Marte despierta en Capricornio. Vuelven las ganas de correr.

Boletín Astrológico: Del 27 de agosto al 2 de septiembre 2018


A ver, queridos. A ver, queridas. Organicémonos. Confiemos. Agarremos bien el volante de nuestras vidas  y no dejemos que los vaivenes del terreno nos hagan perder de vista los objetivos. Sobre todo ahora que los planetas retrógrados van despertando. Que el Sol transita por Virgo, con su orden y optimización. Que el trígono de tierra se activó, dispuesto a recompensar a esos trabajadores constantes…

En fin. Otra semana más aquí, despidiéndonos de agosto —¿del verano o del invierno?—, atando cabos sueltos y permitiendo que las cosas recuperen su velocidad habitual. Nos quedan así unas pocas de semanas para sentir cómo todo se reajusta. Donde se nos va a permitir digerir la marea de los eclipses, los malentendidos de Mercurio, la frustración del Marte moviéndose hacia atrás.

Este Marte retro en los últimos grados de Capricornio parece haber sido el planeta más problemático de esta semana que cerramos. De hecho, la mayoría de mis consultas llegaron de nativos Cancer —sobre todo del último decanato— y de algunos Piscis, aunque eso quizá se deba a la Luna Llena que está por producirse en un rato.

Como comentábamos en el Boletín pasado: hoy domingo, a eso de las 13:30 peninsulares, se perfecciona el plenilunio pisciano en el grado 3. Como esta Luna es muy mística y húmeda y viene acompañada por el trígono de tierra, además de resfriados o algún problemita / reajuste de salud, también puede ponernos en contactos con personas mayores, sabios, religiosos, veteranos, profesores, doctores y gente un poquitín diferente (esto ya de la mano de Urano). Enfermeros. Gente colaboradora. Servicial. Será una energía poderosa durante los días venideros. Andad atentos. Sumad dos más dos.

Por lo demás, os comento que esta semana del 27 de agosto al 2 de septiembre es un puro muermo astrológico. Vamos, que no hay aspectos. Bueno, en realidad sí hay un aspecto y una noticia importantísima. Las dos son el mismo día: el martes 28.

Lo primero, y de menor importancia, es la cuadratura entre Mercurio en Leo y Júpiter en Escorpio en el grado 16. Esta cuadratura ya la hemos vivido en julio y en agosto en un par de ocasiones: da palabrerería, diarrea verbal, prometer mucho y hacer poco, engreímiento intelectualoide. Cuidaíto con lo que se os promete. Con el amor que se os declara. Con la manera en que se interpreta lo que se os dice. Que Júpiter lo magnifica todo. Y Mercurio en Leo sólo quiere drama.

Lo segundo y de muchísima más importancia es que Marte despierta. Sí, el cabronazo de Marte, que se ha pegado retrogradando desde el 27 de junio, agarra fuerzas y poco a poco empieza a moverse hacia delante. Esto, que son muy buenas noticias, hay que matizarlo: el hecho de que Marte despierte no significa que todo se active ipso facto; es más, los primeros días, mientras Marte se espabila, suelen venir acompañados de mucha mala leche, ira y la olla a presión que se destapa. Claro, después de dos meses con el freno de mano puesto, la gente va a querer sacar toda esa frustración de golpe. Puede haber gritos. Muchísima prisa. Competitividad desleal. A ver quién llega antes a la meta.

Mi consejo es que respiréis, que aguantéis un par de días, que observéis cuán loca va la gente y os burleis de ellos (si es por dentro, mejor). Ya para el final de la semana, Marte estará más relajado y entonces sí hay que ponerse a darle duro, a levantar proyectos, a pedirle el aumento al jefe, a poner orden en casa y a dar un par de gritos porque si no a uno lo toman por el pito del sereno.

