Sí, hay eclipse, pero Venus también es protagonista de la semana

Boletín Astrológico: Semana del 15 al 21 de julio 2019


A ver. Vayamos por partes. Sabemos que es la semana del eclipse, pero también pasan otras cosas, ¿o no? De hecho, suceder, sucede de todo cada día; y más de hecho, en los Boletines se narran los aspectos exactos entre este o aquel planeta… pero varios pueden sentirse una temporada antes y otros una temporada larga después.

Fijaos que, por poner un ejemplo, tanto el eclipse de Sol de hace semana y media, como el de Luna del próximo martes, van a extender su ajetreo hasta los siguientes eclipses del diciembre y enero que vienen. Vamos, que hay rato para sacarle punta.

Luego, también es verdad —y por ahí no os voy a quitar la razón—, esta semana sandwich de este julio jaleoso sí que ha podido resultar turbulenta, pero aquí ya jugamos con una acumulación de sucesos que añadir a los eclipses: que si oposiciones a Plutón y Saturno, también de Cáncer a Capri, que si Mercurio andando para atrás, que si Urano y Marte… En fin, el cielo anda cargadito.

Ojo, que en mis consultas también doy muy buenas noticias: hay gente con buenas progresiones, disfrutando del Júpiter en Sagitario incluso en modo retro o soltándose la melena y dándole al hippismo holístico con Urano en Tauro.

Al final, lo que quiero recalcar es que la vida te da una de cal y otra de arena; un tránsito te jode esto, pero otro te potencia lo otro; y no hay carta natal perfecta, ni revolución solar, y si un año te sale el Sol en casa XII pues tampoco es para tanto. Vamos, que la Astrología tampoco es un drama, aunque a muchos y a muchas les guste vivirla de esa manera. Eso son cosas de Leo, que cumplen dentro de poco. Bueno, y también de Escorpio.

Pero basta de chapa y pasemos al análisis, o lo que es lo mismo: ¡Al eclipse! Lo digo porque es el primer evento de la semana, el martes 16, y que en España peninsular y olé se vivirá a las 23:30 horas.

En ese momento, la Luna se opondrá al Sol, desde Cáncer a Capricornio y lo hará en el grado 24. Esto quiere decir que aquellos que tengáis planetas personales o ángulos por la zona o, por ejemplo, los que cumpláis más o menos entre el 14 y el 17 de enero o de julio, podréis sentir el meneo intergaláctico.

Un meneo tenso, como toda Luna Llena —o plenilunio, repetid conmigo que relaja: plenilunio, plenilunio, plenilunio— pues implica una oposición entre el Solete y nuestra Luna querida. Claro, esta oposición viene más cargada porque la Luna trae a Plutón y a Saturno cerca y al Sol la ronda Venus. En fin, que el cielo parece la final de un partido de fútbol: cangrejitos contra cabras montesas.

Lo de siempre: dificultades para dormir, cansancio inexplicable, vida onírica absurda, ansiedad, estrés o la sensación de que todo sucede demasiado rápido como para poder asimilarlo puede ser algo muy típico de este mes de julio. Por supuesto, dependiendo, como siempre del resto de la carta. En cualquier caso, recordad que agosto viene mucho más relajado.

Luego, un día después, el miércoles 17, Venus se opondrá a Saturno —es esto que os digo, cangrejitos contra cabras montesas—, desde Cáncer a Capricornio. A Venus le hace mucho daño Saturno y en esta configuración, más aún. Se puede avergonzar de sus gustos, no atreverse a expresarlos, enfrentarse a problemas de autoestima. El nativo es de naturaleza sensible pero los bloqueos lo endurecen, lo vuelven huraño y se oculta en su caparazón. Como Saturno es señor del tiempo, sólo al cabo de años y trabajo la persona podrá reconocer sus talentos y sus ganitas de proteger y de ser protegida. Y, con suerte, si hay desenlace feliz, tendrá un matrimonio largo, duradero y un poco chapado a la antigua. Fin.

Claro, Venus anda que se sale esta semana: después del cubo de agua fría que le ha tirado Saturno y, tan sólo un día después, el jueves 18 se encuentra con un trígono a Neptuno en Piscis. Muy lindo el trígono este: de hecho, Cáncer y Piscis no se llevan nada mal. Ambos bien acuáticos, sensibilidad, empatía, adaptación, nutrición y mucha creatividad.

Para el viernes 19 tenemos un cambio de signo. Para atrás. Sí, y es que Mercurio sale de Leo y regresa a Cáncer —recordad que lo tenemos en modo retro—: Si durante la retrogradación en Leo hemos podido cuestionarnos la espontaneidad, la estima y el romance, ahora le toca el turno a asuntos emocionales, la familia y la manera de demandar o servir de refugio al otro. Mercurio andará por Cáncer un ratito. Hasta el 11 de agosto.

Los últimos aspectos de la semana los viviremos el domingo 21. Muy interesantes, ambos. Tenemos a Venus, que sigue super protagonista durante la semana, y se opondrá a Plutón, siempre desde Cáncer a Capricornio, oscura, celosa, posesiva, manipuladora y con ganas de seducir al jefe o a la jefa, como en aquella película de Michael Douglas y Demi Moore, ¿la recordáis? Aunque creo que entonces era la jefa la acosaba al empleado…

Además, el domingo tenemos al Sol en Cáncer aplicando a Mercurio retrógrado, un aspecto muy curioso que no se da tan a menudo. Os lo explico: como el Sol camina hacia delante y el Mercurio hacia atrás, es como si se produjese un encuentro, un traer noticias, por supuesto, del pasado, de la familia, de viejos amigos o… de viejos amores, pues Mercurio trae la energía de sus contactos en Leo. Así que una semana donde se recibirán respuestas, emailes, contestaciones sobre asuntos que teníamos aparcados u olvidados.

***

Y nada, eso es todo. Os repito lo de siempre, o quizá un par de cosas más. Bueno, sabéis que busco colaboradores y que ya tuvimos esta semana ese artículo sobre el Tarot escrito desde Argentina. ¡Muchas gracias a Sebastián —o Taro— por la aportación y a todos por leerlo!

Por otro, todo parece apuntar a que el fin de semana del 27 y el 28 andará por Málaga dando un curso de Astrología. Todavía estamos ultimando detalles pero si tenéis ganas de aprender de astros, de entender mejor vuestra carta y de tirarme de las orejas, escribidme. ¡O pasad la voz!

Y eso es más o menos todo. Quizá este finde tenga que adelantar el Boletín, pues andaré en Polonia dando unos talleres de masajes porque no hay nada como un buen toqueteo

Ea, ya no os cuento nada más.

Recordad que podéis seguirme por las redes, que le deis a los Likes, que me tenéis por facebook, twitter, instagram y youtube aunque a veces no me asome ni para saludar. Ah, y que os suscribáis a la newsletter, así os llegan los boletines y el resto de artículos que voy subiendo. 

Os abrazo telepáticamente. Nos vemos pronto, pronto, pronto.

Emilio P. Millán

(Foto. Fte: www. pexels.com).

 

 

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Boletín Astrológico: Semana del 15 al 21 de julio 2019

  • Pedro Luis

    ¡Hola!, Emilio, mil gracias por el artículo….ya te las di por publicar el de Tano o Sebastián y también a él…
    Espero que sea una semana productiva y el Eclipse no me afecte demasiado porque tengo mucho que hacer.
    Te deseo buen viaje a Polonia y mejor estancia en Málaga con el Sol, los bañitos, las tapitas, el reencuentro con la familia, los amigos y si consigues montar un taller pues ya… «el donnuts»…
    Un cariñoso saludo.