El Sol que se une a Saturno y a Plutón y una pintura de Hopper

Boletín Astrológico: del 13 al 19 de enero 2020


¡Wo-Oh! ¡Wo-Oh! Que sí, que ya está aquí el Boletín Mochilastrolopitecus en la que sería la semana post eclipse y post conjunción de los malotes.

Bueno: los malotes se están juntando ahora mismo. Mientras tecleo estas líneas, Saturno se arrima imparable a Plutón, ambos en Capricornio. De acuerdo con las efemérides, Saturno viaja por el grado 22º 43′ y y Plutón se encuentra ahí, con sus cojones gordos —o con su superpotorro, que aquí no discriminamos— en el 22º 45′.

Es muy probable que muchos hayáis pasado esta semana sin grandes altercados. ¡Pues claro que sí! Por un lado, el eclipse y la conjunción no nos afectan a todos por igual; por otro, y con esto no quiero ser el más aguafiestas, si os toca un punto sensible, iréis sintiendo los avatares de todo este jaleo a lo largo del año. Ya sé que me repito, pero es que se trata de un eclipse y de una conjunción de planetas muy lentos y no tiene por qué vivirse justo en el día que se produce.

También os digo que he tenido consultas de Capricornios muy jodidos, que han sido despedidos del trabajo, o que tienen las rodillas o los dientes dándoles problemas; una Ascendente Cáncer al borde del abismo —Marte también en su casa 1— y otra con el Sol muy afectado y viviendo una situación bastante compleja. Por las redes la gente me comentaba de indigestiones, insomnio y mucha sensibilidad, esto ya en líneas generales pues hablamos de un plenilunio muy dañado, que a esa Lunita le encanta ser madre y cuidar pero los otros no la dejan o le reprochan tanta blandura.

Ay, ay… Pues os cuento: la mandanga no se acaba. Nos falta este último tirón de la semana o del lunes 13, cuando el Sol también se junte a esta pelotera. Poco a poco, los planetas seguirán avanzando —ninguno anda retrógrado— y todo este melodrama trabajador, estoico, de sufrimiento contenido se irá diluyendo y habrá más desorden y menos normas de la mano de Acuario y de Piscis.

Veamos por qué.

Para empezar, el lunes 13, como os cuento, tendremos un día importante: El Sol, el representante de los soberanos, de los premios, del corazón, el que algunos definen como el héroe de la carta, se junta a Plutón y a Saturno. Claro: si el Sol da brillo, Saturno te lo quita. Si el Sol es expansivo, Saturno restringe. Si el Sol quiere centralizar y exponerse, Plutón lo oculta y malversa. Si el Sol no se anda con oscuridades, Plutón le dice que no es oro todo lo que en él reluce…

Vemos pues que las analogías entre los planetas son poco compatibles. A los antiguos, definen los aspectos tensos entre estos planetas con mucho catastrofismo pero yo he visto cartas muy exitosas con estas configuraciones. Pensad que Saturno obliga a esforzarse y Plutón te espabila a base de traumas que hay que airear; de manera que estas combinaciones pueden resultar en sabiduría y en un conocimiento muy profundo del alma humana. Ojo: también pueden traducirse en depresión —aunque aquí tendríamos que meter a la Luna en el saco— y, por supuesto, en situaciones complicadas con el padre, el jefe o alguna pareja, que también vienen representados por el Sol en nuestra carta.

A ver, el aspecto no es fácil y conviene preguntarse cómo están los nativos que cumplen por la fecha, los que cumplen durante esta semana. Sobre todo al principio. También los que tienen puntos sensibles en la zona, que es siempre la misma, sobre el 22 o 23 de Capri.

En la entrevista que le hice a la astróloga Pepa Sanchís, ella afirmaba que la conjunción entre los malotes no le parecía preocupante, ya que Saturno ponía los límites a los abusos desmedidos de Plutón. Así, podemos también imaginar a los nativos afectados por esta pelotera como viviendo una especie de limpieza y de desprendimiento —como un quitar las malas hierbas— y con unos actos de voluntad, firmeza y resistencia mastodónticos.

Y curiosamente tenemos, también el lunes 13, un cambio de signo de lo más amoroso; un bálsamo para esta entrada tan ruidosa en el 2020. Venus sale de Acuario e ingresa en Piscis, donde se encuentra ex-al-ta-do.

Exaltado significa que el planeta se emociona de atravesar ese signo, se siente orgulloso, un pelín engreído, se le puede ir un poco de las manos. De hecho, para mí todo lo que se ponga en Piscis merece ser estudiado con cuidado —aguas con Piscis y con Neptuno, siempre os lo digo— porque lastiman, engañan, seducen, desaparecen y es muy lindo lo que te cuentan, pero no es real. Al menos, no en esta dimensión.

En cualquier caso, un Venus fabuloso para los pecesitos y el resto de signos de agua —Cáncer más que Escorpio— y en general para fundirnos con el otro, soltar unas lagrimitas, sacrificarse —a Piscis le encantan estos roles de salvador/víctima—, meditar, hacer yoga, encender unos inciensos, atender un retiro, emocionarnos con una película, acoger un perrillo callejero o lamer pieles de sapo para atravesar portales energéticos.

Como os digo, los Piscis andarán más sensuales, cariñosos, coquetos, y recibirán regalos y piropos y sus algodones de azúcar. Hasta el 7 de febrero.

