Navidades cósmicas con Mochila Astrológica

Boletín Astrológico: del 23 al 29 de diciembre 2019


¡Y encantado de presentar este Boletín coincidiendo con el cambio de estación y de signo, signo cardinal, pues entramos en la fase Capricornio del zodiaco! Y sé que repito muchas cosas, que esto ya lo he contado ya otras veces, pero es que la Astrología va de eso, de ciclos, de repeticiones: Muchos consideran el día de hoy, con el estreno del invierno o verano, como una especie de portal, momento idóneo para encender velitas, montarse el propio ritual, ultimar listas de deseos y propósitos, hacer balance de lo vivido y encarar con ganas y honor —una cosa muy capricorniana— la última fase del año astrológico que, de nuevo me repito, no acaba el 31 de diciembre sino el 21 de marzo.

Así que aparte de empezar a felicitar a todos esos Capri que tengáis cerca, os recomiendo hacer una mini meditación o susurrarle vuestros deseos al patrón o ángel de turno —que la forma es lo de menos y en este mundo todas valen, desde elfos a serpientes emplumadas o el mar o lo alto de la montaña.

Y ahora sí, al análisis. Claro, la semana tampoco es que tenga tantos cotilleos astrológicos. Trae un eclipse, ojo, que ya no es moco de pavo y que viene prácticamente a presentar unas navidades alteradas —pensad que los eclipses son un poco jaleo y que dos semanas después… ¡otro eclipse al canto! Pero con las mismas, cualquiera puede levantar la mano y reprocharme: ¡Hey, Emilio, que en mi casa las navidades siempre son un lío. Pues también es verdad. De todas formas, ahora analizamos el eclipse para ver a quién afectará más y a quién menos.

La semana también incluye varios aspectos positivos al Sol y esto, añadido al eclipse, parece indicar el inicio de un periodo revolucionarios para los Capricornio que cumplan estas fechas. Al final de la semana, Mercurio también entrará en el signo de la cabra montesa. Capri para rato, pues, como muchos sabéis, Júpiter también ya anda por ahí desde hace dos semanas.

Vamos al lío. Estrenamos el lunes 23 con la Luna en Sagitario y un pequeño respiro. Lo digo porque el fin de semana anduvo por Escorpio y con tensiones a Urano y a Marte. Eso, y la cuadratura de Mercurio y a Neptuno y a la gente le pasaba que no sabían ni donde tenían la cara. Mucha sensibilidad, tensión e incertidumbre.

Luego para el martes 24 y esta noche es Nochebuena y mañana es Navidad, porque ande, ande, ande, la marimorena, el Sol capricorniano le dibuja un trígono a Urano en Tauro. Es un aspecto armónico que puede traer innovación, ganas de saltarse las normas, inventiva, intuición y por supuesto mucha necesidad de independencia. También puede marcar un acercamiento totalmente alternativo al dinero y a los recursos. Casi el grado 4.

Me parece muy importante este aspecto porque tiñe toda la semana y suma puntos junto con lo que viene. Repito: inicio de un periodo muy importante para los Capri que cumplan alrededor de las navidades. O aquellos que tengan planetas personales o ángulos (Ascendente y Descendente o incluso el Medio Cielo y el IC) alrededor del grado 4. Dos grados arriba o dos abajo, no os pongáis retorcidos buscándole más vueltas a la historia. También me vale con Cáncer y un bastante menos con los Aries o Libra con planetas por la zona.

Seguimos viendo por qué y es que tiene una lógica matemática. El jueves 26 se produce el elipse solar, esto es, hay una luna nueva o novilunio, novilunio, y Sol y Luna se dan un besito capricorniano pero también se junta el Nodo Sur. De los nodos y los eclipses tengo algunos vídeos por youtube por los que no se asoma nadie, pero lo mismo os apetece repasarlos.

