Marte se pone retrógrado en Aries. Reformulamos nuestro espíritu competitivo.

Boletín Astrológico: del 7 al 13 de septiembre 2020


Queridas, querides, queridos, queridxs. Ya estamos en septiembre, con los dos pies bien puestos, y ya estamos en la semana en la que Marte en Aries empieza su retrogradación. Ese podría ser el resumen de todo el Boletín. Listo. Nos vemos la semana que viene….

Pero bueno, intentemos alargarlo un poco más

De todas formas, los que me seguís sabéis de qué va la cosa: este mes de agosto, septiembre y octubre vienen muy matizados por la acción de Marte, su retrogradación, las cuadraturas a Saturno en Capricornio y ¿para qué queremos más? Había y hay varias fechas/aspectos relevantes a tener en cuenta y que os detallé en su especial correspondiente.

— Por un lado, la primera cuadratura entre Marte en Aries y Saturno en Capricornio

— Luego el inicio de la retrogradación de Marte en Aries. Justo la que empieza este semana

— Finalmente, una segunda cuadratura entre Marte y Saturno, siempre de Aries a Capricornio.

Esas serían, cuanto menos, los aspectos más importantes y podrían resumirse como un periodo un tanto frustrante, con los jóvenes alterados, percances con las autoridades, estrés y ahora, sobre todo, ahora, el freno de mano puesto.

¿Qué es eso del freno de mano puesto? Pues es una manera muy ilustrativa de representar a Marte retrógrado en Aries, e incluso a su cuadratura con Saturno en Capri.

Recordemos que Marte tiene prisa y en Aries más y recordemos también que la retrogradación es un efecto óptico en el cielo que muestra como si los planetas se moviesen hacia atrás —una acto de magia cósmica debido al orbitaje de los planetas. Supongo que el resto de la teoría os la conocéis: cualquier planeta en noción retrógrada —y sobre todo los planetas rápidos o denominados planetas personales— nos afecta de manera bastante rotunda y siempre en función de nuestra carta y nos invita a una reformación, reevaluación, reconsideración de los significados del planeta en así y del signo que le toque.

Marte en Aries. Prisas, juventud, emprendimiento, sexualidad, eyaculación, cortes, velocidad, autoridad, la figura paterna, la guerra, la lucha, el impacto, el deporte, el riesgo, la intuición, la impaciencia, la sangre, la inseminación, el grito, las aristas, las esquinas, el fuego, el egoísmo —si es posible, sano—, la calina, la sequedad, la virilidad, la valentía, la independencia, las peleas y los enfrentamientos, la competición y los músculos, el hierro y las milicias… más claro, imposible, ¿no?

Bueno, pues eso, y en función de vuestra carta, de la casa que os ocupe Aries, de los aspectos que reciba, de dónde ande también vuestro Marte y —siempre, siempre, siempre— de las casas que rija, todo eso es lo que deber ser un poco reformulado.

¿Que queréis ejemplos? Pues desde la rutina de ejercicios de la tarde hasta la manera en que le pongo límites a mi hijo; la forma en que me enfrento al trabajo diario —Marte es el curro del día a día—, o cómo me autovaloro y creo en mi capacidad de resistencia o hasta las posturas que uso para hacer el amor o lo que tardo en correrme. Todo eso puede ser —y se aconseja hacer— reformulado, reinterpretado, reinventado durante la retrogradación.

Y, de nuevo repito, siempre en función de vuestra carta.

Y ahora vamos con el análisis semanal, que trae pocas cosas.

Comenzaremos con el miércoles 9 y el trino de tierra —trino o trígono, lo mismo da— desde el Sol en Virgo y Júpiter en Capricornio. Vale que las regencia son un poco caca pero menos da una piedra. Se da en el grado 17 y, además, Júpiter está a punto de despertar, así que os animo a aprovecharlo, sobre todo los que tengáis algo lindo y personal por la zona: una Luna, un Sol, un Mercurio, un Venus, y en signos de tierra, o sea, Tauro, Virgo o Capri.

Luego el jueves 10 y coincidiendo con el cuarto decreciente en Géminis, un cuarto decreciente un tanto confuso, pues Neptuno anda presente, Marte inicia oficialmente su retrogadación. No dejo de recomendaros que leáis el especial al respecto, que lo leáis y releáis, pero, aparte, quedaos con la copla: Marte en Aries despierta de su retrogradación el 14 de noviembre.

Quizá un mínimo detalle importante. La retrogradación de Marte se inicia en el grado 28 de Aries y en una cuadratura relativamente cerrada a Saturno en Capri, o sea que es como una doble puñetera retrogradación. El 14 de noviembre, cuando despierte, andará por el grado 15 de Aries.

Además, y esto es muy chachi y nos muestra la circularidad de la Astrología, conviene andar atentos a las lunaciones cardinales, esto es, a esos días en que la Luna anda por Aries, Cáncer, Libra y Capri, en especial cuando transite los últimos grados, ya que reactiva la cuadratura y se notará como un momento pesado del día.

Más cositas.

Pues el viernes 11 tenemos una oposición del Sol a Neptuno, de Virgo a Piscis. Yo ya vivo neptunizado y en retrogradación continua, pero para los que no estáis tan familiarizados con este aspecto os cuento que va de despistes, de falta de límites, de atravesar muros, de ahogos, de mareas que suben, de petróleos, plásticos e intoxicaciones y de alergias. Virgo es un signo muy ligado a la salud; Piscis, también y ahí están los dos enfermando o sanando. La oposición se dan en el grado 19 y poco después del cuarto creciente: papeles que se pierden, comunicación que nos confunde, un dato o una fecha mal apuntada, un mensaje que creíamos haber olvidado, un hermano que nos llama borracho o un vecino que habla sin parar y que de pronto necesita nuestra ayuda. Manchas de humedad en las casas o problemas con una tía o una prima.

Nos despedimos del Boletín compartiendo dos noticias lindas y es que el domingo 13 Júpiter en Capricornio despierta de su retrogradación y ya todo es correr hacia delante y en un par de meses ya ha entrado en Acuario. De nuevo, es interesante comprobar en qué grado despiertan los planetas: este lo hace en el grado 17. Una oportunidad linda para que los Capris del último decanato confìen, viajen, estudien, se sientan más espirituales y todas esos significados atribuidos al benéfico mayor de la Astrología.

Y ahora sí, la otra noticia linda: ¡volvemos a finales de octubre con las clases de Astrología! Vamos a empezar con un curso básico, como siempre, para los que y las que quieran sumarse a este arte hermoso de leer las estrellas. Estoy además preparando otro curso un poco más largo de tiempo pero con menos horas a la semana, también básico, y tratando de armar uno de Sinastrías y otro de Tránsitos.

Os seguiré contando peeeeeero… los que quieran y las que quieran inscribirse que me vayan contactando porque ya sabéis que los cursos se me llenan en seguida y luego no quiero protestas con que os apuntásteis tarde.

Esta semana os paso el resto de detalles, Marte mediante. ¡Muchísimas ganas!

***

Queridos, queridas, querides. Ese fue el super boletín de la semana. Un placer escribiros, leeros, todas esas cosas.

Os leo abajo y os deseo una muy, muy, muy feliz semana…

Emilio

Imagen de Thomas Wolter en Pixabay

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.