Trabajo, estrés, obligaciones con esta Luna Llena en Capricornio

Boletín Astrológico: Del 25 de junio al 1 de julio 2018


Bueno, bueno… con esto de que tengo visita y que en en el barrio se celebra el 48 Stunden Neukölln se me echó el domingo encima y todavía no redacté el boletín. Fatal. Menos mal que ha vuelto a empezar a llover y eso anima a la encerrona y poder poneros estas líneas.

Venimos de una semana particular, con la reactivación del trígono de agua que puede haber mejorado la comunicación, los acuerdos y la capacidad de expresarnos verbalmente. Pero también Mercurio se oponía a Plutón y quizá nos dimos cuenta que no es oro todo lo que reluce o que la gente escondía un inesperado as en la manga. El cambio de estación —el llamado grado 0 de Cáncer—irrumpió algo duro: en el análisis de la carta por Instagram una lectora confirmaba los problemas en la cocina y el estómago revuelto. ¿Casualidades? ¿Sincronías? ¿Una casualidad insulsa? Como queráis llamarlo…

La semana que estrenamos no parece muy prometedora por algunos aspectos tensos y por una Luna Llena en Capri bastante tristona. Quizá ese sería un sentimiento acertado para describir la energía de la semana: la tristeza. También podemos hablar de sobrecarga. De restricciones. De la cruda realidad. De una puerta que nos cierran en la cara.

¿Nos metemos con el análisis?

Comenzamos con el lunes 25 de diciembre fun fun fun. Perdón, con el lunes 25 de junio y la cuadratura entre Venus en Leo y Júpiter en Escorpio. Esta cuadratura en tema natales engorda el ego, la necesidad de ostentar, de presumir, del melodrama y miradme todos y aplaudidme que si no os doy con el mazo. Ya a un nivel más general puede incitarnos a la exageración, a gastar mucho y no de la manera más acertada, a ponernos hasta arriba de golosinas o a caer en una autoindulgencia primitiva. Yo, yo, yo y más yo. También a hacer montañas de granos de arena y regodearnos en lo tortuoso. Poco control sobre los fetiches y obsesiones. Y los corazones muy desbocados.

Al día siguiente, el martes 26 —y en algunos países en la madrugada del 27— Marte inicia su retrogradación en Acuario. En concreto en el grado 8. No me voy a explayar mucho al respecto porque he publicado este artículo donde analizo el tránsito y pretendo sacaros de dudas con fechas, predicciones y bastante cachondeo.

Luego el miércoles 27 ya tenemos un aspecto durito y es que el Sol en Cáncer le dibuja oposición a Saturno en Capricornio. Claro, esta oposición ya restringe la energía, opaca la felicidad y nos pone en modo más serio. Si el Sol en Cáncer quiere crear y nutrir a sus seres amados dentro de su mundo imaginario; Saturno en Capri le corta todo el rollo, le quita presupuesto y no le da espacio para la creatividad. Y sobre todo le inhibe las emociones. ¿Y cómo se siente un Cáncer si no es capaz de vivir su emocionalidad? Pues muy mal.

Aquellos cangrejitos que cumplan por la fecha que anden pendientes si no se le remueven las tripas con algún asunto de pareja y/o hogareño. Obligaciones mal llevadas. Compromisos forzados. Hombres enfermos o muy quejicas.

También podrían ser las mujeres las que se quejen o las que sufran de artrosis o se les resientan las rodillas. Lo digo porque la Luna se volverá protagonista el jueves 28 cuando se produzca el plenilunio. Ese día, Sol en Cáncer y Luna en Capricornio se oponen en el grado 6. Saturno anda muy cerquita, lo que deprime un tanto. Podría darse revelaciones profesionales, asuntos con los jefes o con algún padre y la nube negra andará por ahí rondando y haciéndonos ver todo todavía peor de lo que es. También pueden rescatarse temas sobre ancianos, productividad y nuestra administración del tiempo.

¿Seguimos?

Os cuento que el viernes 29 tenemos cambio de signo ya que Mercurio ingresa en Leo. Este Mercurio hace al nativo mandón, categórico, demagogo, exagerado, generoso, divertido, egocéntrico, aniñado y un tanto subjetivo. Existen autores que aseguran que este Mercurio está en caída pero tampoco me lo termino de creer. Lo que sí os puedo decir es que vamos a tener de ese Mercurio para rato porque dentro de unas semanas empezará a retrogradar. Como veis: ooooootro retrógrado más, para que no os aburráis.

