Flores rojas para Aries

Boletín Astrológico: Semana del 25 al 31 de Marzo 2019


Andaba pensando que, cuando estoy de vacaciones, tiendo a desconectarme de las redes. Y está bien. Desacelero mi ritmo. Descanso para unas cosas. Me despierto para otras. Es como convertirme en otro Emilio o recuperar uno que aparece cuando viajo o escapo del trabajo.

También es verdad que cuando llega el sábado o el domingo me empiezan a cosquillear los dedos: hay ganas de sentarse frente al teclado y redactar el Boletín. Supongo que se ha convertido en un ritual, con su correspondiente placer, la estructura y el orden que me aportan, algo así como un momento Virgo o Capricornio en mi vida: rutinario, organizado… puede que también Tauro, gozoso.

Así que nada. Otro domingo más, otro Boletín. Esta vez desde Gran Canaria y después de un delicioso bañito matutino aquí en la Playa de las Canteras, la playa de la ciudad. El recibimiento a la isla no pudo ser más acogedor con la charla del jueves pasado en El templo de las mariposas, un lugar muy bonito, con un público super cariñoso y meditación a cargo de la propietaria, la original y mágica Irene. Los interesados en yoga, alimentación consciente y rituales ya tenéis otro lugar a visitar en vuestra próxima visita a la isla.

Respecto a esta semana que estrenamos, puedo deciros que implica cambios positivos o, al menos, cierto aceleramiento de los procesos. Pensad que iniciamos una primavera un poquito estancada, con Mercurio retrógrado y un Marte en Tauro parsimonioso: ideal para proyectos a largo plazo, sí, pero un tanto cohibida, demasiado reflexiva, introspectiva y hasta sensible. La Luna Llena del jueves tampoco nos dejaba concentrarnos bien y revolvía las emociones. Bueno, pues todo esto se estabiliza y empieza a coger buen ritmo.

Pasemos ya al análisis.

El primer cambio planetario es el ingreso de Venus en Piscis, el martes 26. Este es un Venus muy lindo, un Venus exaltado, que dirían los antiguos, con muchísimo talento artístico, enamoradizo y un pelín sufridor. A veces incapaz de enfrentarse al compromiso o viviendo sus amores fantasiosos en la cabeza, incapaz de materializar nada. Lo interesante aquí es que, durante el tránsito,  Venus va realizará aspectos muy positivos a muchísimos de los planetas: habrá que ver cómo se manifiesta en nuestras vidas, según la casa que ocupe y las que rija.

Días de cine, de meditación, de espiritualidad, de conectar con el otro desde la empatía, de sacrificarse por el prójimo, de bailar, fundirse, empaparse de música y romanticismo. De volver al mar. De hacer mucho el amor y no la guerra -y eso que el Sol ya anda en Aries… Será un periodo lindo para los Piscis, claro está, y para aquellos que lo tengáis muy marcado en vuestra carta.

Apenas un día después, el miércoles 27, Venus ya le dibuja un sextil a Urano en Tauro invitándonos a cierta originalidad en los vínculos, añadiéndole una pizca de canela o de nuez moscada y de libertad. Muchos Tauro del primerísimo decanato -esos que cumplís entre el 20 y el 21 de abril- andan en un momento de apertura mística-energética-trapérica  y este Venus puede ayudaros con vuestras nuevas conexiones.

Luego el jueves 28, coincidiendo con el cuarto menguante en Capricornio, viviremos un evento importante: Mercurio se estaciona directo. En Piscis. En el grado 16. Es un momento a aprovechar para aquellos que hayáis sentido con fuerza esta retrogradación que tenía mucho carácter nostálgico y emocional. Cansancio. Vida onírica profunda. Sentimientos del pasado que hay que dajar que regresen al océano. En fin, que veais mi vídeo de Youtube al respecto.

En cualquier caso, Mercurio se despereza y empieza a coger velocidad poquito a poco, repitiendo aspectos a Plutón, Neptuno y demás, figuras muy interesantes para el trabajo espiritual, artístico, de perdón y de limpieza. Para terminar de redefinir hábitos. Terminar esa carta o ese poema. Ya sabéis que la tradición nos aconseja esperar todavía un poco para firmar contratos y cerrar compromisos, pero juzgad por vosotros mismo y usad simplemente el sentido común.

Finalmente viviremos otro cambio de signo cuando el domingo 31, Marte salga de Tauro e ingrese en Géminis. Como Géminis es un signo de aire y Marte tiene que ver con la energía y la pelea, pues os podéis imaginar: fuerza mental, verborrea, intelectualidad, curiosidad desbordada. Es un Marte que repara bicicletas o lee tres libros a la vez o se mueve en moto o discute con el hermano o monta una empresa con él o se parte un brazo o fuma como un carretero (sobre todo si Neptuno anda involucrado) o tiene tal estrés mental que, por mucho que coma, no engorda. En fin, posibles lecturas de este Marte.

