Berlín, eclipse, apertura de fronteras y cuadratura de Marte.

Boletín Astrológico: del 15 al 21 de junio 2020


Pues nada, que ya está aquí la siguiente semanita del eclipse, tralarí, tralará. En Cáncer, primeros grados, esto y lo otro; en seguida os lo cuento.

Aparte, se dan más cosas: Mercurio retrograda, Marte vive varios aspectos —Marte casi o prácticamente cuadra la lunación. Y por supuesto cambiamos de signo solar, es decir, se acabó Géminis y los Pessoas y entramos en Cáncer y Angelitas Merkel.

Eso sí, y antes de ponerme de lleno, os explico que hace un calor en Berlín bochornoso, que no dejo de sudar, que se me pegan las prendas a esta piel mía velluda y que no ha dejado de llover y de tormentear desde hace un día. Te pasas todo el invierno deseando que suban las temperaturas, que se alarguen las tardes, que te den las vacaciones y cuando llega el verano el cielo se nubla, relampaguea y esto parece la boda del monzón.

Finalmente un pequeño gran Gracias a todas las compañeras —y el compañero peruano— que acabaron conmigo el jueves otro curso de Astrología. Nos divertimos en grande. Nos pasamos con la hora entre análisis de aspectos complicados. Y espero poder verlos para una pequeña quedada astrológica en septiembre.

Ahora ya sólo me queda el grupo del martes y luego me daré mis merecidas vacaciones pero que sepáis que volvemos en septiembre con nuevos cursos y que aquellos interesados e interesadas pueden irme contactando.

Y ahora por fin: Empecemos.

En realidad tendríamos que saltar hasta el jueves 18, que es cuando empieza la mandanga. Entre tanto, podríamos mencionar que la Luna va camino del eclipse o del novilunio, novilunio —pues se trata de una Luna Nueva— y cruzará los signos de Tauro y Géminis.

Hasta llegar a ese día, al jueves 18. Bien prontito, bien temprano, nuestro Mercurio, que anda en Cáncer desde hace dos semanas, decide poner el freno de mano y dar marcha atrás. Oh, oh… O sea, que tendremos en el cielo —hasta que Venus despierte, que despierta ya en unos días— una mandanga de cinco planetas en modo retro.

¿Que cuáles son? Pues junto con Mercurio en Cáncer y Venus en Géminis andarán Júpiter en Capri, Saturno en Acuario y Plutón en Capri. Yeah.

Mercurio retrograda en el grado 14, casi el 15 de Cáncer —por si queréis bichearlo en vuestra carta y se pegará la habitual caminata marcha atrás de tres semanas. No me gusta enrollarme con esto de los retrógrados y mucho menos demonizarlos —aparte, asumo que casi todos los que me leéis y casi todas las que me seguís pues estáis al tanto de lo que va la mandanga.

Mercurio es la mente, la comunicación, los hermanos, el comercio y la retrogradación invita a revisar estos asuntos y a despistarse un poco y llevarse ciertos chascos o sorpresitas más o menos significativas desde un traspapeleo de documentos al retraso de un avión. Aparte toca siempre mirar en qué signo se produce este fenómeno. En este caso es en Cáncer, domicilio de la Luna y exaltación de Júpiter, así que puede afectar con más motivo la comunicación familiar —por ejemplo— o asuntos monetarios —por Júpiter— o temas de estudios, extranjeros o filosofía —por Júpiter también.

Ea. Buscad la casa que os transita, los aspectos que realiza y, con suerte, lo mismo acertáis alguna predicción. Que tampoco un tránsito de Mercurio os va a cambiarla vida, ¿o qué os creéis?

Mercurio andará retro por Cáncer hasta el 12 de julio.

Seguimos. El mismo jueves pero ya casi acabando el día tendremos un aspecto de Marte. Quedaos con la copla: este Marte, que no es tan nocivo; bueno, está en Piscis, rollo salvavidas, te echo una mano, me enamoro, me desenamoro, estudio, me pongo filosófico, me enredo en mis acciones y tal, resulta que le dibuja un sextil a Plutón en Capri.

De entrada, el sextil anda dabuti. Como Piscis se enreda mucho, pues siempre le viene bien un aspecto de un planeta fijo o de un signo de tierra. En este caso, Plutón desde Capri lo baja al suelo y le da más estabilidad. Además, Marte recibe muy bien a ese Plutón.

Es el momento de dirigir —de enfocar, de correr la maratón o el sprint, lo que sea— toda esa energía pisciana con un toque práctico y voluntarioso. El aspecto da determinación. Nos ahorra despistes. Resta mutabilidad.