En cualquier caso, con el tema hay mucha polémica y poco consenso entre los astrólogos, que si son puertas del karma, que si la zona de confort, que si un lugar donde el planeta funciona a medio gas. Por experiencia propia —en mi carta y en mis super consultas— me parece que todas las interpretaciones tienen cierto punto válido: yo no sé lo que fui en otra vida pero el nodo sur, sobre todo conjunto a algún planeta, o por casa, sí indica cierta facilidad o comodidad que podríamos considerar genética o kármica o lo que os de la gana. Pero recordad también que los nodos indican el lugar donde se produce un eclipse y un eclipse es oscuridad y alteración de la energía. Así que facilitos no me parecen. Implican revuelo, cortocircuitos, movernos a ciegas o con demasiada energía.

Siguiendo con las analogías de vidas pasadas o de nodo sur como punto a dejar atrás o superar o de desagüe o esa cola del dragón por donde suelta su caquita, este 26 de diciembre el eclipse se produce en el grado 4 de Capricornio. En función de cada carta, quizá el nativo tenga que desprenderse de algo, tirarlo por el retrete, ampliar su manera de ver las cosas al respecto —ese salir de la zona de confort—, enfrentarse a cierta oscuridad o alteración de energía o aceptar alguna cosa de su pasado, sea de esta o de otras vidas.

Y no os puedo contar más milongas, chicos y chicas. Creo que con estos últimos párrafos ya tenéis una clase magistral sobre los Nodos y que nos os vendan más rollos patateros. Quedaos también con esto: se da en el grado 4, sumando puntos al aspecto del día 24.

Claro, un día después, el viernes 27 de diciembre, el Sol desde Capricornio se conjunta a Júpiter. Esta vez en el grado 5. ¿Veis? Es una zona muy marcada en el cielo y todo en una semana. Si el eclipse es un poco loco, tanto el trígono del martes como esta conjunción con Júpiter son bastante agradables. Pensad que a Júpiter se le considera el buenrollista del cosmos, que reparte dones, exagera y protege. Pegadito al Sol y superado el eclipse puede traer noticias de viajes, reconocimientos, necesidad de espiritualidad —los Capri están que se salen con lo místico y fijaos que es un signo un tanto oscuro y, a veces, obtuso para estos temas—, llegada de hijos y de dinero.

Me resulta muy difícil hacer una predicción así sin ver una carta bien delante, pero no queda otra y lo repito: los nativos que cumplan por la fecha o tengan planetas por la zona encaran seis meses de jaleo. Avisados  estáis. Y si queréis saber más, pues a solicitarme una consulta.

Y nada, nos despediremos de la semana con el ingreso de Mercurio en Capricornio, un ingreso también interesante porque Mercurio por Sagitario embotó demasiado la mente y los despistes se hicieron muy patentes. Estamos pues en un periodo muy capricorniano, muy cardinal, con el Sol, Mercurio, Júpiter, Saturno y Plutón en una zona concreta de vuestra carta que os conviene repasar para navegar mejor y aprovechar el viento. Los signos cardinales indican comienzos, emprendimiento, giros bruscos (nada del picoteo al estilo de los signos mutables)… así que habrá que andar atento a las noticias del trabajo, a ascensos, despidos, embarazos, paternidades, reformas en casa y en lo doméstico y el abuelo más cascarrabias y mandón que nunca.

En fin. Que basta por hoy. Que muy felices fiestas.

 

***

A finales de la próxima semana andaré por Málaga. No parece que vaya a fraguar lo del taller pero os adelanto que ya agendamos fecha para otro en Madrid y que será en enero. Entre tanto, tengo mis consultas por las próximas semanas cubiertas y no es porque tenga mil personas en la lista de espera, sino que necesito un descanso y he distribuido mejor mis horarios. Aún me queda por agendar a varias personas y atender varios correos, incluso pensé en organizar una mini oferta navideña… ya veremos. En cualquier caso, si alguien está muy necesitado de una consulta, que me escriba y vemos qué se puede hacer.

Por supuesto, como siempre, os doy las gracias por vuestros cachondeítos y guiños. También lo sabéis: podéis seguirme por las redes, por facebook, twitter, instagram y youtube. Sabéis que tengo un vídeo sobre el mes de diciembre. No os lo perdáis, gamberros. Y el especial sobre Júpiter en Capricornio que está mega de rechupete. 

Feliz viaje,

Emilio P. Millán

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Boletín Astrológico: del 23 al 29 de diciembre 2019