Mercurio y sus contactos

Boletín Astrológico: Del 22 al 28 de Enero 2018


¿Qué pasa, chicos? ¿Cómo lo lleváis? Nos encontramos ya ante el último tercio del mes de enero y lo mismo os sentís capaces de hacer balance de la poderosa entrada del año. ¿Qué os ha parecido?: ¿Habéis vivido cambios potentes? ¿Habéis confesado secretos oscuros? ¿Os habéis lanzado a empresas con motivación juvenil y todas las ganas de comeros el mundo? No sería de extrañar, pues se trata de un enero muy marchoso, como bien os anunciaba en el especial sobre Júpiter.

Tenemos planes, objetivos, ambiciones, ganas de transformarnos… y eso es sólo el principio. Ahora empieza la carrera a largo plazo y la primera prueba nos llegará a partir de Marzo, cuando Marte ingrese en Capricornio y en algún momento se conjunto a Saturno, pero ya hablaremos al respecto.

De momento el cosmos nos regala otra semana agitada, profunda, con varios aspectos mercuriales y un interesante cambio de Marte. Fijaos que Mercurio rige tanto a Géminis como a Virgo, así que estos nativos podrán sentirse un tanto como en una montaña rusa. Los signos cardinales, además, seguirán recibiendo noticias laborales, de estudio, familiares y legales; así como visitas, invitaciones y la posibilidad de algún desplazamiento rápido.

Pero pasemos con el análisis…

El primer aspecto relevante se produce el miércoles 24, cuando Mercurio se conjunte a Plutón, ambos en Capricornio y en el grado 19. En realidad, nada nuevo que no se haya podido experimentar en todo el mes con los aspectos de las semanas pasadas: hay sensibilidad, hay ambición y hay ganas de hablar claro, de exponer las tripas. Este es un Mercurio un tanto paranoico pero también detectivesco, seductor, muy persuasivo. Lo he visto en nativos poco habladores pero que cuando abren la boca, sin ser maleducados ni bruscos, intimidan. De inteligencia afilada. Afición por lo oculto. Necesidad de ir más allá de las apariencias.

De manera que tenemos todavía una semana por delante con mucha confesión, charlita profunda y destape de trapos sucios. 

Luego un día después, el jueves 25, el mismo Mercurio le dibuja un sextil a Júpiter en Escorpio, facilitando que las verdades salgan a la luz y hagan un poquito de menos pupa. Es un aspecto armonioso discreto que favorece el estudio, la oratoria y el optimismo.

El viernes 26 la energía se aligera. ¿Sabéis por qué? Pues porque Marte se despide de Escorpio -donde está fuerte, posesivo y extremista- e ingresa en Sagitario. ¡Bien por los centauros! Saturno ya se largó y ahora, encima, Marte os va a dar un empujoncito de los buenos. No os quejaréis, ¿eh?

Por cierto: tenemos que entender que Marte como una fuerza masculina, agresiva, violenta. Es el planeta de la guerra pero también de la acción, la voluntad, el deseo y el poder. Tiene que ver con la asertividad. Con la chispa inesperada que arranca las cosas -es decir, una violencia que resulta indispensable para que se produzca el movimiento.

En Sagi, la verdad que Marte se siente cómodo: hace al nativo idealista, filosófico, independiente pero muy dispuesto a ayudar a los demás. Con gusto por la aventura, por hacer cosas nuevas que le permitan salir de la zona de confort. También son amantes del deporte y de los viajes, con cierto punto romántico.

¿Conclusiones? Pues que los Sagis van a sentir que se les recarga la batería durante los próximos dos meses. Tendrán ganas de emprender, de viajar, de conocer… Eso sí, con el chute energético, también puede haber cierta tendencia a los accidentes. ¡No corráis mucho! Recordad que Sagi es mitad hombre, mitad caballo: su mitad animal es bastante torpe, se lleva los muebles por delante, se le rompen las cosas… Avisados quedáis. El tránsito dura hasta el 29 de marzo y beneficia también a Leo y, sobre todo, a Aries.

El último aspecto de la semana lo viviremos el sábado 27 cuando Mercurio se cuadre a Urano, en el grado 24. Atentos a las noticias y a las visitas inesperadas. Habrá cambios de planes. Improvisación forzada.

Y esto es todo, mis queridos y queridas. Durante toda la semana la Luna irá creciendo, preparándonos para el novilunio del 31 de enero, en el signo de Leo, que viene con eclipse total incluido. Pero de eso ya nos ocupamos en el próximo Boletín.

Me despido. Os mando mil abrazos. Muchas gracias por opinar. Por compartir.

Emilio P. Millán

 

(Foto: Fte The New York Times, Javier Jaén)

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook
Facebook
66Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 ideas sobre “Boletín Astrológico: Del 22 al 28 de Enero 2018