Venus despierta y Marte ingresa en Aries.

Boletín Astrológico: del 22 al 28 de junio 2020


Ya he comentado otras veces que las retrogradaciones de Mercurio debieran servirnos —más que para alarmarnos— para apagar un rato los teléfonos y otros dispositivos y dedicarnos de buena gana a la introspección, reflexión o a una comunicación más orgánica.

Lo digo porque la semana pasada Mercurio empezó a retrogradar en Cáncer y yo me salí de las redes, apagué el ordenador y, antes de enviar un mensaje o un audio, he preferido llamar. También es cierto que no he parado de trabajo y el poco tiempo libre que me queda prefiero pasarlo fuera que colgando las noticias cósmicas en Instagram. ¿Qué le vamos a hacer? Cuestión de prioridades.

Aún así, qué bella la sorpresa, que me he metido hoy en Facebook y me han dejado nuevas opiniones sobre el curso de Astrología. Me tomo la licencia de copiar un par de ellas:

«Emilio es un gran guía para dejarse llevar por los senderos de la astrología. Me ha encantado cómo combina la teoría y la práctica en el curso; nos ha hecho pensar y estrujado el cerebro ayudándonos y animándonos a ser creativas y a que cultivemos nuestra propia mirada, todo con su base teórica por supuesto. Además, aporta detalles y herramientas muy chulas y no tan frecuentes, pero no por ello menos importantes.Y todo esto con un ambiente estupendísimo, súper agradable y familiar.
Hace tiempo que buscaba un curso así y espero repetir pronto. Emilio es un crack y su mochila astrológica está llena de sabiduría!! Mil gracias por tu dedicación».

«Desde hace tiempo veía los post de Emilio en su blog y me parecían una pasada. Tiene una visión muy completa sobre la astrología y su simbolismo. Y eso lo he podido comprobar más aún en sus clases. Aparte que tiene una forma de enseñar que engancha y te mantiene interesado todo el tiempo. También, es muy fácil preguntarle tus dudas e intercambiar ideas con él. El curso es muy intenso, pero se hace muy agradable. Recomendadísimo! 
Y muchas gracias «.

Ea. Eso por ahí, lo que me dicen mis super alumnas. Gracias, gracias, gracias y más gracias.

Os cuento también que no paro de darle vueltas a lo que quiero montar después del verano. Dar más talleres, monográficos, quizá un especial sobre Sinastrías y otro sobre Tránsitos. También me he planteado dar cursos un poco más reducidos en horas y menos intensos —ya que no deja de ser un porrón de información de la que no me canso de hablar pero que es preciso ir procesando, masticando, cociendo a fuego lento.

Os mantendré informados. Informadas. Informadxs. Informades.

Eso por ahí.

Luego, un pequeño apunte sobre algo que sucedió esta semana y me parece digno de comentar:

Como siempre, el domingo pasado publiqué el Boletín, lo compartí en las redes y toda la mandanga. Era un  Boletín donde se informaba del eclipse que ha sucedido hace un rato —un eclipse marcado por la cuadratura de Marte (e incluso si se me apura, hasta de Neptuno) y en el recién estrenado cambio de signo y de estación.

Todo bien.

Luego pasó que por Facebook una de las lectoras me reprochó que no hubiera comentado la presencia de los Nodos en el eclipse; a lo que en seguida se sumó otra lectora para puntualizar, o criticar, o simplemente dar su opinión, de que el Boletín de esta semana era muy flojo o muy corto, no recuerdo bien.

Los comentarios de ambas, no tenían mucho fundamento, pero vale que esto es una democracia —o lo intentamos— y que para censura, pues China. Así que yo respondí y expliqué algo muy chulo, muy claro, muy evidente con respecto a los eclipses: esto es, que eclipse y Nodos van de la mano, a veces con conjunción más abierta y otras más cerrada. Y que decir eclipse ya infiere que unos Nodos participan, igual que una Luna y un Sol.

Lo expliqué mucho mejor en el comentario de Facebook y hubiera estado genial que pudiérais leerlo —por esto de que preguntando, comentando, respondiendo, así aprendemos todos. Pero resulta que alguna de ambas lectoras decidió borrar su comentario y, de paso, hacer desaparecer mis explicaciones.

Entonces, moraleja: que sois todos y todas y todes y todxs super güelcom a participar en el muro y a opinar y a escribir lo que veáis pertinente. Estaría bien que, antes de lanzar una queja o crítica o apunte, considerárais que tiene fundamento. Pero, bueno, el que tiene boca se equivoca. Y de verdad que yo soy el que tiene más ganas de aprender. Pero porfa… después de todo el jaleo, ¡no borréis los comentarios!

