirme -por Email, por el formulario, por whatsap, por paloma mensajera.

Como siempre, mil gracias por leer (y compartir) y que tengáis un día cósmico, bien atentos a lo que os sucede!

Emilio P. Millán