¿Lo bueno de este Mercurio? Pues debería de animar un poco la vida de los Leo, que pueden estar más ingeniosos, charlatanes y animados. Con más movimiento. Con más eventos. O con nuevas noticias. Hasta el 6 de septiembre con retrogradación incluida.

Por último deciros que, como Mercurio corre que se las pela, pues el sábado 30 ya dibuja aspecto. Será una cuadratura a Urano en Tauro que promete arritmias, ideas radicales, desplantes y un fin de semana un tanto excéntrico y exagerado. Ya me contaréis cómo os lo pasáis o si los niños o los amantes os vuelven medio locos…

***

Y nada, esos son todos los aspectos semanales. Ya sí me despido. Muchas gracias por leer. ¡Por compartir! Por preguntar. ¡Por opinar! Por vuestros Likes. Recordad que podéis seguirme en facebook, twitter e instagram. Y si no, por telepatía. 

Un super abrazo

Emilio P. Millán

 

 

(Foto Fte. Harvard Business Review).

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 ideas sobre “Boletín Astrológico: Del 25 de junio al 1 de julio 2018

  • Raquel

    Hola Emilio!! Tiempo sin escribirte!! Pues nada… contándote que esta semana tendré más cuadraturas que de costumbre: sol cuadrando a mis natales: sol, venus, marte, júpiter y saturno!! Tengo muy mala espina. Espero sobrevivir a esta semana. Ha sido un tiempo difícil, con muchas restricciones, reestructurar mi identidad, de ahí la dificultad… relaciones de pareja… muchas fricciones. Todo me cae en casa 7 🙁 y para colmo, sol en oposición en mi ascendente. Mándame buena vibra… la requiero bastante.
    Abrazos santafereños. Ten una bonita semana, estaré atenta a tus comentarios 🙂

    • Mochilastrológica Autor

      Hola, Raquel. las buenas vibras ya van en camino. Por cierto que NO hay que tomarse tanto en serio los tránsitos -y mucho menos un tránsito del Sol. Los tránsitos ayudan a predecir pero a veces pasan sin pena ni gloria sobre la carta y santas pascuas.

      Pero reincido: vibras transatlánticas enviadas y abrazos hasta tu tierra hermosa.

  • Yaiza Marrero

    Querido Emilio: vaya tela marinera.. desde q sigo esto de los tránsitos flipo con la energía.. Por ej: es verdad q hay alguien q quería comunicarse “mucho” conmigo pero no se ha atrevido !!!?? un géminis, mercurio en cancer y los sentimientos.. en fin, eternos adolescentes. Luego la oposición a plutón de la semana pasada: sacando mierda por un tubo. No recuerdo un transito de luna en escorpio donde saliera tantoo petróleo😬😬 Y yo Llama Violeta q te pego 🔥🔥 Ahora llega Saturno.. y lo siento como “aprendizaje kármico completado”😑😑 así q soy yo la q cierra una puerta lo tengo claro. De mi madre y sus quejas perpetuas ni comento “qué cruz” me ha tocado (según ella). Y yo sólo sé q con tanto trino de agua he sanado hasta lo q no sabía q había q sanar💗 cancer y la infancia, la familia, el pasado etc etc.. Me siento en modo terapia non-stop😤😤 Tengo ganas de Veranoo!!!! y todavía queda el sol en cancer😂😂 por un lado guay, por otro.. pero bueno, habrá q aprovechar los tránsitos acuáticos para esto de la sanación profunda, el sagrado femenino y la mediumnidad.. los de tierra y fuego para el work work work💪💪💪 Y hasta aquí voy a contar😬😬 q si no no paro😘😘

    • Mochilastrológica Autor

      Ganas de verano tenemos todos siempre 🙂

      Pero sí, es verdad que tanta agua en el ambiente, Mercurio y sus aspectos y la Luna en Escorpio han traído muchas oscuridades / porquerías a la luz. Así que claro: terapia non-stop 24 hours!

      Un abrazo y muy feliz semana. Emilio.