Marte despierta en el grado 27 de Capricornio y todavía tiene que salir de Capri —que lo hará el 11 de septiembre— y desandar todo lo que retrogradó en Acuario. Vamos, que si nos ponemos puristas, sólo podríamos afirmar que Marte ha salido de la retrogradación (y de su larguísima sombra) el día 8 de octubre. Pero vamos, tampoco hay que ser tan extremos. Usad vuestra experiencia y comprobad por vosotros mismos si las cosas avanzan, si tenéis más fuerza, estáis más activos, optimistas y con ganas de retozar.

Por supuesto, obvia decir lo de siempre: que cada carta es un mundo. A lo mejor este Marte Retrógrado no os pegó muy duro y ni os habéis enterado. Pues genial. En mi caso, por ejemplo, no lo he sufrido mucho. Eso sí, apenas se metió en Capricornio me pegué una hostia muy poco divertida con la bici —Mercurio, que rige las bicis, estaba también retrógrado.

El resto de la semana transcurre con aspectos lunares. La Luna saldrá de Piscis, ingresará en Aries —coincidiendo con el despertar de Marte—, pasará por Tauro y para el domingo ya estará por Géminis, casi en cuarto creciente, con su bla, bla, bla… que a Géminis a veces, no hay quien lo calle.

***

Y nada, esos son los aspectos semanales. Una semanita un tanto muermo, si no fuera por ese estupendísimo despertar de Marte que va a cargarnos mucho, mucho las pilas.

Sin más me despido. Como siempre, un  trillón de gracias por leer. ¡Por compartir! Por la guasa. Por preguntar. ¡Por opinar! Por vuestros Likes. Recordad que podéis seguirme en facebook, twitter e instagram. Y si no, por telepatía. 

Un super abrazo,

Emilio P. Millán

 

(Foto. Fte: passnownow.com)

 

 

 

 

 

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 ideas sobre “Boletín Astrológico: Del 27 de agosto al 2 de septiembre 2018

  • alejandra

    mi querido Emilio gracias por alegrar mis dias con esa maners tuya de escribir… acaso el universo no me dejara respirar nunca?? (broma) jajajajajaa con mi ascendente en leo grado 11 estoy hasta la madre (frase mexicana) de esa cuadratura jajaja… y que decii de mi regente marte(aries) sobre mi luna natal en capricornio que dicho esta de paso cuando los nodos entren en ese axis tampoco me daran respiro, querido de solo pensar ya me canse jajaja y del amor ni hablar eh! esos hombres intermitentes son una mentada de madre (otra frase mexicana) jajajaja… te mando un abrazo desde mexico! feliz semana

  • Eugenio

    Puedo esperar una reactivación amorosa con una compañera de trabajo (Venus Casa VI -a 7º de acuario- conjunción a Mercurio y el Sol (Casa VII)
    O en tono de guasa: ¿Me cambio de trabajo antes de que me pegue?

  • Eugenio

    No sé si es peor que Marte entre en Acuario. Y en cuanto entre, estará en conjunción con mi Venus en Casa VI (conjunción mercurio y sol).Noté sus efectos, pero desde el punto de vista venusiano (afectuoso) con una compañera y todo quedó en nada. ¿Eso indica que se volverá a activar (la pasión)

  • Pedro Luis Martinez

    ¡Hola, Emilio, mil gracias de nuevo por la “guasa” con la que escibes, la verdad es que el peor aspecto, al leer tu artículo, resulta liviano y llevadero. Marte retrogrado no me ha traído maldades o si las ha traído a mi me han supuesto la “libertad” después de muchos años de “cautiverío”…Cierto que llevo varias semanas trabajando y esforzándome para que todo vaya “derechito”…que ha habido confrontaciones desagradables e inesperadas pero “morderse la lengua” a tiempo es un buen ejercicio de control. Ahora, esta Luna llena y el trígono de Tierra, espero que todo mi esfuerzo se concrete en resultados positivos y…a seguir con la lucha para terminar de liberarme…Un cariñoso saludo.