Boletín Astrológico: Semana del 17 al 23 de junio 2019


Joer, se me fue. Bueno, no es que se me fuera: es que hacía seis meses que no andaba por Madrid y que si solecito, que si curro, que si Feria del Libro, que si fiesta, encuentros con viejos y amigos y familiares. Y a lunes y el Boletín por escribir… Vamos, un miniretrasito, un inconveniente sin importancia.

Lo interesante es que me permite redactar estas líneas justo bajo la perfección del plenilunio. Sí, justo a las 12:30 peninsulares se oponía la Luna al Sol, desde Sagitario a Géminis y en el grado 25; una lunación un poquito compleja, exagerada, visceral… ¿Y esto por qué? Pues porque la Luna anda conjunta a Júpiter retro, que sabéis que todo lo hincha: hincha los egos —el Sol— e hincha a las emociones —la Luna. Luego ese Júpiter vuelve a Géminis muy sabiondillo e insoportable, se cree que lo sabe todo y al final puede hacerlo padecer cierta diarrea mental para soltar cualquier cosa que se le pase por la boca.

De hecho llevamos unos días muy cotillas, contestones, gritones, alterados y el whatsApp a punto de estallar. (Re)encuentros con algún regusto amargo. Conflictos familiares, hogareños o entre mujeres y es que los planetas en Cáncer llevan una semana ya oponiéndose a los malotes del cosmos, Plutón y Saturno. Cuidado esos cangrejitos y cuidado también esos nativos como planetas personales por la zona cardinal: Aries, Libra y Capri.

En fin, de este plenilunio y sus efectos más cercanos, así como de lo que nos augura el veranito —marcado por el próximo viernes— es de lo que se va a charlar de esta tarde. Ya no quedan plazas pero lo mismo a la salida nos vemos para tomarnos la penúltima por el barrio de Lavapies.

Sigo: el martes 18 vivimos un lindísimo sextil entre Saturno y Neptuno, desde Capri a Piscis. Este es el segundo sextil entre estos dos planetas gordotes y si bien Saturno anda retro, bien conviene aprovecharlo. El grado es el 18 y lo que quiere es que afiancemos o concretemos o materialicemos —llamadlo como queráis a este Saturno— algún sueño, visión o posibilidad neptuniana. Idóneo para un trabajo artístico o espiritual. Y todavía más bueno para quitarnos ciertos pajaritos en la cabeza y no perdernos con la niebla pisciana ni con la exageración por la que nos lleva Júpiter desde Sagi. En resumen sería algo así como: de todos los sueños que tenemos, agarrad uno y apostar por él y currar durito.

Ese mismo día Mercurio se une a Marte en el signo de Cáncer, lo que no hace sino enfatizar esta agitación mental, emocional y familiar. Debate, polémica, mujeres y organizaciones que saltan a las noticias. Asociaciones de madres alteradas, lo mismo que colegios, vecindarios, hospitales, taxistas, partos que se adelantan y estómagos revueltos.

No es para menos si seguimos el telediario cósmico. Sólo un día más tarde, el miércoles 19, Mercurio se opone a Plutón: se destapan secretos, salen sapos y culebras por la boca, se manipula y se oprime al otro con el lenguaje. Medid vuestras palabras. Respirad si el otro os ataca. Y si el coche de atrás os pita, pues ni caso.

Sobre todo porque el jueves 20 Marte se opone a Plutón, siempre desde Cáncer a Capri. A ver, en el cosmos hay varios malos que no queremos tener de mal rollo y estos son Plutón, Urano, Saturno y Marte. No sólo no nos interesa tenerlos mal conectados, sino que además preferimos que anden por sus signos afines. Lo digo porque aquí tenemos a un Marte en caída, en Cáncer, y eso lo debilita, lo hace más presa incluso de los efectos de Plutón. Abortos, úlceras estomacales, hogares violentos, papás con mano muy larga y, en general, muchísima mala hostia mal canalizada que brota de una manera muy instintiva. Sexualidad en la familia. Violaciones. Explotación sexual.

