Pues nada menos que Primera Plana, de Billy Wilder, para ilustrar el plenilunio semanal.

Boletín Astrológico: Semana del 3 al 9 de junio 2019


Pues sí, pues claro, que ya es domingo y es lo que tiene, que llega con su Boletín cósmico. Casi estrenamos mes, estrenamos semana y Estrenamos también con mayúsculas, pues todo coincide prácticamente con la Luna Nueva del lunes. Luna Nueva en Géminis: un signo rápido, bocazas, astuto, enamorado de la información.

De la información que estamos intercambiando todos. De hecho, los Boletines tienen un carácter bien geminiano pues aquí nos ponemos al día con la crónica horoscópica y la vida de las estrellas. Y abajo, la sección de comentarios bien podría ser un ojo de patio donde tender la ropa  e seguir chismeando con los vecinos. Vecinos, hermanos, cursillos, correos, llamadas telefónicas, bromas, crucigramas, sudokus, niños gateando o aprendiendo a andar. Cuentos y telenovelas. Series. Carteros. Repartidores. Periodistas. Locutores de radios. Mellizos. Gemelos. Collares de cuentas. Notas. Bolígrafos. Patinetes. Bicicletas. Personas que mueven las manos. Delgadas. De mirada viva. De opinión cambiante. Curiosos. Inquietos. Inconstantes. Que lo mismo te tocan la guitarra que te reparan un mueble que te ponen los cuernos, que tampoco es pa tanto.  

Eso. Cosas de Géminis.

Y es que es lo que os digo, que iniciamos la semana con el novilunio en este signo, que no es poca cosa. Luego es verdad que el resto de días la cosa se relaja. O no: Mercurio cambiará de signo, Neptuno volverá a hacernos alguna trastada y Venus también se desplaza en el horóscopo. 

Pero basta ya de chapa. Pasemos a la acción.

El novilunio o Luna Nueva —y es que adoro la palabra novilunio; también plenilunio: novilunio, plenilunio, novilunio, plenilunio… Pero eso, que el novilunio se da el lunes 3 y en el grado 12 de Géminis. Ya sabéis que toda Luna Nueva implica comienzos, siembra, reseteo, borrón y cuenta nueva, volver a empezar y esas cosas. Cosas todas de Géminis como las que he nombrado arriba. Y cambios de ideas. De patrones mentales. También sabéis que yo no me tomo cada novilunio al pie de la letra: vale que la Luna es disparadora de eventos, vale que matiza cada mes con una energía, vale que los eclipses deben ser respetados; pero de ahí a creerme al dedillo los significados de cada lunación, pues no.

En cualquier caso, lo que os digo. Que se da en el grado 12. Que el regente, Mercurio anda a su aire, a finales de Géminis, muy activo y deslenguado. Y que Neptuno ya casi dibuja cuadratura al besito entre el Sol y la Luna. Continúan los despistes. La incertidumbre. La duda. La neblina. Una mente juvenil e inquieta ahogada por las emociones.

Hablando de emociones, ya en la noche del martes 4, Mercurio abandona a Géminis e ingresa en Cáncer, el signo del cangrejito, del recuerdo, de la tradición, sensible y un pasito palante y otro patrás, no me vayáis a hacer daño. Tenéis que pensar que Mercurio nunca se aleja más de dos signos de donde se encuentra el Sol: esto quiere decir, que si, por ejemplo, nacísteis con el Sol en Géminis, vuestro Mercurio puede andar en Aries o en Tauro —los dos signos de atrás—, o en Cáncer y Leo —los dos signos de delante— o, por supuesto en Géminis. Esto nos permite encontrar muchos matices en las personas. Matices y dilemas. Así, tengo varios amigos Géminis super cachondos, inquietos, divertidos, listos… pero con Mercurio —el regente de su Sol— en Cáncer. Y de pronto no olvidan nada, se vuelven blanditos, rencorosillos, familiares.

Así que eso, que Mercurio ingresa en el cangrejito. Se pega hasta el 27 de junio, animando la vida de los cancerianos, que andarán más revueltos, animados, atendiendo visitas, ordenando fotos, conectando con la familia, incluso planeando algún viajecito. Supuestamente el resto de signos de agua debiera beneficiarse de este tránsito, pero Piscis por recepción tenderá siempre al despiste; y a Escorpio le podrán ciertas conspiraciones familiares y siempre acaba desenterrando algún secreto o inventándose otra paranoia.

Como Mercurio, cuando no retrograda, se mueve bien rápido, el viernes 7 ya dibuja su primer aspecto a Urano en Tauro. Fijáos que el Toro y el Cangrejo se llevan bien, comparten ese gusto por lo familiar, por lo casero, el cuidado, la alimentación y es que la Luna se domicilia en Cáncer y se exalta en Tauro. A lo que voy es que este sextil entre ambos signos, desde Mercurio a Urano, no pinta mal: mente fresca, reuniones familiares originales, una cenita alternativa, una manera de llenar la despensa o cuidar el campo futurista. Un día interesante para asistir a una charla sobre dietas, alimentación consciente, pachamamas y plantas del dinero.

