El último boletin del año

Boletín Astrológico: Del 25 al 31 de Diciembre 2017


Hooooooola a todos. ¿Qué tal andáis? ¿Cómo vais pasando las fiestas? Hoy os traigo el último Boletín del año. Lo hago con cierto adelanto, lo sé, pero quién sabe en qué estado me encontraré los días venideros. Son fechas de encuentros, nostalgia, atracones y descontrol físico y emocional.

Desde un punto de vista astrológico, el cielo nos regala muy pocas novedades, así que vamos a despedirnos con un Boletín didáctico de repaso de planetas y signos, para que podáis cotejarlo con vuestra carta, ¿os parece?

Mientras redacto estas líneas, a puras horas de la Nochebuena, la Luna transita el signo de Piscis y está por conjuntarse a Neptuno, planeta de la inspiración, la música, la espiritualidad y la empatía. A su vez, está por dibujarle buenos aspectos -el llamado trígono- a Marte y Júpiter en Escorpio. Se trata de mucha agua en el ambiente, lo que favorece la expresión y sanación de emociones, potencia la vida onírica -¿cuánto soñáis estos días?-, nos sensibiliza hacia el prójimo e inyecta grandes dosis de energía creativa. Somos guerreros, sí, pero guerreros emocionales.

La Luna en Piscis por sí sola es una excelente enfermera, la gran cuidadora, la abuela chamana… También es una Luna evasiva, de adiciones y alergias, de pérdidas y despistes. Llantos, chubascos, catarros, pañuelos y lágrimas, estornudos, humedad, mantitas y el abrigo uterino del recuerdo. Es una Luna muy navideña y mágica; todavía más gracias a los aspectos que recibe. Guiada por una sabiduría intuitiva que supera a la razón.

Con todo, o para completar el panorama, nuestro satélite está cuadrando a Mercurio en Sagitario. Fijaos que el planeta de la comunicación, los desplazamientos y el intelecto se encuentra en destierro en Sagi; no sólo eso, viene de haber pasado tres semanas en retrogradación. Entonces, ¿esto cómo lo decodificamos? Pues con más despistes, retrasos, malentendidos. Atracones, exageraciones, repartos irregulares. Y el GPS que, de camino a la cena, falla.

Recién inaugurado el lunes 25 viviremos un cambio planetario: el ingreso de Venus en Capricornio. Fijaos que en Astrología se habla de un stellium cuando 4 o más puntos celestes se unen en el firmamento y eso es lo que vamos a experimentar en las próximas semanas. Tendremos al Sol, Venus, Saturno y Plutón en el signo del padre, es decir, en Capri. Y no se vayan todavía que aún hay más: en enero Mercurio también andará por allá. Esto quiere decir que para el primer novilunio del año que viene, el del 17 de enero, tendremos a 6 planetas -incluyendo Sol y Luna- en Capricornio.

A mí los stelliums, cuando he de analizar una carta, me fastidian un poco: es como una madeja de lana, toda revuelta; se precisa muchísima paciencia para conseguir desenredarla. Además, la Astrología apunta a ser práctica, a hacernos la vida más ligera, una especie de compensación, de búsqueda eterna de equilibrio y, claro, el stellium es todo menos equilibrado. Concentra las energías en un sólo punto de la carta, se lleva todos los palos y todos los premios de los tránsitos y progresiones… en fin, larga historia.

Volviendo a este Venus, como se trata del planeta del amor y el disfrute, va a edulcorar la vida de los Capricornio e incluso del resto de signos de tierra. No es un Venus super romántico, aunque tiene su puntito tradicional y tierno. Suele hacer a los nativos precavidos -siempre en función de cada carta, claro-, ambiciosos y un pelín desconfiados. Como Capri es signo del tiempo y la vejez, este Venus puede regalarnos relaciones duraderas o romances el invierno de nuestra vida. Hasta el 18 de enero.

La verdad es que los Capricornio van a ser los protagonistas de estas semanas y, por supuesto, de los próximos años -¿leísteis el especialísimo sobre Saturno en Capricornio?. A los que cumplís en las fechas y sobre todo a los que apenas habéis cumplido -el llamado primer decanato- se os echa encima una época de cambios responsables, de recortes, ajustes y optimización. Los padres más enfermos y pesados, los trabajos más porculeros. Quizá os toque reinventaros. O mejor dicho, desprenderos de lo que superfluo. Ojito con la salud y el estrés, pero eso ya os lo he contado en previas ocasiones.

Luego el resto de la semana transcurre sin aspectos relevantes. La Luna ingresará en Aries, peleona, activa, enérgica, poniéndonos las pilas tras el atracón de Nochebuena. Para el miércoles 27 se perfecciona un maravilloso trígono entre Marte y Neptuno, desde Escorpio y Piscis. Yo sigo empecinado en que este año -y el que viene- va a favorecer a aquellos con mucha agua en la carta y de hecho ya tengo amigos que andan de buena estrella, ya sea en el amor, en la amistad o en lo profesional. Hay una suerte de plenitud para estos nativos. De buenrollismo. De proyección muy positiva hacia el futuro.

De manera que este trígono que se produce en el grado 11 va a favorecer a Cáncer, Escorpio y Piscis -o aquellos que tengáis planetas por la zona. Acción e intuición. Creatividad. Los guerreros emocionales de los que hablamos al principio del Boletín. Arte. Meditación. Terapia. Tantra. Ayuda incondicional. Misticismo y concentración.

Finalmente nos despediremos del año con todavía más tierra y agua en el firmamento. Tradición, emoción y viejunismo. Una Nochevieja un tanto clásica. Sólo la Luna en Géminis cuadrada a Neptuno en Piscis y opuesta en Mercurio en Sagi nos permitirá salir de la zona de confort. Propiciará el cachondeo y es que habrá motivos para celebrar pues Saturno ya salió del centauro. Ojito con el coche. Los excesos del alcohol. Las ganas de poner los cuernos. Aunque quizá un poquito de libertinaje sea lo que más necesitemos para iniciar el año…

Y aquí lo dejamos. Me despido hasta el año que viene. Muchas gracias por leerme, por compartir, por estar ahí a pie del cañón durante todos estos meses.

Nos vemos en un par de días. FELICES Y MUY CÓSMICAS FIESTAS A TODOS de parte de Mochila Astrológica.

Emilio P. Millán


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando envías un comentario estás aceptando la política de privacidad de Mochila Astrológica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Boletín Astrológico: Del 25 al 31 de Diciembre 2017