Acuario prístino, Saturno presente y con las tensiones de Marte y Urano en Tauro.

Boletín Astrológico: del 18 al 24 de enero del 2021


Voy a aprovechar que fuera tenemos menos dos grados y el power de la ducha fría matutina junto con los cuatro estiramientos básicos de yoga para escribir el Boletín. Ya os dije por ahí que últimamente ando usando el método pomodoro —25 minutos a tope, 5 minutos de pausa, 25 minutos a tope— con bastantes buenos resultados. Y de momento me sigue funcionando.

Puestos a buscar analogías astrológicas: el estudio y la concentración serían cualidades femeninas —versus las masculinas, que necesitan movimiento y acción—; y como tienen que ver con el pensamiento, pues necesitamos echar mano a Mercurio y luego ver en qué signo se encuentra y los aspectos se recibe. Como muchas y muchos y muches sabéis yo lo tengo en Piscis, esto es, en la parra: es decir, en mal estado cósmico, signo mutable y de agua, que viene a significar que me despisto que da gusto, llego a conclusiones poco prácticas y me cuelgo donde no debiera en función de mis emociones.

Para hablar de tenacidad y concentración necesitaremos del elemento fijoTauro, Leo, Escorpio y Acuario. Para hablar de un pensamiento lógico y desapegado nos hará falta sobre todo aire —Géminis, Libra, Acuario. Y si queremos algo práctico pues tendremos que echar mano de la tierra —Tauro, Virgo y Capri.

Luego el resto de aspectos y la casa que nos ocupan en la carta juegan un importante papel. Recordad que Saturno invita a la restricción, al recogimiento, ahorro de energías y periodos largos y que Plutón, además de paranoico, tiene una necesidad visceral de llegar hasta el fondo de las cosas. O sea, que ambos, en aspectos armónicos —e incluso desarmónicos— con nuestro Mercurio también nos pueden dar pistas de cómo aprendemos o en qué periodo de la vida para el estudio nos encontramos.

Por eso mola tanto y por eso me llegan también consultas de mamis y papis que quieren saber cómo aprende su hijo o su hija, qué manera tiene de captar el mundo —Mercurio— y ya de un vistazo a la carta se pueden detectar desde problemas de concentración a habilidades literarias o matemáticas o plásticas o incluso un manera de aprender totalmente anárquica o desorganizada.

Siguiendo con el hilo, venimos de unas semanas con un Mercurio en Acuario muy fresco, muy original y cabezón que se unió a Saturno, primero, y luego a Júpiter, siendo ambos planetas significadores de ciencias y estudios superiores. O sea, que enhorabuena para quienes andéis empollando y dándole duro a vuestros estudios, negocios —Mercurio tiene que ver con el intercambio y transacciones— e incluso a la escritura.

Todavía nos quedan varios aspectos muy interesantes de este Mercurio que reincidirán en febrero y conviene aprovecharlos y sincronizarse con ellos. ¿Qué cuáles son? Pues tengo preparado un megataller el próximo sábado sobre estos temas y otros muchos —claro, amor, salud, sexo, trabajo— y aún quedan plazas.

¿Que quieres anotarte? Claro, si te lo vas a pasar bomba y te va a permitir planificar tu mes y buena parte de los siguientes. Aparte que nos lo pasamos bomba y se montan unos grupos mega chachis. Pues entonces escríbeme a info@mochilastrologica.com.

Tienes además toda la información sobre este taller aquí.

Este es el enlace del evento en FB con los detalles.

https://www.facebook.com/events/131109095492707?active_tab=about

Y este en Instagram

La idea no es que te apuntes y aprendas de Astrología —a ver, algo seguro que aprendes porque se te quedarán cositas—; la idea es que con ayuda del taller te organices durante las próximas semanas e incluso meses.

¿Por qué? Porque de eso va la Astrología, o al menos, la Astrología predictiva: se trata de acomodarte un poco con lo que sucede en el cielo y mover el timón y la vela usando la dirección del viento. ¿Que los astros están con ganas de diversión? ¿Pues por qué no preparo una buena cena e invito a mi amante o amigos? ¿Que allá arriba se pusieron tristes? Pues ya sé que si ando de capa caída tengo a quién echarle la culpa. ¿Que resulta que no es buen momento para firmar un contrato? Pues mejor espero un par de días y lo retraso… Y así con todo.

Así que avisada y avisado y avisade estáis. El resto lo dejo en vuestras manos.

Además servirá como buen broche de oro para cerrar el año astrológico, que acaba en marzo. Por cierto que algunos me habéis preguntado que por qué he escogido febrero como mes chachi pirulístico. Lo he escogido porque realmente es un mes portal, un mes mágico, un mes con unos aspectos bajo los que tenemos que ampararnos y sembrar. Plantar semillitas. Sí, sí. Febrero y junio son los meses clave, bombones y merece la pena aprovechar la oportunidad. El resto os lo revelo en el taller.