El sábado 8 sólo tenemos aspectos lunares pero el domingo 9 se pone calentito. Atentos: el Sol le hace una cuadratura a Neptuno, desde Géminis a Piscis y en el grado 18. Y vale que yo me repito todo el rato pero es que con Neptuno mejor andarse con cuidado. Sus tensiones al Sol dan figuras paternales vagas, papás ausentes, sistemas familiares raros, donde los roles no están bien definidos, el padre que bebe, o tiene a una querida, o un hijo aparte, o sale del armario, o es medio artista, o medio embustero, o medio triste, o medio ambiguo, o lo engañan o se embarcó en un sueño y que viva la quimera y Don Quijote. La conjunción de Neptuno al Sol también tiene ese toque. A veces el padre se idealiza. Se vive en el autoengaño de que el padre es esto y lo otro. Cualquier cosa con tal de no ver la realidad.

(uff… esto me quedó muy astropsicología)…

Pero es que da para seguir… Si tenemos en cuenta que los patrones familiares se repiten, podrá suceder que el nativo las pase canutas para autodefinirse, se le crucen los gustos y las personalidades; o que buscando pareja o haciendo negocios o con los amigos sólo encuentre a embaucadores, personas cambiantes, espiritistas y fumadores empedernidos.

En realidad todo esto que os cuento sería más aplicable a una lectura de una carta natal —de esas que yo hago tan bien y siempre teniendo en cuenta el resto de factores—. Pero si nos concentramos en este domingo, sería muy poco acertado afirmar en el día reinará el engaño y la desilusión. Recordad siempre que estos Boletines son más una excusa para cotillear y aprender sobre Astrología que otra cosa. Ea.

Finalmente, la última noticia de la semana la viviremos cuando —también el domingo— Venus salga de Tauro y ingrese en Géminis. Este Venus quiere seguir leyendo, quiere escribir, quiere encuadernar o forrar los libros, quiere visitar una exposición fotográfica o participar en unas charlitas. Como siempre, cuando Venus transita un signo, lo embellece: de manera que ahora serán los geminianos los que tendrán un tiempo para recibir piropos, regalitos o sumergirse en alguna actividad placentera. A Libra y a Acuario tampoco les vendrá mal, sobre todo a Libra. Virgo lo mismo se ve en compromisos, atado de pies y manos y cumpliendo sin ganas. Y Piscis, al contrario, quizá descubra inmerso en algún asuntito lindo y sentimental. Hasta el 3 de julio.

 

***

Aparte, os cuento lo de siempre, que podéis seguirme por las redes, que le deis a los Likes, que me tenéis por  facebook, twitter, instagram y youtube aunque a veces no me asome ni para saludar. Ah, y que os suscribáis a la newsletter, así os llegan los boletines y el resto de artículos que voy subiendo. 

El 14 y el 17 de junio andaré por Madrid y ya tengo algunas consultas organizadas. Estoy intentando atenderos a todos y si queréis una cita, por fi, no tardéis en escribirme y confirmar. También andaba buscando un lugar donde dar alguna charla, lo mismo el lunes 17 en la tarde noche. Lo mismo: si sabéis de sitios  donde pudiéramos apretarnos un rato para hablar de la siguiente Luna Llena en Sagitario y del veranito guasón que nos espera, pues me contactáis, que me a mí me encanta hablar de Astrología.

Os abrazo telepáticamente. Que tengáis super feliz semana. Que escribáis mucho, que leáis más, que cambiéis bastante de escenario y que tengáis un estupendo novilunio. Novilunio, novilunio, novilunio.

Emilio P. Millán

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 ideas sobre “Boletín Astrológico: Semana del 3 al 9 de junio 2019

  • Carmen López Martí

    Me has enseñado algo nuevo y te lo agradezco en el alma. En efecto, nací con el Sol en Géminis en Casa 11 y con la Luna en Cáncer también en Casa 11. ¡Ah! y bueno, el «Speedy González» zodiacal, o sea Mercurio, también en Cáncer en casa 11. Mi casa 11 es como mi Casa 1, ¡llena de planetas, puntos matemáticos y cosas importantes! Soy del tipo Géminis intelectual más que del comercial, aunque vender me «papalotea» pero no tanto como el rápido mundo de las ideas que siempre, siempre, me cuesta concretar. Soy más feliz volando por el «topos uranus» que anclada a la tierra (aunque tengo tengo tanta tierra en mi carta, que mucha gente piensa que pertenezco a un signo terrestre). En fin, estoy a poco más de una semana de mi cumpleaños y, como hace siete años, no me siento deprimida ni triste, lo que suele ser bastante usual. ¿Será que finalmente me estoy deshaciendo de muchos lastres existenciales? 😉

  • Roser

    Qué gozada leerte, muchísimas gracias por esos boletines tan llenos de información, de guiños, de humor y conocimiento. Para una aprendiz de astrología como yo, son pura inspiración! Gracias!