Plenilunio, plenilunio disonante en Libra. Hay que respirar. Hay que comunicar.

Boletín Astrológico: del 6 al 12 de abril 2020


Queridas, queridos, queridillos. Otro domingo más de Boletín para un abril que sigue mostrándose bastante ajetreado y en un año que, como muchos y muchas habéis comprobado, no nos dejará indiferentes.

Abril nos trae entre otras cosas la primera de las conjunciones entre Júpiter y Plutón -que se produce justo hoy domingo-; una cuadratura entre Marte y Urano -que veremos esta semana- y un novilunio en Tauro no especialmente prometedor. En fin, todo lo iremos viendo conforme corresponda.

Sí es verdad que me lié la manta a la cabeza y subí un vídeo de cine de autor con un análisis rápido al mes. Si alguien se anima, aquí tiene el enlace. También, si alguien se anima a darme unos consejos de edición, pues soy todo oídos y agradecimiento.

Hablando de agradecimientos, de un nuevo un trillón de gracias porque se me ha llenado en seguida el taller de Astrología online. Danke, danke schön. Tengo todavía que responderos varios emailes y mensajes pero desde ya os aviso que no quedan plazas. Se puede buscar el armar otro grupo, no es mala idea. Tendríamos que buscar otros días en la semana, los jueves por ejemplo y demás. Con el mismo horario. O los sábados en la tarde. Contadme en vuestros mensajes a ver qué os parece.

Con las mismas, y en este barullo de gratitud y de pandemias y de confinamientos hogareños, el próximo miércoles a las siete y media daré una charla gratuita o webinar o retransmitiré en directo -he de ver cómo lo hago, tengo que consultar a los colegas- sobre este Saturno en Acuario y sus posibles desafíos. Y con mucho gusto intentaré responder vuestras respuestas.

Ya sabéis que tenéis el especial muy completito, bien largo en que publiqué a principios de la semana coincidiendo con la conjunción de Marte y Saturno en el grado 0.

Y ahora sí, pasemos al lío. ¿Qué nos trae esta semana? Pues a ver… esta semana nos pide -o lo mismo no nos lo pide pero yo os lo aconsejo– que bajéis un poco las revoluciones. Y que andéis con pies de plomo en asuntos parejiles, sentimentales y demás.

Lo digo porque tenemos una cuadratura entre Marte y Urano muy estresante y porque la Luna Llena en Libra, plenilunio, plenilunio y signo del amor, la justicia y el compartir, anda algo encendida y los portazos y el mandar a freír espárragos puede ser un tema fuerte hasta que el mes se acabe.

Por otro lado, y agregándole un tono positivo al panorama, Mercurio se despide de Piscis realizando muy lindos aspectos y su ingreso en Aries también llega bien acompañado.

Y ahora empecemos, ¿de acuerdo?

Lo haremos saltando al martes 7, que llega cargadito de regalos. Lo primero es la cuadratura entre Marte en Acuario -ese Marte que se ha conjuntado a Saturno tan sólo hace una semana- y el rebelde, cabezón, distópico, extremo Urano en Tauro.

Estas cuadraturas duelen y suelen ir muy ligadas con asuntos de aeronáutica, electrónica, información, hasta terremotos y cualquier sacudida -cosas de Urano y cosas de Marte. Es un Marte, además, que por regencias recibe muy mal a ese Urano, lo cual agravaría la cuadratura.

Prisas y más prisas, que es lo que da Marte. Una mente rebelde -que para eso está en Acuario. Problemas y desavenencias con los amigos. En las organizaciones. En los sistemas horizontales. Demasiados favores. O colegas que nos hacen desplantes. Levantamientos. Manifas.

Por no hablar de catástrofes e incendios aéreos -Acuario- y también en la tierra y en los bosques -recordemos que Urano anda en Tauro.

A nivel personal, la cuadratura da estrés, cabreo -Acuario se indiga continuamente- y ganas de cortar -Marte- por lo sano – Urano. El grado es el 5, por el culo tralará, y afectará en especial a los signos fijos, esto es, Tauro, Leo, Escorpio y Acuario.

Parte de esta configuración -hago una breve nota- es la que viene cañera el póximo 2021 cuando Saturno encima participe: os lo comentaré en la charla.

