Boletín Astrológico: Semana del 2 al 8 de Enero 2017


Que sí, que sí, que ya hemos estrenado el año y no nos queda otra que aceptarlo: bienvenido 2017. Ayer, de café por el barrio gentrificado con mi colega el Shato, analizábamos el efecto post-nochevieja y esta suerte de nostalgia típica de las fechas: puede deberse al exceso de alcohol, a Mercurio retrógrado o a esa obsesión por dejarnos engatusar por el pasado. Pero lo cierto es que, a fin de cuentas, cada día del año cuenta con venticuatro horas. En octubre, en enero o en el 2050.

Esta semana la empezamos con mucha carga en el signo de Piscis. Conforme escribo estas líneas, la Luna va entrando en el signo de los Peces y sumándose a Marte y Neptuno. Piscis es un signo doble, un pelín complicado y extremadamente sensible. Este signo se camufla y mimetiza, es decir, dependiendo de los aspectos que recibe puede dar los mejorcito de sí o ahogarnos en sus  puñeteras mareas. Ya hablábamos la semana pasada del ambiente fanático-sentimental que se iría gestando a finales de año y que reinará durante buena parte de enero. Durante los próximos días habrá una imperante necesidad de ayudar al prójimo y, en ocasiones, podremos sentirnos muy inspirados y conectados con el mundo, con el universo o con el dios que se nos antoje.

Además, mañana, 3 de enero, ingresa Venus en Piscis, acentuando esta tendencia mística del ambiente. De nuevo cine, poesía, meditación y romanticismo a flor de piel. Los nativos de Piscis van a vivir una/s semana/s con mucho ajetreo, vida social, sexo y regalos; además de alguna alergia o erupción con tanta planeta pasándoles por encima. Al resto de signos mutables -sobre todo Géminis- les va a molestar tanta carga pisciana y puede que encuentren la semana un poco cuesta arriba con retrasos, inconvenientes y más gastos de lo planeado.

El miércoles 4 de enero, Mercurio regresa a Sagitario. Como ya sabéis, el planeta del pensamiento y la comunicación se encuentra retrógrado desde hace un par de semanas. Tranquilos que ya queda poco para que se estacione directo. Los consejos se mantienen: paciencia y más paciencia. Comprobad que los mensajes llegan, que la batería del teléfono está cargada, que habéis anotado bien la dirección o la hora para la cita… Y es que los despistes siguen a la orden del día y más con Sagitario. Si se os ha roto el móvil o el ordenador, recibid este período como una invitación a desconectar del mundanal ruido y probad a sintonizar con lo que os pasa por dentro.

¿Más cosas? El Sol en Capricornio se conjuntará con Plutón el sábado 7, apenas un día después de Reyes. Un día raro e intenso -recibe cuadraturas desde Urano y Júpiter-, con tendencia a las discusiones o a tomarnos muy en serio todo lo que se discuta. Se pueden revelar secretos o información muy valiosa, los padres de familia andarán con los cuernos retorcidos y, en general, flotará un ambiente muy electrificado que hará que muchos prefieran la soledad y la independencia para evitar confrontaciones. Ese día donde abres la puerta a que te de el viento fresco porque en casa no hay quien aguante lo que se está gestando. Andad atentos, pues esta y la semana que viene removerán muchísimo a nivel familiar.

Justo el domingo 8 Mercurio se estaciona directo: deja de parecer que marcha hacia atrás y recupera su movimiento. Poquito a poco vamos a sentir -sobre todo aquellas cartas con mucho Géminis y Virgo- que los asuntos se dinamizan. Sin embargo, tampoco hay que precipitarse y se aconseja aguardar unos días antes de tirarnos a la piscina a comprar, firmar documentos o largarnos de vacaciones.

De hecho, entre los días 8 y 12 pueden recibirse muy buenas noticias, una suerte de adelanto o progreso esperanzador en nuestros planes. Sin embargo, aquí lo importante, más que actuar, es no dejarse llevar por el impulso de la prisa y seguir guardando la calma. Sólo un par de días más. Merece la pena.

Y esto es todo de momento. Mis gracias por leerme. ¿Ya os deseé feliz año? Pues entonces os deseo muy feliz semana.

Emilio P. Millán

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook50Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!