Y ahora… ¡el Boletín!

Pues a ver, el Boletín es un Boletín entre eclipses —el de hoy y el del 5 de julio y que por cierto serán los últimos en el eje Cáncer y Capricornio. Los eclipses que lleguen en diciembre ya serán en el eje Géminis y Sagitario y nos acompañarán por todo el 2021.

Aparte, la semana trae el despertar de Venus en Géminis, que se ha pegado retrógrada unas pocas de semanas, y el ingreso de Marte en Aries, que es un ingreso muy interesante y que va dar de qué hablar durante los meses de septiembre y octubre cuando retrograde y mal reciba la cuadratura de Saturno en Capri. Ea.

Empezamos con el martes 23 y oooootroplanetamás que se pone retro. En este caso, Neptuno, significador del amor universal, de las desapariciones y de los escapistas, el gran Houdini cósmico, echa el freno de mano casi en el grado 21 de Piscis.

No sé yo qué deciros de esta retrogradación —igual que me cuesta analizar las retrogradaciones de los otros transpersonales. Recordad que Neptuno se mueve muy despacio y se pasa largo tiempo retrogradando y sus efectos son sutiles, muy sutiles, se mueva hacia adelante o hacia atrás. Lo único que os puedo asegurar es que el 29 de noviembre despierta. Y lo hace en el grado 18.

Luego, por otro lado, y en el mismo tema —el de las retrogradaciones—, Venus por fin despierta este próximo jueves 25, por el culo, tralará. Este despertar de Venus sí tiene consecuencias más significativas a nivel personal: pensad que el planeta representa a las relaciones, el afecto, los gustos, los placeres y con la retrogradación había puesto estos temas un poco en entredicho, con una capa nostálgica o de reflexión. Cada nativo y nativa lo habrá vivido de una determinada manera, en función de su tema natal, de la casa que transita Venus, de su Venus natal también.

Ahora, que Venus despierta —y lo hace en el grado 5, tararí que te vi— pues podremos notar como estos asuntos venusinos se aligeran, se aclaran dudas y acabamos de deshojar la margarita y por fin nos decidimos. Venus continuará por Géminis hasta el 7 de agosto.

¿Más cosas? ¿Qué más le pongo? El Marte anda de oferta, ¿medio kilo o uno entero?

Pues sí, no queda otra. El sábado 27 de junio ingresa Marte en Aries y esto sí es muy, muy, muy, muy importante. ¿Por qué es importante? Pues porque Marte es un planeta complicadito y conviene andar atento a por dónde anda, cómo se mueve y los aspectos que recibe.

Claro, este año tiene la suerte y el desafío de transitar por Aries —lo cual no le hace tanto mal pues se encuentra domiciliado— pero más adelante se pondrá retrógrado y luego cuadrará a Saturno en Capri.

No vamos a adelantar noticias ni ponernos agoreros porque todavía faltan unos meses hasta septiembre y octubre. Entre tanto, el ingreso de Marte en Aries viene que ni pintado en estas fechas donde todo anda retro y —virus aparte— pareciera que medio mundo se quedó adormecido. Así que con este Marte llega un buen impulso para arrancar proyectos, sacar un poquito de mala hostia sana, hacer deporte, trabajar nuestra competitividad y deseos sexys. ¿Veis? ¿A que suena bien?

Lo tendréis que matizar según vuestra carta y viendo todo el recorrido de este Marte que andará por Aries hasta ¡el 6 de enero del 2021!

Finalmente este mismo Marte le dibujará un sextil a Saturno en Acuario el domingo 28. En teoría, el sextil es un aspecto armónico pero tampoco os creáis que este sextil es para pegar cohetes. Justo habrá también cuarto creciente con la Luna en Libra recibiendo muy mal a ese Marte, o sea que si el fin de semana sentís que os tiráis de los pelos y que no os aguantáis con la pareja, siempre podréis culpar a los astros. Habrá una T-Cuadrada cardinal en el cielo.

DAS END

***

Y ahora el corta y pega:

Que me encanta que me sigáis por las redes como por facebooktwitter, instagram y youtube. ¡Que me regaléis estrellitas en las opiniones de Facebook! Animáos, escribid allá vuestra lindas palabras en el este apartado. Y recordad que siempre podéis encargarme un super coaching astrológico que me sale divino.

Este martes terminamos la última clase del taller y ya me daré mis merecidas vacaciones. Espero poder también hacer un directo gratuito festivalero.

Nos leemos pronto, nos vemos en los talleres, en los parques, en los lagos; abrazos, abrazos.

Emilio

 

(Foto. Fte: https://unsplash.com/)

Photo by Vladimir Fedotov on Unsplash


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 22 al 28 de junio 2020