Boletín Astrológico: del 9 al 15 de marzo del 2020


La verdad que tenemos un marzo revueltito, muchos los sabéis, muchos lo estáis sintiendo. Varios planetas en mal estado cósmico, un Mercurio retrógrado que inclina a malentendidos y distorsiones de la realidad, un Marte en Capricornio fuerte y que aún tiene que dar sus últimos coletazos y Saturno, Saturno también en Capri, a puntito de cambiar de signo y elemento.

No nos queda más otra que aguantar, de muchas peores hemos salido y tampoco es para tanto. De hecho, el cielo se recompone esta semana y no tiene malos aspectos -hay lindezas con Júpiter y con Neptuno, sabemos que Venus ya anda florido y coqueto en Tauro e incluso Mercurio por fin despierta.

Lo que pasa -lo que pasa desafortunadamente; o mejor decimos, lo que pasa y listo- es que Mercurio deja de retrogradar el martes, pero el lunes tenemos Luna Llena, plenilunio, plenilunio, y viene marcada por este Mercurio todavía torpe. Claro… eso coloreará toda la semana.

¿Pasamos al análisis?

En eso caso, nos situamos ya en el lunes 9, casi a las 19 horas peninsulares, que es cuando viviremos nuestra Luna Llena del mes o plenilunio, plenilunio. Un plenilunio o Luna Llena no es más que ese momento en que el Sol y la Luna se oponen, se enfrentan, se dicen: Eh, ¿tú de qué vas? ¿Nos aclaramos o qué? El tira y afloja que se produce entre ambos es el aspecto que Astrología se conoce como oposición.

En este caso tendremos al Sol en Piscis y a la Luna en Virgo (claro, siempre son los signos contrarios) y ambos en el grado 19, por si os gusta controlarlo con vuestras cartas.

Hasta aquí, bien, una Luna Llena como otra cualquiera, una oposición sin más. Pero tenemos que analizar el resto de la carta al completo. Entonces, por un lado vamos a ver que tenemos a Neptuno muy implicado, muy conjunto al Sol y, por tanto, opuesto a la Luna. Neptuno es la mentira, el escapismo, las drogas, el misticismo, la música y el cine, la distorsión de la realidad. Yo le tengo mucha tirria, algunos que me leéis, ya lo sabéis: Neptuno te pega la puñalada por detrás, te pone unas gafas de color rosa ridículas, te miente y envuelve en una niebla que asfixia.

Así que ojito con los engaños, con las desilusiones, con los resfriados -ahora que tanto se habla del virus de la corona, y es que tener una monarquía en estos tiempos ya se quedó muy antiguo. Neptuno y Piscis, o Piscis, desde luego que sí, son fríos y húmedos y junto con Virgo están muy relacionados con el eje de la salud y la enfermedad, del enfermo y el cuidador, de las plegarías y deseos y los tubos y análisis de laboratorios.

Así que, monarquías aparte, sí que es una lunación un tanto vírica, de indigestiones, de echar mano al botiquín. Claro, luego resulta que quizá uno se sienta pachucho, pero ¿realmente me hace falta tomarme tal o cual medicamento? Lo digo porque Neptuno no nos hace ver claro, Virgo tiende a la hipocondría y, encima -y esto es lo importante- su regente, Mercurio, está en Acuario todavía retrógrado.

A lo que voy: que a algunos, los más afectados por la lunación, vais a tener que hacer un gran acopio de esfuerzo para mantener los pies en la tierra y la cabeza amueblada sin paranoias, ni fantasías, ni idealismos, y sobre todo con un razonamiento certero. Porque la mente -Virgo, Mercurio- por más que lo intente, se enredará -Neptuno, oposición del Sol en Piscis, la retrogradación de Mercurio.

Sigo. Aquí ya se pone interesante la cosa. Justo un día después, el martes 10, Mercurio despierta de su retrogradación. Lo hace en el grado 28 de Acuario. Os cuento esto porque es un notición – lleva en noción retrógrada desde el 16 de febrero y ha causado un par de despistes y de problemitas comunicativos, así como que nos ha permitido reordenar algunos asuntos gracias a los potentes y efectivos aspectos a Marte.

Que Mercurio despierta, ¡bien! Porque eso significa que, poco a poco, todos los asuntos que le conciernen (y los que rija en tu carta) pasarán a ganar velocidad y se sentirán más llevaderos. Pero que lo haga justo después del plenilunio… Eso implica que mejor gastar todavía cuidado durante los días consecutivos. Es como si la Luna Llena barnizara toda la semana de esos despistes e idealismos que os acabo de contar. Así que mejor aguardaos un poco: podéis firmar papeles, salir de viaje, esto y lo otro, no me cabe duda -siempre podéis hacerlo- pero recordad que el plenilunio anda muy activo.

