Boletín Astrológico: del 16 al 22 de septiembre 2019


¿Qué tal, mochileritos? ¿Qué tal, mochileritas? Ponemos el pie en la tercera semana del mes y en la última de Virgo y a mí todavía me falta tiempo para ultimar rutinas, chequeos médicos, agendar consultas y decidir si me apunto al gim, al teatro o a bailar tango.

Estamos viviendo un mes de Virgo muy potente, con un Mercurio domiciliado, un Marte por allá con ganas de actuar y un par de buenos trígonos de tierra. Habréis ultimado acuerdos. Habréis adelantado trabajo. Una maravilla. Pero también puede ser que os hayáis llevado alguna que otra desilusión.

Esto se debe a que —a pesar de tanta tierra, de tanta necesidad de estabilidad y estructura— Neptuno anda por ahí haciendo trastadas y apenas salimos de una Luna Llena en Piscis con sus cantos de sirenos y de sirenas, sus sincronicidades ilógicas, infecciones, malestares y resfriados.

De hecho, todavía nos falta la última cuadratura mutable del año, la última importante, quiero decir. Y se da esta semana. Se trata de la tercera cuadratura entre Júpiter y Neptuno, de Sagitario a Piscis. Una vez superada esta tensión, Júpiter va a caminar directo y dispuesto a seguir repartiendo sus dones, y posiblemente la casa que ocupe en vuestra carta, así como la que os ocupe Piscis, dejarán de vivir estos malentendidos, de aspirar a ideales demasiado altos, de sentir que sus sueños se basan en puros espejismos. (Y ojo, que siempre os lo repito: el hecho de que el aspecto se perfeccione esta semana no infiere que deba suceder justo en ese día: todo este asunto de desilusiones, despistes, inspiración y contactos mágicos engañosos lleva activo una temporada aunque sobre todo este mes, como contrapartida a la hiperracionalidad y pragmatismo de Virgo).

Vamos, que nos espera una semana que prolonga muchos de los temas planteados en los previos boletines.

Y ahora al análisis…

Vamos a saltarnos al lunes y al martes —y su Lunita corriendo veloz— para plantarnos en el miércoles 18. Este día es muy importante, very important, sehr wichtig. Resulta que Saturno despierta de su retrogradación después de cuatro meses caminando hacia atrás.

El grado en que despierta es casi el grado 14 y sería interesante ver si aquellos nativos con el Sol o la Luna o puntos sensibles por esa zona lo han estado pasando algo canutas últimamente. No sólo eso: algunos astrólogos consideran que cuando el planeta regente de un signo retrograda, afecta negativamente a todos sus nativos. Esto es una generalización un pelín bruta, porque implica que todos los Capricornio y Acuario —todos, todos, todos— llevan pasando una mala racha.

Como digo, a mí me parece un poco exagerado, pero siempre podéis echar vista a los últimos meses y evaluar si se han sentido cuesta arriba. Y por supuesto, ahora que Saturno despierta también tenéis la oportunidad de cotejar si las cosas avanzan de mejor manera. Ojo que esto afecta a los Capri y Acuario de Sol o Luna o Ascendente. Al resto de mortales: no queráis añadirle más drama a vuestras vidas. Bastante hambre hay en el mundo y plástico en los océanos.

Lo que sí me parece muy, muy, muy relevante es el hecho de que Saturno despierta muy conjuntito al Nodo Sur. Y como el Nodo Sur es un poco feúcho —véase uno de mis super vídeos en youtube al respecto— pues quizá aquellos con puntos sensibles sobre el grado 14 de Capri notéis algún tipo de pérdida, de vaciado, de disminución en algún campo de vuestras vidas. La conjunción de Saturno y el Nodo Sur se perfeccionará el 28 de septiembre.

Sigo:

El jueves 19 de septiembre tenemos un trígono muy chulo, entre Marte y Plutón, desde Virgo a Capricornio. Lo que siempre os digo: a los planetas malotes o agresivos —esto es Marte, Saturno, Urano y Plutón— conviene tenerlos de buenrollo en el cielo.

Si Marte es acción y Plutón voluntad, pues aquí tenemos al trabajador incansable, a la eficiencia y al detallismo arrollador, al orden y al servicio depurado. Desde luego, un aspecto cojonudo para compensar la dispersión que nos ha azotado en las últimas semanas.

El jueves es especialmente un día lindo, porque además la Luna anda por Tauro y dibuja trígono al Sol. Vamos, que tenemos un triángulo en el cosmos super eficiente, con los pies bien puestos en la tierra, lógico, material.

El siguiente aspecto lo vivimos el sábado 21. Se trata de esta última cuadratura entre Júpiter y Neptuno que os he mencionado al inicio del Boletín y que se da en el grado 16. Aquellos muy jupiterianos —es decir, los que tengáis mucho de Sagi o de Piscis en la carta (estoy pensando en mi querida Eva I like, I love, Ich liebe)— podéis replantearos qué viajes, qué estudios, que proyección, qué ampliación se ha dado en vuestras vidas en los últimos meses. Pero también qué oportunidades se escaparon, qué promesas no se hicieron realidad, cuándo os dijeron Diego pero quisieron decir Rodrigo y el puesto no fue para vosotros, ni el premio, ni el ascenso, ni la beca.

Una vez superada esta cuadratura —y con un poquito de menos idealismo ingenuo— Júpiter continuará repartiendo alegrías y recuperando su sentido de justicia. Y esa beca llegará o esa carta, como en el poema de Benedetti.

Terminamos la semana el domingo 22 con la cuadratura entre Mercurio y Saturno, desde Libra a Capricornio. Claro, el eje mutable —Géminis, Virgo, Sagitario, Piscis— va a ir cediendo su importancia al eje cardinal —Aries, Cáncer, Libra y Capricornio— y este es el primer aspecto al respecto. Os toca seguir trabajando y buscando en vuestras cartas (eso o encargarme una carta natal) qué casas os ocupan los signos cardinales porque ahí se desarrolla el jaleo durante este octubre.

Con Mercurio y Saturno cuadrados uno mide las palabras, se corta un poquito, se vuelve severo en sus comentarios, juzga, critica y se autocritica. Puede dar una visión muy estricta de la vida. Gente sabia, involucrada en asuntos políticos, relaciones internacionales, necesitada de asuntos serios en sus conversaciones donde el cachondeo, la guasa, la rumba y la cumbia no tienen espacio. Geniales profesores. Mente matemática. Autosaboteo.

***

Nada, eso es todo. Lo demás ya os lo sabéis…

Como siempre, gracias: por los mensajes, las consultas y los guiños. Ya más que sabéis que podéis seguirme por las redes, que le deis a los Likes, que me tenéis por facebook, twitter, instagram y youtube, que pienso volver a la carga con los vídeos, versprochen!. Ah, y que os suscribáis a la newsletter, así os llegan los boletines y el resto de artículos que voy subiendo. 

Os abrazo telepáticamente,

Emilio P. Millán

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.