El uróboros y el tiempo circular.

Boletín Astrológico: Del 26 de Marzo al 1 de Abril 2018


¿Qué pasa, gamberros? ¿Cómo lo llevais? ¿Qué tal funcionó la semana pasada? No sé en vuestro caso, pero en el mío ha sido un cúmulo de prisas, reencuentros y algún que otro estornudo. En Berlín la primavera no termina de cuajar, nevó en varias ocasiones y las temperaturas descendieron bajo cero. Eso sí, entre tanto, algunos amigos arianos ya han festejado su cumpleaños con las pilas a veinte mil por hora, como suele ser habitual en ellos.

Recordad que los días alrededor del cumpleaños -el llamado retorno solar– suelen ser bastante significativos, rodeados de eventos importantes y que pueden incluso adelantarnos la tónica de la energía que nos rodeará durante los próximos 365 días. Conviene sentirse agradecido por las fechas y realizar algún tipo de pequeña ceremonia, que puede ser desde una meditación hasta irse de parranda o soplar las velas de la tarta.

Pero pasemos ya al análisis astrológico. En realidad se trata de una semana con poco movimiento celeste y, sin embargo, un tanto pesada o cargada de tensión que puede repercutir no sólo a nivel personal sino mundial. Esto se debe a varios factores:

  1. Por un lado, la semana pasada tuvimos el inicio de la primavera (del hemisferio norte), el llamado 0 de Aries, con muy mal pie por la cuadratura del Sol a Marte e incluso a Saturno en Capricornio.
  2. Por otro lado, esta semana tenemos Luna Llena en Libra -toda Luna Llena acelera un poquito- y la pobre está también muy maltratada por los planetas malos del cosmo.
  3. Y ya para rematar justo el próximo lunes 2, se dará la conjunción bianual entre Marte y Saturno. Como todos los aspectos siempre se notan un poco antes y un poco después, podemos concluir que la semana viene calentita.

Entonces, ¿es todo tan chungo como nos lo pintas?. me preguntareis. No, en absoluto: también tendremos el cambio de signo de Venus, que es bastante positivo, agradable y disfrutón. De hecho, Venus parece un poco la protagonista de la semana así que aquellos con cartas muy venusinas -mucho Tauro, mucho Libra, Venus en el Ascendente– pueden ser los que más acusen los vaivenes de la diosa del amor.

Fijaos, el primer aspecto lo vivimos el miércoles 28 cuando Venus se arrime a Urano en el signo de Aries. Venus lleva conjuntándose a Aries alrededor de siete años y esta vez lo hace en el grado 27, regalando sorpresas y ganas de romper vínculos sentimentales a los Aries que cumplen alrededor del 17 de abril. Puede ser una época difícil para mantener una relación estable: si no es uno, es el otro el que corta por lo sano. Esta conjunción también puede traer nuevas formas de hacer dinero, en este caso de manera original, inventiva, con ayuda de la tecnología -ya que Urano anda de por medio.

Hablando de Urano, muchos sabéis que está muy a puntito de cambiar de signo e ingresar en Tauro. Se trata de un evento astrológico importante que sólo se da cada 84 años, más o menos. Andad tranquilos que os pienso redactar un especial al respecto. Os recuerdo también que Urano sólo avanzará hasta el grado 3 de Tauro, retrocederá y después del verano volverá a Aries para rematar a los nativos que no hayan recibido bien su calambrazo. La entrada definitiva de Urano en Tauro no se dará hasta el 2019.

Más cosas. El jueves 29 ya vivimos cuadratura entre el Sol en Aries y Saturno en Capricornio. Saturno, el cabroncete, no se anda con chiquitas y ya lleva una temporada haciéndole la puñeta a los signos cardinales. Si cumples en esta semana lo mismo te espera un añito de esfuerzo, cuesta arriba, bloqueos, de esos que por mucho que te empeñas apenas avanzas un par de milímetros. Busca si tienes algún planeta -y sobre todo el Sol- alrededor del grado 9. Ese punto, esa casa, ese sector, va a tener que someterse a las exigencias de don Saturno. Humor sombrío, conflictos con el padre o figuras de poder, salud quejumbrosa, obligaciones externas, cúmulo de responsabilidades, popularidad que merma… Todo esto cabe bajo la sombra del planeta de los anillos.