Luego el miércoles 11 tenemos un sextil estupendo entre el Sol en Piscis y Júpiter en Capricornio en el grado 21. Este no es el mejor de los Júpiter pero a Piscis le sienta de maravilla y puede que los nativos que cumplan ese día o los siguientes tengan un año donde los estudios, asuntos de dinero, los hijos o los viajes cobren relevancia. Sólo un poquito, que es un Júpiter en caída y sólo le aspecta por sextil.

De ahí pasamos al sábado 14 y sus aspectos sencillos pero armónicos. Por un lado, Marte en Capricornio -ese Marte que dará guerra hasta finales de marzo- le planta un sextil a Neptuno en Piscis en el grado 18. Aquí el trabajo duro, constante, organizado se une con las musas y la creatividad: desde subir a una montaña para visitar un monasterio a dirigir un proyecto cinematográfico o una proponer una causa defensora de los animales. Ambición y visión a la par.

Y puestos a ambicionar, ese mismo día, el Sol desde Piscis le dibuja un sextil a Plutón en Capri. La verdad que con tantos aspectos piscianos os aconsejo que busquéis qué casa de vuestra carta ocupan los pececitos porque allí seguro que se da meneo y además del positivo: proyectos que salen, personas que apoyan, ideas, invitaciones, iniciativa.

Finalmente nos despedimos de la semana con la Luna en Sagitario, después de dos días y medio de intensidad con la Luna en Escorpio, su susceptibilidad, aguijones y necesidad de llegar al meollo de la cuestión.

Chimpón.

***

Voy a terminar dándole las gracias a todos los que asistieron a nuestro evento literario este jueves pasado en La Librería La Escalera. Fue muy lindo teneros de público, escuchando nuestros relatos y compartiendo un buen vino, que in vino, veritas, y con tanto Piscis pues no queda más otra que alcoholizarse. Intentaré subir unas fotitos luego del evento.

Y también un trillón de gracias a ese grupo tan, tan hermoso, que se ha apuntado al mi curso de Astrología. Pasamos una mañana del sábado muy chula, analizando conceptos básicos astrológicos, desde las polaridades, la humedad y la sequedad, el frío y el calor, modalidades y elementos en Astrología. Por supuesto, siempre aplicándolo a las cartas natales de los presentes, que para eso es un taller muy práctico. ¡Y sólo acabamos de empezar! Nos quedan tres sábados más.

Lo mismo, el próximo lo organizo online por Skype o por Zoom. ¿Alguien se anima? Si es así, por fa, escribidme, para saber con cuántos cuento y pensar en horarios, si estáis a un lado u otro del charco y esas cosas.

Y eso es todo. Sabéis que podéis seguirme por las redes: esto es, por facebooktwitter, instagram y youtube. Y que siempre podéis encargarme un super coaching astrológico

Os mando un megabrazo telepático, os beso, os estrecho la mano en estos tiempos monárquicos,

Emilio P. Millán


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 9 al 15 de marzo del 2020

  • Isabel

    Saturno siempre es el pesado y el maldito. ¿Que los capris estamos jodidos de por vida, con ese regente, o que? ¿Y cuando nos visita? La proxima vez me desaparezco de mi vida, mientras Saturno visite al signo.

    • Mochilastrológica Autor

      Jaja, bueno, es lo que tiene. Los hijos de Saturno aprietan los dientes; los hijos de Júpiter siempre se ríen de los peces de colores. Pero recuerda el cuento de la cigarra y la hormiga…

  • marta

    Hola Emilio! Llevo tiempo siguiéndote y con ganas de escribirte. Lo del taller por skipe me ha animado a hacerlo. Me encantaría poder apuntarme. Estoy en Barcelona y para mí sería mejor por las tardes.
    Me llamo Marta y soy muy aficionada a la astrología, llevo años leyendo libros y practicando con mi carta, pero me falta seguridad en la interpretación. Bueno, ya sabes que si te animas, aquí tienes una interesada.
    Un abrazo.
    Marta

    • Mochilastrológica Autor

      Wow, qué bien, Marta. ¡La primera anotada! La idea es reproducir el curso básico de interpretación que estoy dando ahora en Berlín. Así que te tengo en cuenta.

      Mil gracias!!!!