Los Piscis andan de buen rollo con Júpiter ya peregrino en Acuario

Boletín Astrológico: del 15 al 21 de febrero del 2021


Queridos, queridas, querides. Ando aquí observando cómo la niebla se levanta y poco a poco se disipa —el pronóstico anuncia sol a partir del mediodía— y buscando qué palabras usar para definir esta semana que apenas inicia.

Tampoco es que tenga tantos aspectos relevantes. Incluye, sin embargo, un bonito ingreso del Sol en Piscis. Y también la primera de las cuadraturas entre Saturno en Acuario y Urano en Tauro que nos dará guerra a nivel personal y también se materializará en asuntos de alcance mayor. Esa quizá convenga vigilarla —y de nuevo, no sólo el día en que suceda sino a lo largo de todo el año ya que hablamos de planetas leeeeeentos, pesaaaaados, que se mueven despacito y se quedan mucho tiempo en un mismo grado o zona de nuestra carta.

¿Conclusión? No podría definir la semana ni como mala ni buena —aunque movernos en esta dualidad es un poco cafre y reduccionista— ni se me ocurren otros adjetivos para calificarla: por supuesto, sigue arrastrando los efectos del novilunio, moviendo asuntitos del pasado —Mercurio continúa retrógrado— y pesando sobre una parte determinada de nuestra carta —pensad que se juntó la friolera de seis planetas, contado las luminarias, toditos, toditos en Acuario.

Empecemos. Lo vamos a hacer justo con la tensión de la semana y creo que merece la pena vigilarla porque la Luna, nuestro bello satélite y disparador de eventos, también anda por la zona, lo cual siempre incremente la posibilidades de que se materialicen los efectos del aspecto correspondiente.

¿A qué me refiero? Pues a que el miércoles 17 de febrero viviremos la primerísima cuadratura entre Saturno en Acuario y Urano en Tauro en el grado 7, con la Luna presente, activando la tensión y luego acercándose a nuestro malogradísimo Marte en el Toro.

Esto no puede ser más que estrés, queridísimes, y de nuevo recordad que depende de vuestra carta, de las casas ocupadas, de si existe ya o no ese aspecto en el natal y otro montón de factores. Pero —y lo he repetido en distintos especiales— recordad que este año la tensión se desplazó de los signos cardinales a los fijos y como cada signo tiene treinta grados, no toda la zona fija va estar candente: sólo la que cubre, me atrevo a decir, del grado 5 al 15, más o menos.

Vamos, que conviene mirar qué tenéis en vuestra carta en esa zona —Tauro, Leo, Escorpio y Acuario— porque se activa y mucho.

Y —más de nuevo—: no es que se active esta semana, el día de la cuadratura y ya fue, no y no; recordad lo que os comenté arriba: el aspecto dará la lata entre sus idas y venidas tooooodo el año. Son tres cuadraturas en total y hasta luego, sí, señor.

Echando a mano a apuntes con los que redacté el especial de Saturno en Acuario —y otras cosas que he comentado en vídeos y demás—: podréis ver cómo, a nivel mundial, esta cuadratura ha coincidido con protestas y fuertes opresiones y con problemas entre la libertad de expresión y la justicia. Desde el estar entre rejas a la poli pegando palos. En Myanmar se produjo un golpe de estado apenas hace un par de semanas, seguidas de protestas y acción militar. O en España tenemos el caso del rapero Pablo Hasél al que quieren enchironar por sus letras y tweets sobre la monarquía —reabriendo un debate muy triste sobre la censura solapada que tenemos en mi país.

Luego, y poniéndonos todavía más Astromundialistas, habría que echar mano al ciclo completo de Saturno y Urano. Revisé también un libro muy mono de Lourdes Muñoz que compré hace poco y ella comenta cómo el ciclo se inició en 1988 (esa generación que nace con Saturno y Urano juntos en Capricornio) y ya se encuentra camino de su cuadratura menguante, lo cual implica que las tensiones y bloqueos o reajustes que se propongan tenderán a languidecer y a convertirse un poco en un sálvese quien pueda. De nuevo: yo no hago AstroMundial pero sería interesante ver qué sucede a nivel, por ejemplo de censura y de control de información a lo largo de todo el año.

Recordad además que Acuario es signo de aire, intelectual, social y de información y que con Saturno por ahí tiene que pasar la guadaña sobre qué se consume, qué circula por las redes y cómo se controla. En Italia el gobierno ordenó a TikTok el bloqueo de usuarios menores de edad después de la muerte de una cría de diez años en uno de estos challenges o desafíos que hacen estas criaturitas que son nuestro futuro.