Luego también me gusta recordaros que esto son lecturas muy generales, que cada carta es un mundo y que los aspectos pueden sentirse con un amplio abanico de lecturas y durante varios días antes y varios días después. Ea.

El viernes 21 cambiamos de signo, ¡y de estación! El Sol ingresa en Cáncer y esta entrada en signo cardinal suelen tener un valor especial para analizar el trimestre próximo. Se trata de lo que muchos llaman un día puerta, es decir, un momento idóneo para realizar rituales, plantar semillas, formalizar deseos y tal. No creo que siempre se cumplan —o quizá yo que soy tan jupiteriano tengo demasiados deseos— pero no está de más prender una velita y sentirse agradecido e incluso montar un mini altar.

En Astromundial, estos ingresos son fundamentales para analizar el devenir de cada país. Yo no me entero de nada, pero la carta de Madrid no sale muy agraciada con el Ascendente en Escorpio y un Marte regente todavía opuesto a los malotes. Problemas con el extranjero, malas relaciones diplomáticas y, sobre todo, ataques nacionalistas, extremas encendidas, discriminación y sexismo. Lo bueno es que la Luna en Acuario dibuja un trígono a Venus en Géminis: las mujeres siguen aliándose y luchando por la igualdad. Quizá algún avance en un asunto femenino durante los próximos tres meses.

Ya a un nivel más personal, como con todo retorno solar, los Cáncer tienen una oportunidad de recargar sus pilas, de redefinirse, de conectar con los suyos y con su sentimiento de pertenencia. Un millón de felicidades, cangrejitos. En un par de días cuelgo vuestro especial.

Finalmente el domingo 23 Júpiter se opone a Venus, de Sagi a Géminis. Como no paro de repetir, Júpiter engorda y exagera, y por oposición más: hedonismo, infidelidad, flirteo alocado, noches de fiesta y gastos innecesarios. Venus rige las compras y los gustos, así que con Júpiter enfrente se os puede ir la mano y llenar el ojo antes que la tripa. Claro que un empachito no viene mal de vez en cuando. Lo mismo hasta resulta saludable.

***

Y esto es todo por hoy. De nuevo, perdón por el retraso y, sobre todo, mil gracias por todo, porque no me falláis y por esta —nuevamente— buenísima acogida en los Madriles. Que viva el Retiro y que viva la República.

Aparte, os cuento lo de siempre, que podéis seguirme por las redes, que le deis a los Likes, que me tenéis por  facebook, twitter, instagram y youtube aunque a veces no me asome ni para saludar. Ah, y que os suscribáis a la newsletter, así os llegan los boletines y el resto de artículos que voy subiendo. 

Os abrazo telepáticamente. Nos vemos muy prontito.

Emilio P. Millán

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 ideas sobre “Boletín Astrológico: Semana del 17 al 23 de junio 2019

  • Anuska

    Hola Emilio,

    Tal cual con este Marte en Cáncer creando desasosiego emocional y mucha mala leche estos días. En unos días, haciendo conjunción con mi venus natal. A ver si el viernes 21 trae más calma.

    Me alegra que los madrileños te hayamos tratado bien.

    Un saludo y feliz semana.

    • Mochilastrológica Autor

      Madrid me trató divino y ¡hay siempre tantas ganas de volver! Sí, Marte en Cáncer es lo que tiene y al andar mal aspectado se refuerza este bloqueo, esta ollita a presión a punto de estallar.

      Ya en agosto se irán relajando los humos. Un saludo de vuelta.

  • Lola

    Gracias Emilio!!! Te echaba de menos!!! La semana ha estado llena de dificultades y Mercurio ha traído a Géminis malas noticias, de nuevo acertaste : nos dejó helados . Un cordial saludo