Luna Nueva en Géminis

Boletín Astrológico: Semana del 22 al 28 de Mayo 2017


¡Muy buenas a todos! ¿Cómo os trata este lunes? El mes de mayo se escurre poquito a poco y, en esta penúltima semana, nos ofrece cambios cósmicos sutiles, en su mayoría aspectos lunares. Pensad que la Luna en su rápido recorrido alrededor de la Tierra (27 días, 7 horas y 43 minutos) se la pasa formando aspectos con los planetas: que si conjunción por aquí, cuadratura por allá, un trígono, un sextil, tralarí y tralará.

Así, creciendo y menguando, la Luna permanece asociada a la Mujer, a la menstruación, a lo cíclico y a los irracionales cambios de ánimo. De pronto el día te sonríe o te levantas con el pie izquierdo. O no pegas ojo. O, sin venir a cuento, se te cruzaron los cables. Esto es típico de aquellas cartas natales con la Luna fuerte y también las que tienen mucho de Cáncer, que es el signo asociado al satélite.

La semana la inauguramos con la Luna en Aries, que aporta mucha iniciativa, necesidad de autoafirmación y aventura. La Luna en el Carnero resulta óptima para tirarse a la calle, para empezar cosas -de la misma manera que la previa, en Piscis, invita al recogimiento, al abandono y al dejar ir.

Pero fijaos: A lo largo de todo este lunes 22, la Luna -viajera, cambiante, inestable; símbolo del estado anímico- se opone a Júpiter en Libra, se une a Venus en Aries, dibuja cuadratura a Plutón en Capricornio y un sextil a Marte en Géminis, auspiciando meneo, sobre todo, para los signos cardinales.

Como veis no para quieta, resultando -según cada carta personal- en sentimientos y situaciones contradictorias, de expansión, dinamismo, pereza o bloqueo. Y así, día tras día, que para eso es la Luna y nos remite a lo circular, a lo repetitivo, al eterno retorno.

El jueves 25 tendremos, además, Luna Nueva en Géminis. Toda Luna Nueva se considera tiempo de siembra, de limpieza, de reiniciar. Lo ideal es que comprobéis en qué casa de vuestra carta os cae para entender el escenario y sus efectos. En cualquier caso, Géminis nos remite a la comunicación, al movimiento, a la curiosidad. A este signo le encanta leer, socializar, apuntarse a cursillos e intercambiar conocimientos. También se le vincula a la relación con los hermanos, los vecinos y el entorno cercano. Todos estos temas podrían activarse con el novilunio.

Justo el mismo jueves tenemos otro aspecto interesante: una cuadratura desde Venus en Aries a Plutón en Capricornio. Se trata de una configuración peliaguda, sobre todo, a nivel personal. En la carta natal puede sugerirnos la pérdida de la pareja, relaciones ocultas, celos y mucha turbulencia. También he encontrado este aspecto en personas muy apegadas a lo material y con una relación un tanto malsana hacia el dinero. Avaricia, ahorros secretos, búsqueda de pareja por interés. Venus y Plutón, mal aspectados, también nos remiten a enfermedades venéreas.

No pretendo apuntar a que el jueves se propagará una ola de sífilis por el planeta, pero quería resumiros un poco las posibles lecturas de esta configuración. Según los aspectos que haga en vuestra carta -la cuadratura se produce en el grado 19 de Aries a Capri-, sí podría sentirse el ambiente tenso, cargado de sexualidad y un tanto paranoico. Puede traer antiguos miedos y pasiones. Deudas económicas o amorosas. Como toda cuadratura con Plutón involucrado, si se trabaja a fueguito lento, con introspección y cierto dolor, acaba sanando y haciéndonos más íntegros. Sobre todo para los signos cardinales.

Y con esto me despido por hoy. Os deseo muy buena semana. Pronto os traigo el especial sobre Géminis. Y para aquellos que lo celebren: FELIZ RAMADÁN, que inicia este sábado 27.

Emilio P. Millán

 

 

 

 

 

Únete a Mochila Astrológica

Infórmate siempre de sus novedades, artículos, boletines y regalitos...

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!