Luego el miércoles 15 este Venus le hará un sextil muy chulo a Urano en Tauro. Muy moderno. Muy alternativo. Para que nos atrevamos a declararnos o para que por fin Tinder funcione o para gastarnos el dinero en algo totalmente loco, original y místico.

El jueves 16 vivimos otro cambio planetario. Mercurio sale de Capricornio —un planeta menos por el signo de la cabra montesa— e ingresa en Acuario. Esto cambia ya un poco la energía: es verdad que tanto Capricornio como Acuario comparten el regente antiguo, Saturno, pero Acuario lo vive de otra manera. Muy de cabeza, claro, es un signo mental, muy dogmático —que es saltarse las normas porque le sale de las narices— y con un punto social —tanto Capri como Acuario son signos con un interés hacia lo social.

Lo bueno es que Acuario ya piensa un poquito —o un bastante— más diferente: tiene un compromiso social pero también un compromiso consigo mismo. Y no le interesa el status quo capricorniano, sino una suerte de utopía de igualdad y bienestar para todos. A su manera, ojo, que luego Acuario puede ser super dictador si se lo propone.

Como siempre, el paso por el signo del aguador afectará sobre todo a los nativos que andarán más locuaces, inventivos, atareados. Hasta el tres de febrero.

Id aprovechando este Mercurio para vuestros papeleos e historias porque luego ingresará en Piscis —donde no funciona tan bien y, encima, para rematar la faena, se pondrá retrógrado. Mi consejo ya lo tenéis: los emailes, la burocracia, las firmas… Mejor por esta época.

El último aspecto de la semana, con la Luna todavía en Escorpio —no deja de ser una semana compleja pues arrastra toda la mandanga de la pasada y luego el cuarto creciente en Libra y luego esta Luna que no ayuda— será el sábado 18 cuando Mercurio cuadre a Urano, desde Acuario a Tauro. Ideas locas. Renovadas. Mensajes atrevidos. Y cierto nerviosismo tozudo para el fin de semana, sobre todo para los acuarianos que cumplan sobre el 22 o 23 de enero.

Chim—pón.

***

El resto ya lo sabéis: me estreno con un taller en Berlín este marzo, serán cuatro sábados, aquí tenéis toda la info. Y en Madrid tenemos ya charla —Bárbara y yo— para el sábado 25 en la tarde. El evento aún no está organizado, estamos a la espera de un par de ajustes, pero supongo que a lo largo de la semana lo colgaremos por las redes.

Como siempre, en Madrid pasaré consultas. Ya tengo un par agendadas y no me quiero matar trabajando, así que si alguien más quiere, por fa que me escriba rapidito.

Y lo de siempre. Que os doy las gracias por vuestros cachondeítos y guiños. También lo sabéis: podéis seguirme por las redes, por facebooktwitter, instagram y youtube (se me quedan pendiente por colgar un par de vídeos, ¡y tengo una entrevista que me hicieron por compartir!; espero tenerlo todo ultimado en estos días). 

Feliz semana, feliz viaje, con menos incendios, con menos ataques aéreos,

Emilio P. Millán


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 ideas sobre “Boletín Astrológico: del 13 al 19 de enero 2020

  • Nieves

    Pues oye, ni tan mal. Tenía miedo de esta conjunción saturno-plutón pero me ha dado un subidón de autoempoderamiento que da gusto. Supongo que algo tendrá que ver la conjunción sol-saturno en escorpio que tengo en la carta natal, que ya estoy familiarizada con el tema. Y sí, soy de las que está poniendo orden con determinación y me está sentando muy bien.
    Gracias por tus boletines semanales, Emilio. Una gozada leerlos!

    • Mochilastrológica Autor

      Gracias, Nieves. A ver, poner orden no viene tan mal con los aspectos de Saturno y Plutón —Saturno, sobre todo, va de eso, de poner orden. Mi Sol se está comiendo toda la cuadratura desde Capricornio y te aseguro que no le hace ni puñetera gracia y no me dio por poner orden pero sí por leer a Marco Aurelio y a Séneca y cosas así de historia y filosofía antigua. Siempre se le puede dar un poco la vuelta a cada aspecto y jugarlo a nuestro favor, aunque sea un poquito.

      • Nieves

        No sé si se envió la respuesta. No la veo, así que la vuelvo a escribir, más o menos.

        Te decía que las cuadraturas son bien jodidas. Y que a mi también me ha dado por leer filosofía estoica en las últimas semanas. Supongo que es cosa de los planetas ahora mismo porque el estoicismo tiene mucho que ver con poner las cosas en su sitio metafóricamente, dándole el lugar que le corresponde, ni más ni menos.
        Que tengas buena semana!

  • Bea

    Hola soy capricornio 14 enero 71.
    17 ha capital federal Argentina. Si me podés decir algo.
    Esta semana me robaron dos veces . sólo me habian robado dos veces en mi vida y ahora en 4 días me robaron dos veces. Y no entiendo por qué.desde ya muchas gracias. Te leo siempre y admiro tú conocimiento astrológico

    • Mochilastrológica Autor

      Hmm… hombre, debería mirar toda la carta pero no cabe duda que Saturno y Plutón en conjunción se aliaron para fastidiar tu Sol natal. Busca dónde está tu Sol en la carta, busca dónde andan tu Saturno y Plutón —y si alguno rigiera la XII o la aspectara.

      Que estés muy bien y gracias por el compartir.