Fijaos que vamos a tener en el cielo muchísima mutabilidad: Marte en Géminis, Júpiter en Sagitario y Mercurio, Venus y Neptuno en Piscis. Esto implica movimiento, agitación, eventos para aquellos que tengáis cartas mutables; también indecisión, intentos de abarcar más de lo que se puede y problemas para enraizar o continuar por mucho tiempo en una misma actividad. Bienvenida la multitarea. Como Géminis es bueno conectando, quizá nos embarcamos en un periodo donde aparece gente nueva, planes, alternativas, estudios, cursillos… y esto es fantástico. Pero intentad no desbordaros. Acordaos de respirad. Inspira. Espira. Inspira. Espira. Inspira…

 

***

Ahora sí. Ya me despido. Como siempre, un trillón de gracias por leer. ¡Por compartir! Por la guasa. Por preguntar. Por relatar vuestras experiencias. También por vuestros Likes.

Recordad que podéis seguirme en facebook, twitter, instagram y youtube. Os abrazo telepáticamente desde esta isla. Muy feliz semana. 

Emilio P. Millán

 

(Foto. Fte: https://www.countryliving.com/gardening/garden-ideas/g25716875/red-flowers/)


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 ideas sobre “Boletín Astrológico: Semana del 25 al 31 de Marzo 2019

  • alejandra

    hola Emilio, sigo enfocándome en Quirón de tránsito por mi nodo sur, sin embargo estoy un «tanto preocupada» por el tránsito de urano en mi medio cielo, sí ya he leido cantidad de veces el artículo sobre Urano, pero he «escuchado» que este tránsito suele ser catastrófico, si bien Venus tendrá un armonioso sextil con urano mmmm no creo que ayude del todo, sobretodo si también ese «urano» se opone a mi natal en el «bajo cielo»… crees que podrías ahondar un poco mas en estos aspectos? , igual y nuestro querido Eugenio podría ayudarme a disipar mi miedo sobre dicho aspecto. les mando un abrazo desde méxico, feliz vuelta al Sol Emilio y disfruta tus hermosas vacaciones!

    • Mochilastrológica Autor

      Alejandra, esa fuente catastrófica habría que cotejarla… Por favor, sed un poco críticos con respecto a las fuentes que leeis. Urano es disruptivo pero también liberador: por supuesto que su paso por los ángulos es importante pero sería más relevante si tuvieras algún planeta presente.

      Respecto a la oposición a tu Urano natal, que sepas que la vive TODO nativo a eso de las 42 años o así y coincide con cierta crisis y rotura de moldes que se produce a esa edad. Con cierta suerte de rejuvenecimiento o de querer hacer cosas que no hicieron durante la adolescencia, por ejemplo.

      Así que menos rollos y más pan rico. Nada, un gusto leerte. Que Eugenio se sume a los comentarios y abrazos enormes desde esta maravillosa isla.

      Emilio

      • Alejandra

        siempre es un gusto leerte Emilio, sí, no suelo dejarme llevar por cualquier fuente y tampoco considero a la astrología como algo catastrófico, es energía disponible que bien entendida y empleada nos ayuda bastante… y sí creo que estoy por entrar en mi segunda crisis de vida jajajaja, la primera me la dio el hermoso saturno con su retorno, seguiré en esto del autoentendimiento… Hermosas vacaciones y nuevamente gracias por la perspectiva de Urano.

  • eugenio

    No puede ser bueno tanto planeta en mi casa VIII. No, no puede ser bueno. Neptuno en conjunción con mi quirón, que como dices Emilio, yo no le veo mucha utilidad, Y luego se le añade Mercurio. No le veo sentido al centauro herido. Piscis, las emociones, la sanación, si saco algo en claro, ya lo comentaré. Bueno, he escrito un email a alguien con quien no me hablaba, pero solo porque hoy era su cumpleaños.

    • Mochilastrológica Autor

      Casa VIII son los recursos compartidos, lo que nos viene de los otros, el sexo, el tabú, la muerte, las hipotecas, las herencias y las terapias. Algunos contactos con el más allá. También los favores y el enchufismo.

      Te cuento todo esto por si te ayuda a sacarle punta a este mogollón pisciano. La casa VIII es casa de agua y con Piscis no tiene por qué andar tan mal. Mucho pasado. Mucho inconsciente desatado. Mucha lectura de Tarot. O resolver asuntos de cuentas. ¿Qué tal las finanzas? ¿Qué se perdió o qué se encontró? ¿Qué se recuperó? Mira que es casa de sexo, y de lo que se vive tras bambalinas una vez se establece una relación. Quizá esa chica a la que escribiste era una vieja amante o alguien con quien se tuvo un intercambio profundo…

  • Gi

    Hola, te cuento que me ha pasado a mí en esta retrógracion.
    Soy Leo y estoy teniendo una crisis de amistad con mi mejor amiga que es Virgo.
    Ella está haciendo cosas que chocan con mi entender de la vida; no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan.
    Ella ha tenido varios fracasos en pareja y no aprende de sus errores.
    Me he dado cuenta de que no puedo ayudarla, porque ella no se deja ayudar y que estoy perdiendo mi meta por preocuparme por qué va camino de sufrir mucho.
    Ahora mismo estamos en un ( ) por qué la tengo mucha estima y me da pena que lo pase mal otra vez.

    • Mochilastrológica Autor

      Sería interesante ver en qué casa tienes a Mercurio para ver si se ajusta a los otros, amigos o cercanos: casa III, VII u XI. Pero en cualquier caso, gracias por el comentario y espero que se resuelva.

      Yo por ejemplo he tenido un par de malentendidos con un par de personas, todo un poco raro pero no muy significativo y supongo que podría haber sucedido en cualquier otro momento.