Luego el sábado 31 tenemos doble evento. Por un lado, lo mejorcito de la semana, es decir, el ingreso de Venus en Tauro. Se trata de un Venus en domicilio, lo que significa que cumple muy bien sus funciones -siempre que el resto de planetas se lo permitan. Masajes, conciertos, vinitos, exposiciones, paseos por el campo, comida sabrosa y adquisiciones de calidad, este Venus es un experto en el arte del disfrute. Por supuesto, los más beneficiados serán los Tauro, pero también pillarán cacho tanto Virgo como Capricornio.

Además, el mismo sábado se da la Luna Llena en Libra, es decir, la Luna se opondrá al Sol en Aries en el grado 10. No me parece un plenilunio espléndido porque, como hemos dicho, Marte y Saturno andan cerca formando lo que se llama una T- Cuadratura, o sea, una figura de mucha tensión. Fijaos que Aries y Venus mueven el eje yo versus el otro; y el otro pueden ser la pareja, socios e incluso el que me atiende al otro lado de la ventanilla. Como los malos están cuadrando, podría sentirse como un día de discusiones, conflictos laborales, repartos injustos y dificultades para entablar un acuerdo. Ya nos contaréis.

Finalmente, el domingo 1 de abril estrenamos mes y se produce la conjunción Sol y Mercurio, que como sabéis se mueve hacia atrás. Este aspecto ya lo había mencionado en el especial sobre Mercurio Retrógrado: para algunos astrólogos la conjunción puede ser un día de iluminación de ideas, de destellos de lucidez apoteósicos, una especie de Eureka o de claridad mental sobre nuestros objetivos, pensamientos y manera de comunicarnos. Luego, otros autores, apoyándose en el hecho de que Mercurio retrograda y que habrá combustión -es decir, una conjunción abrasiva-, piensan que el aspecto consume el intelecto y en lugar de más listos, nos volvemos más burros. Quizá lo interesante sería ver si durante el finde la retrogradación se intensifica y llegan noticias, personas y proyectos escondidos en el baúl de los recuerdos.

***

Y así me despido. Muchas gracias por leer. Por compartir. Por preguntar. Por opinar. Por vuestros Likes.

Nos leemos muy pronto. Recordad que podéis seguirme por facebook, twitter e instagram. Y por supuesto por telepatía.

Un super abrazo

Emilio P. Millán

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook78Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!

9 ideas sobre “Boletín Astrológico: Del 26 de Marzo al 1 de Abril 2018

  • Marylinch

    La temida conjunción bianual Marte-Saturno,que se augura chunga, hace trigono a mi sol…energía benefica y fluída…desde casa 3 a casa 7, en el momento de Plenilunio, como puedo sacarle provecho sin tener sesgo de negatividad?-Gracias Emilio

    • Mochilastrológica Autor

      Hola, Marylinch, pues es un trígono en toda regla así que pareciera que puedes sacar proyectos a largo plazo, con una voluntad de hierro y bien concentrada. Mira si estás estudiando o tienes algún proyecto con socios entre manos, o una relación o comunicación que mejora y se afianza… serían posibles lecturas.

      Aquí no hay sesgo de negatividad que valga. El plenilunio va apretar un poquito: mira esas casas involucradas y ahí puedes tener pistas de lo que se te puede oponer un poco a la fluidez del trígono. Pero seguro que sales ganando o hallas el equilibrio 🙂

    • Marylinch

      No sabes los ánimos que me das para seguir con mis estudios. La luna muy cerca de mi asc. El sol rondando el dc. Ahí es donde debo estar atenta. 😉 Gracias por tu respuesta!!

  • Catalina Artigas

    Emilio, que maravilla esto de Urano entrando en mi asc, pero como puedo saber si venus está bien aspectada en un stellium? soy asc tauro y bueno, la mayoría de los planetas están en capricornio, junto a la luna. Sol en sagi, jupiter en Leo, marte en Tauro y plutoncito en Escorpio…. algo tranqui, bastante tierra y algo de fuego. Muchos cariños. Saludos de Chile <3

    • Mochilastrológica Autor

      Hola, Catalina. A ver, Urano es muy querido en Astrología porque es el planeta de las estrellas, los viajes espaciales, la libertad y el altruismo, pero tiene un puntito seco y explosivo que no hay que infravalorar. Con todo, espero que disfrutes su paso por tu ascendente. Si tu Venus está en Capri, se dice que está peregrino -por analogías, la verdad que es un Venus algo más seco que en otros planetas; por ejemplo en Cáncer, donde también está peregrino pero quizá funcione mejor. Lo mejor es que mires qué aspectos dibuja, además de las conjunciones: al menos parece que dibuja trígonos y sextiles a buena parte de tu carta. Con tanta tierra seguro que tienes abuelitos en la familia que han vivido más de noventa años…

      Saludos de vuelta.