Y ahora sí. El análisis de la semana que continúa sumando a las tensiones de enero. Recordad lo que también he mencionado: enero es regulero y febrero supone un lindo borrón y medio cuenta nueva a partir de su segunda quincena.

Pero mejor vayamos a los aspectos y demás:

Tenemos el martes 19 con el ingreso del Sol en Acuario. Yes. Felicidades, queridas, queridos y sobre todo querides. Es un año muy importante es vuestras vidas: si tenéis allá el Sol o la Luna o planetas personales y por supuesto el Ascendente. Va a ser además un mes muy especial ya que, de acuerdo con vuestra revolución solar —esto es, la posición de los planetas el día que cumpláis años—, vendrá matizado todo vuestro 2021.

Habrá una de cal y otra de arena, con regalazos megapositivos pero también sus tensiones de la mano de Urano y de Marte que andan por signo fijo. Algunos y algunas tendréis cambios de domicilio; habrá quienes encuentren una nueva manera de generar ingresos, quienes descubran una vocación más acorde con su filosofía y no hay que descartar la llegada de hijos y problemitas con jefes, el padre o una nueva suerte de visión de la paternidad (claro, Saturno anda por ahí, querides).

En cualquier caso y como siempre, felicidades. Y aquí vuestro especial. Hasta el 18 de febrero.

Luego tenemos el miércoles 20 que no me gusta ni mihita —que sería una manera andaluza de decir que no me gusta ni un pelo. Y no me gusta ni el miércoles ni me gustan los días anteriores y posteriores porque, aunque al aspecto sea exacto este día, sabéis que ya se siente de antes —de hecho, se lleva ya sintiendo de antes— pero es que además, la Luna, nuestra gran activadora, también anda por allá de paseo y, sin querer, pulsa el interruptor porque también tiene derecho a ver por dónde anda.

Lo explico:

— La Luna ingresa en Tauro.

Marte se une Urano, ambos en Tauro, directos y en el grado 6. Recordad que estos planetas tienen connotaciones un poquito agresivas, que Urano es radical y que Marte no anda muy católico. Marte viene además de la cuadratura de Saturno que se dio con el novilunio, novilunio.

En resumen, para no liaros: tenemos a los planetas malotes del cosmos en un combo bastante desagradable. Yo estoy haciendo consultas de gente viviendo un momentito de estrés en sus vidas, se puede dar insomnio, malas palabras, agresividad que no se sabe canalizar, portazos, borrón y cuenta nueva, terremotos, problemitas de violencia e incluso en la aeronáutica y con temas de velocidad.

Por supuesto no nos afecta a todes de la misma manera. Las tensiones se dan entre signos fijos pero estos a su vez son regentes de otros signos, es decir: Aries puede sufrir de rebote o incluso Capricornio puede andar un poco desorientado.

En cualquier caso, este apretar de dientes, que diría mi maestra de Astrocábala, sigue coloreando lo que queda de la semana y del mes. Se irá relajando conforme avancen los días. Entre tanto, respirad, bombones y, como me recordaba un lector en otro artículo, haced mucho el amor.

— Finalmente, el mismo miércoles tenemos el cuarto creciente. La Luna como activadora, y el cuarto siempre es un poco de desafío. Por eso es algo así como ¿No querías caldo? ¡Pues toma tres tazas! 

Los dos últimos aspectos se concentrarán entre el sábado 23 y el domingo 24. El sábado Marte cuadra a Jupiter desde Tauro a Acuario. De nuevo nuestra zona fija se activa: puede dar discusiones con personas mayores, problemas de justicia, despilfarros de dinero, peleas con los críos.

El domingo se conjunta el Sol a Saturno y en el grado 4. Una prueba de responsabilidad, estabilidad, trabajo duro, paciencia, entereza, frialdad, desapego para los acuarianos que cumplan justo por la fecha. Es lo que os digo, este año los aguadores —y los que tenga mucho Acuario en su carta— reciben un año muy crucial en sus vidas.

Y vale que Saturno y el Sol como que vaya caca; pero tampoco está tan mal, a fin de cuentas, a Acuario su solaridad le importa un pito y con Saturno se lleva bastante bien. Quizá alguna pregunta clave en vuestras vidas podría ser: ¿Qué quiero construir? ¿Con qué bien comunitario me quiero conectar? ¿Soy consciente de que tengo que aguantar el tirón y que estas responsabilidades me darán algún tipo de maestría? ¿Cómo me relaciono con mi parte masculina, mi padre, mi pareja?

***

Bueno, bueno. Mega boletín que me quedó astromochilero chachipirulístico. Al menos, eso me parece a mí.

El resto, lo de siempre. Que me sigáis por las redes: facebooktwitter, instagram y youtube.

Y las gracias. Las gracias, gracias, gracias. Danke schön.

Emilio

Imagen de roegger en Pixabay

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.