Total. Por aquí dejo todos estos temas que se pueden mover a nivel global pero que por supuesto son aplicables a vuestra carta a una escala menor. Entre la rebelión y la supresión. Quedaos con eso. Con eso y con cierto bloqueo: porque la cuadratura es en signos fijos que no sueltan ni con torta. O a lo mejor —sigo aquí delirando— sólo vivís la tensión como una suerte de estrés porque en vuestra empresa instalaron un programa nuevo dificilísimo o tenéis que readaptaros a tal o cual movida informática o digital y eso hace que se os fría el cerebro… y que os sintáis entre rejas. Tendría también sentido.

¿Qué más tenemos?

Ah, pues sí, pues tenemos el jueves 18 el ingreso del Sol en Piscis. Ay, ay, ay, querido y querida y queride Piscis, porque tú eres muy queride, eres muy todo, eres tan maleable y tan camaleónico, tan, tan, tan Piscis. Pues nada, que empezamos vuestro mes y eso mola.

Mola porque Júpiter ya no anda echa una caquita como el año pasado y, con más y con menos, debiérais notar cierta remontada este año —y sobre todo a partir del novilunio que acabamos de vivir, con la conjunción de los dos benéficos. Además, el próximo novilunio, novilunio en Piscis —en marzo, en marzo— pinta muy requetelindo para todos y todas pero por supuesto para vosotros. Y además, este año Júpiter asomará la cabecita al reino de las profundidades piscianas a partir de mayo.

Total, Piscis: es hora de volver a darle a la botella o al baile o a la guitarra. Es hora de enamorarse. De irse de viaje. De meditar. De hacer yoga. De tener hijos. Todo eso y mucho más para quienes tengan mucho pececito en la carta. Maravilla. Y se irá viendo a lo largo del año. Yeah.

El Sol andará en Piscis hasta el 20 de marzo —que es el día en que se inicia el año astrológico.

¿Qué más?

Oye, mientras voy redactando el Boletín cada vez me parece la semana más interesante… ¿a que sí? ¿A que ya andáis también haciendo vuestros cálculos?

El viernes 19 tendremos una cuadatura —oooooootra más— desde Venus en Acuario a Marte en Tauro. Más o menos por el grado 22 y puede ponernos un poquito sexuales o perezosos; atorados entre el actuar o el disfrutar, entre seducir o comernos vivos al amante, entre comprender o imponer.

Finalmente, y esto también mola mucho, el sábado 20 Mercurio despierta. Sí, ya pasaron sus tres semanitas y espero que no comprárais muchos ordenadores ni teléfonos por la fecha, ni coches, mi monopatines, ni os diera por firmar una importante hipoteca o escritura… A ver, si se hizo, echo está, pero quizá tengáis que contar en los próximos meses con algún reajuste o percance, algún pequeño equívoco casi sin importancia.

Fijaos, Mercurio despierta en el grado 11 —que es prácticamente el grado donde se juntaron los benéficos, ¿guay, verdad? Y en cuanto se ponga hacia adelante repetirá aspectitos lindos.

A lo que voy, a lo que ya he repetido unas pocas de veces:  está siendo un Mercurio muy interesante para empollar, reencontrarse con planes, proyectos, amigos del pasado, replanificar a largo plazo y toda la mandanga. Y, curiosamente, parte de eso que os hayáis currado estas tres semanas tiene muy buena pinta para que luego aguante y se prolongue a lo largo del año gracias al último novilunio, novilunio y a los futuros aspectos mercuriales.

Así que ahí queda. Luego no me digáis que no os avisé.

***

Y eso fue todo, querides. Todo. De momento.

El resto, lo de siempre. Que me sigáis por las redes: facebooktwitter, instagram y youtube —y con suerte me animo a publicar un vídeo para el novilunio.

Quizá os apetece repasar mis últimos artículos:

— el especial sobe el novilunio, novilunio con gato cósmico incluido.

— el especial sobre el mes en formato vídeo indie.

— y la segunda especial, bien guasona, bien completa, de este Júpiter en Acuario. Se agradece y mucho la difusión, esto es, que compartáis por tooooodos laditos. Por Telegram, por Tindr, por Grindr, por Meetic, por Badoo, por la Dark Net, por Tuttifrutti y demás.

Y las gracias. Las gracias, gracias, gracias. Danke schön. A quien me lee, me comparte, me hace consultas, me escribe por privado, por telepatía, se apunta a mis talleres, me hace cosquillas virtuales y toooooda la demás mandanga.

Emilio

Imagen de rethinktwice en Pixabay

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Boletín Astrológico: del 15 al 21 de febrero del 2021