Las prácticas creativas, filosóficas, filantrópicas o incluso con cierto punto económico pueden llegar a buen puerto en esta semana. Siempre que uno se esfuerce, ojo, que se trata apenas de un sextil y el sextil es un empujoncito sólo si coge suficiente impulso.

Claro, el sábado 20 además, ese mismo Marte dibuja otro sextil —la recepción es cojonuda— entre Marte en Piscis y Júpiter en Capricornio. Y ya sabemos que Júpiter en Capricornio anda retro y algunos os dirán que no vale ni un duro, pero ni caso: el aspecto es bastante agradable y no hace sino potenciar parte de lo mencionado un párrafo arriba.

De nuevo, buscad la casa que transite Piscis pues allí podréis meterle caña al asunto y llegar hasta el meollo y sentir que las fuerzas no os fallan, que hay voluntad y ganas de sacar trabajo hacia adelante. Que poquito a poco, el jaleo y desconcierto y eltodovale de las últimas semanas, se va diluyendo.

Aparte, el mismo sábado nuestro Solete sale de Géminis e ingresa en Cáncer. ¡Yuhu! Qué bueno esto del recorrido solar por el horóscopo, ¿no? Cáncer, como signo cardinal, es uno de los más importantes —los cardinales son como las columnas sobre las que se construye el mapa natal, marcan giros en la vida, emprendimientos y, por supuesto, el cambio de estaciones.

Eso implica que con la llegada de Cáncer, además de ponernos nostálgicos y lunáticos, estrenamos verano en un hemisferio e invierno en el otro.

Pues eso. Que felicidades, cangrejitos. Y que sepáis que todavía tenéis un poco de cante flamenco este año con los eclipses y el Marte retrógrado entre septiembre y octubre y lo mismo os da por las bulerías que por las saetas. Ya lo iremos viendo.

El Sol andará por Cáncer hasta el 22 de julio.

Finalmente o fáinaly o endlich —que dicen los alemanes—, el domingo 21 es el día del eclipse. Los eclipses —me salieron ya callos de teclear siempre lo mismo— no es más que una lunación, esto es, una Luna Nueva o una Luna Llena, un poquito más intensificada y que trae remolinos de colores en función de cada carta y por una duración de unos seis meses —hasta que se produzca el próximo eclipse de ese tipo.

En este caso aquí tenemos un eclipse de Sol, que es lo mismo que una Luna Nueva o lo que es lo mismo, repetid conmigo, un novilunio, novilunio. El novilunio eclipsado se da justo a inicios de Cáncer, Sol y Luna juntitos en el grado 0 y ese es el grado que tendríais que mirar para ver si se lía o no se lía.

Y respecto al eclipse… Pues a ver, hay algo que tenemos que tener en cuenta y es que ese Marte en Piscis, ese Marte que lleva haciendo buenos aspectos toda la semana, le dibuja una cuadratura fuera de signo pero no muy bien recibida al Sol y a la Luna. Vamos, que Marte en cuadratura daña al eclipse.

Pensad que Marte da estrés y enojos y eso podría ser una buena manera de definir los efectos de la cuadratura: un periodo donde, en función de vuestra carta, podría haber mala hostia y ansiedad —Cáncer es muy ansioso— en un área determinada de vuestra vida.

Ea. Eso es. Eso ha sido y aquí os dejo.

Ese puntito del eclipse, aparte, quedará un poco sensible y habrá momentos donde la ansiedad suba un piquito, vuelva a bajar, vuelva a subir. En fin. Cosas del eclipse y de la Astrología. El resto os lo cuento en mis clases o encargáis uno de mis super chachi pirulis perrofláuticos coachings astrológicos.

Chimpón.

 

***

Y ahora el corta y pega:

Que me encanta que me sigáis por las redes como por facebooktwitter, instagram y youtube. ¡Que me regaléis estrellitas en las opiniones de Facebook! Animáos, escribid allá vuestra lindas palabras en el este apartado. Y recordad que siempre podéis encargarme un super coaching astrológico que me sale divino.

Feliz semana, gracias a los que os habéis apuntado al próximo taller —y a todos y a todas que os habéis interesado por él. He creado una lista como de espera para los que queráis que os avise para cuando monte los siguientes talleres. Quien ande con ganas, que me avise, que lo anoto a la lista.

Nos leemos pronto, nos vemos en los talleres, abrazos, abrazos.

Emilio

 

(Foto. Fte: https://unsplash.com/)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.