8 ideas sobre “Boletín Astrológico: Semana del 22 al 28 de Mayo 2017

  • Sara

    Me encanta leerte!! Gracias por el rato que dedicas a hacer los boletines 😉

    Como dice Elsa, estaría genial un artículo sobre cómo poder integrar estas cuadraturas…

    Muchas gracias Emilio!!

  • Elsa

    Me encanta leer todo lo que escribes, tienes una manera muy particular de hacerlo: atrapa, divierte y enseña al mismo tiempo. Como aprendo mucho de lo que escribes me gustaría que hablaras en alguno de tus artículos (ojalá largamente) de la forma en la cual podemos trabajar las cuadraturas para integrarlas a nuestra vida de forma más positiva, sé que no se van (carta natal) pero cuál es el camino a seguir con ellas para no padecerlas tanto. Aquí nos hablas de una entre venus y capricornio, en mi carta por ejemplo la que más duele es la de venus con neptuno, aún sabiendo qué significa no logro manejarla.
    ¡Gracias por compartir lo que sabes, un abrazo desde Colombia!

    • Mochilastrológica Autor

      Hola, Elsa. Gracias por el comentario tan certero -denota que sabes bastante de astros. El tema de las cuadraturas es amplio y resulta complicado dar consejos generales sobre cómo superarlas. Piensa que cada carta es un mundo muy particular. De todas formas, me anoto la idea por si puedo confeccionar un artículo al respecto.

      La carta con la que uno nace no varía: la información sigue allí y ni las cuadraturas ni las oposiciones desaparecen. Pero sí es verdad que tomar conciencia de estas y comprenderlas supone, en mi opinión, un paso gigantesco. Siguen ahí: pero uno ya sabe llevarlas mejor.

      Sin meterme en tu carta te cuento que las cuadraturas de Neptuno tienden al hechizamiento, al victimismo y la desilusión. A Neptuno se le trabaja con el arte -en tu caso más todavía, pues tienes a Venus implicado- o con la mística. A través de estos campos uno puede canalizar el anhelo y ese mundo romántico de cuentos de hadas interno. Buscar a Saturno y reforzarlo en la carta también ayuda. Y mirar qué signos, elementos y cualidades quedan fuera, ya que pueden ser clave (sobre todo con las T-cuadratura) para compensar.

      Así, más o menos. Muchísimas gracias de nuevo y el abrazo va de vuelta.

    • Sío

      Hola Elsa. Ay, yo también tengo exactamente esa cuadratura Venus-Neptuno y hoy precisamente he estado reflexionando mucho sobre los problemas que me da. Yo no sé tanto de astrología como Emilio (aún), pero estoy empezando a pensar que quizá la única solución posible es rendirse ante ellas. Entre otras cosas porque todo esos temas que venimos a trabajar, que se reflejan en nuestra carta, no son sino las “asignaturas” que nosotros mismos hemos escogido, pero, como esstamos dominados por nuestra mente y nos creemos ella, pues lo hemos olvidado. Para más inri mis problemas sentimentales de dicha cuadratura, se ven agudizados por una Venus en Virgo y una Luna en Acuario cuadrando a Kirón retro…, ahí es nada. Está claro que las cuadraturas no se disolverán, pero estoy empezando a pensar que sí se pueden trascender, o superar. Lo que ocure es que creo que para eso hay que ser un Ser muy evolucionado y creo que la mayoría no andamos en ese nivel y quiás a lo sumo, podremos convivir con ellas y llevarlas lo más dignamente posible. Yo tengo dentro un lío que no hay teclado que me baste para explicarme… Así que sí, las dos estamos expectantes a ver qué es lo que dice el Sr. Millán.

      Abrazos,
      Sío.

      • Mochilastrológica Autor

        Así me gusta, Sío. Colaborando para que todos aprendamos. El Sr. Millán es otro estudiante más que va aprendiendo día a día y gana de vuestras aportaciones. Y las cuadraturas es tema para rato.

        Dejemos, en cualquier caso, de demonizarlas pues pueden ser MUY creativas. Es importante que amar la propia carta natal así como no cobijarnos demasiado en ella. Recordemos el libre albedrío o, al menos, el margen con el que uno siempre puede jugar.

        Siempre, siempre, siempre: Astra inclinant, sed non obligant.