Boletín Astrológico: del 25 al 31 de mayo 2020


¡Qué movida! Se nos acaba el mes de mayo…Y sí, es cierto que el mes tiene los mismos días de siempre: Lo que pasa es que en Berlín, ya por estas fechas, uno quiere verano, cachondeo, lagos, fiestas al aire libre. Sin embargo, entre los chaparrones que nos caen y las restricciones por parte del virus y del gobierno parece que vivimos en una suerte de tiempo enlatado y monocromo.

Menos mal que poco a poco las terrazas se llenan. Y los parques —o bueno, los parques nunca se terminaron de vaciar.

En el cielo vamos a encontrarnos una semana muy, muy, muy tranquila. Fijaos que tenemos fases con un montón de movimiento y otras donde pareciera que hasta el cosmos se va de cuarentena. Eso sí, calma chicha; a la semana siguiente estrenaremos temporada de eclipses y sabéis que estos suelen traer electricidad, chutes energéticos o sus opuestos apagones.

[Por cierto que, para los que aún no tenéis las fechas, aquí os las dejo: 5 de junio, 21 de junio 5 de julio —y pim, pom, fuera, que se me sale la camisa fuera].

Y ahora sí, vamos con el Boletín que ya se perfila como uno de los más cortos del año. Fijaos:

Empezamos el lunes 25 con un sextil no tan agradable entre Marte y Urano, desde Piscis a Tauro y en el grado 8. Y me diréis: ¿pero los sextiles son buenos? Pues a ver… los sextiles como tales son aspectos armoniosos, aunque no son la bomba: lo que pasa es que aparte del aspecto tenéis que ver los planetas involucrados y sus dignidades planetarias. Y disculpad que os diga, pero Marte y Tauro se llevan regular. Lo mismo Urano le echa una mano a Piscis pero Marte a Tauro ni de coña. Esto lo detallo en mis super talleres pero para no enredarme tanto podemos concluir con que este sextil es una mierda.

Aquellos toritos o nativos con planetas personales por la zona alrededor del grado 8 quizá se pasen una semana un poquito más ajetreada, con estrés, impacientes, cabreos, zarandeados por situaciones que les roban la tranquilidad… todo muy Marte y muy a lo Tauro, que no sabe canalizar la mala hostia. En caso de que os zarandean un pañuelo rojo, vosotros mirad para otro lugar y dejaos de cornadas.

Eso el lunes.

Y luego el jueves 28 viviremos un cambio planetario. En este caso nuestro domiciliado Mercurio en Géminis se pasa al signo de los cangrejos, a Cáncer.

Mercurio en Cáncer como que ni fu ni fa, es decir, que está peregrino. Al final todos los planetas nos aportan algo según el signo por el que pasen —yo pongo el ejemplo de mi Mercurio en Piscis que no se entera ni jota pero luego me da cierto pensamiento universal e interés por lo simbólico, además de gafas culo vaso.

En el caso de este Mercurio, pues otorga memoria, pensamiento emocional, intuición, fantasía. Se habla de lo que se siente. Se habla de la familia. Se habla con y de la madre Recordad que a Cáncer lo rige la Luna y todo planeta en el signo de los cangrejos tendrás sus subidas y sus bajada, sus arrebatos plenilúnicos y sus necesidad de reclusión al más puro estilo de un novilunio.

El elemento agua además es muy terapéutico —no pongáis a estos nativos a hacer cuentas matemáticas, pero seguro que empatizarán como nadie con vuestras emociones y podrán sanaros con su consejo y arte de la escucha —siempre que las emociones no les nublen a ellos.

Hasta aquí la descripción. Y hasta aquí lo típico, esto es, que los cangrejitos andarán más charlatanes, más comerciantes, más inquietos e ingeniosos. Bien.

Lo que pasa es que este Mercurio en Cáncer también retrogradará. Ya podéis llevaros las manos a la cabeza todos los catastrofistas porque empezará a retrogradar el 18 de junio y para esa semana tendremos cinco planetas retros en el cielo. Os aseguro que el mundo no se acabará: al mundo lo puede destruir la contaminación pero los retrógrados no. Así que más reciclar, más consumo consciente y menos miedo a los planetas retro.

Mercurio saldrá de Cáncer finalmente el 5 de agosto. 

Y eso fue: la luna pasará por Virgo en el cuarto menguante y se despedirá de la semana en el diplomático y disfrutón signo de Libra. Y así damos por terminada la semana.

***

Y ya está. Ya fue. El resto me lo podéis contar en vuestros comentarios, por las redes, por aquí y por allá. Por fa, no me enviéis tantos mensajes por privado —que parece que sois más Escorpio que yo— y animaos a hacer preguntas en abierto, que así aprendemos todos y os respondo todavía de mejor talante.

Esto también lo sabéis: que me encanta que me sigáis por las redes como por facebooktwitter, instagram y youtube. ¡Que me regaléis estrellitas en las opiniones de Facebook! Animáos, escribid allá vuestra lindas palabras en el este apartado. Y recordad que siempre podéis encargarme un super coaching astrológico que me sale divino.

El martes de esta semana terminaremos el taller II de Astrología —con un grupo de alumnas cojonudas y que me han acompañado (casi todas) por ocho semanas seguidas y me han dejado unos comentarios mega lindos sobre el curso que os animo a leer por acá.

El taller del jueves también se me llenó y seguiremos profundizando en casas, la derivación de estas, en los planetas y sus miradas. Un gusto que el grupo sea tan, tan, tan multicultural y que los alumnos y alumnas vengan de todas las esquinas del globo.

Finalmente tendremos en junio el último curso de Astrología antes de las vacaciones. Será un curso básico, para quien quiera aprender conmigo, profundizar de manera didáctica, en sus cartas y en este hermoso lenguaje: sin tecnicismos, con mucho humor y mucha práctica. Todos los detalles sobre el curso aquí.

Ah, quiero terminar con un super aplauso para todos: ya somos 4000 en el grupo de Facebook —y Facebook es un patio de vecinos y Mark Zuckerberg un Tauro mentiroso y la felicidad no se mide en números. Pero ¡qué cojones!, muchas gracias.

Emilio


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Boletín Astrológico: del 25 al 31 de mayo 2020