El martes, además, Mercurio, ya dando sus últimos coletazos, le dibuja un sextil a Plutón desde Piscis a Capricornio: ideal para la concentración, para el estudio profundo, para bucear en la psique, en los demonios y en las energías. Se podrá transmutar todo ese barullo pisciano de la mente. Terapias alternativas. O terapias que te ponen el dedito en la llaga. Y a llorar y liberar bloqueos.

Bueno, el miércoles 8 en la mañanita temprano tenemos: Por un lado, otro aspecto de Mercurio. Un sextil con buena recepción a Júpiter en Capricornio -que ya sabéis que lo hace lo mejor que puede-: en fin, que menos nos da una piedra.

Facilita de nuevo el estudio, análisis de mercado, comunicación con los hijos, compartir temas espirituales o místicos o creativos, todo muy rollo Piscis.

Además, el miércoles 8 se produce la Luna Llena o plenilunio, plenilunio. ¿A qué es linda la palabra? No se gasta de usarla, de repetírsela al oído de los amantes: plenilunio, plenilunio, plenilunio.

En cualquier caso, el plenilunio no está para tirar cohetes: la Luna se opone al Sol desde Libra a Aries y en el grado 18 y tiene una cuadratura muy amplia, seamos honestos, a Júpiter y a Plutón. Como que se nos puede ir la olla con nuestro concepto de justicia: a nosotros o a nuestra pareja. Lo mismo con temas del compartir, equilibrar, yo te doy más, tú me das menos.

Aparte, no hay que olvidarlo, la cuadratura entre Marte y Urano andará muy activa, apenas acaba de suceder. Con sus portazos y cabreos.

¿Qué nos salva? Pues bueno, nos salva el regente de la lunación, Venus, por Géminis y en trígono a Saturno y a Marte, y los aspectos de Mercurio; esto es: Se puede comunicar bien aquello que nos pasa antes de mandarlo todo a freír espárragos. Se puede uno distanciar y no subjetivizarlo todo. Se pueden buscar soluciones racionales -aunque esta búsqueda también generará su estrés.

Ea.

Luego la semana discurre con cambios lunares, aspectos menores. Fijáos que la Luna ingresará en Escorpio y le suele ir la marcha, porque piensa que si no duele no es amor. Además activa la cuadratura fija. Repito: ojito en las relaciones y en las reacciones violentas. El viernes 10 pasará a Sagitario.

Nos despediremos de la semana el sábado 11 con el cambio de signo de Mercurio. Después de dos meses de despistes y reajustes emocionales y comunicativos, Mercurio sale finalmente de Piscis e ingresa en Aries.

Que Mercurio ande peregrino en Aries, pues es lo que toca, es decir que no es ni la mejor posición ni tampoco lo peor; lo que pasa es que después de toda la dislexia de Mercurio en Piscis ¡y retrógrado! pues bienvenido este Mercurio en Aries.

Viene a animarnos la vida a los arianos, a hacernos más comunicativos, rápidos en nuestras decisiones, un tanto egoicos, faltos de empatía, intuitivos, resolutivos e infantiles. Yo, yo y yo, que dice Aries. Nos dará un poquito de inquietud y ganas de camorra y mucha proyección en el futuro, muy en la línea con el elemento fuego.

Eso sí, durará sólo tres semanas: el 27 de abril ingresará en Tauro y entonces a la mente le gustará evaluar y sopesar mejor las ideas y encontrarles la vuelta práctica, estética o disfrutona.

Justo además, recién ingresado, le dibujará un sextil a Saturno en Acuario: así que tanto ímpetu podrá ser canalizado, un poco dirigido, materiazarlo, permitirle que se concentre un poquito más de lo normal.

Y ya fue: chimpón.

 

***

Y nada, no me enrollo más. Entre tanto, lo de siempre: que mil gracias, mil abrazos, mil todo eso por vuestros likes, comentarios, tomatazos y piropos.

Esto también lo sabéis: que me encanta que me sigáis por las redes como por facebooktwitter, instagram y youtube. ¡Que me regaléis estrellitas en las opiniones de Facebook! Y que siempre podéis encargarme un super coaching astrológico que me sale divino.

A unos pocos os veo el próximo martes 7 para darle duro a los astros. Y a otros muchos espero poder verlos en la charla del miércoles. Os mantengo informados.

Muy feliz semana.

Emilio

(Image by Tumisu from Pixabay)

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.