El eclipse de Sol en Leo

Boletín Astrológico: Semana del 21 al 27 Agosto 2017


¡Muy buenas a todos! ¿Qué tal estáis? ¿Qué tal esas vacaciones, esta semana entre los eclipses? Si consideramos cada eclipse como una especie de empujón -un aceleramiento de eventos- puede ser que estemos atravesando unos días un tanto ajetreados. A veces, uno conoce a un grupo nuevo de personas con los que sintoniza súbitamente; otras se pierde un trabajo pero surgen ofertas más prometedoras. También puede atraparnos un romance turbulento, hacer las paces con alguien del pasado o descubrir un hobby maravilloso. Pareciera que, por estas fechas, las sincronías andan a la orden del día.

Así, por ejemplo, me vine a Nuremberg a hacer una formación y cuatro de los siete participantes del curso son Virgo. El joven que me hospeda también es Virgo. Desde Berlín, el bus salió con 45 minutos de retraso -¿Mercurio Retrógrado? Y el primer día de clase no pudimos empezar hasta una hora y media más tarde porque el dueño del local no aparecía. No sólo eso: ayer, uno de los compañeros -de nuevo uno de los Virgo- se quedó atrapado en el cuarto de baño con la llave atascada. Hubo que desmontar la cerradura.

Por supuesto, ni Mercurio Retro siempre hace la puñeta ni los eclipses nos arruinan la vida o nos lanzan volando por los aires y sálvese quién pueda. Aquí es cuando conviene echar mano a la carta natal y ver si los planetas activan puntos importantes en ella.

El famoso eclipse solar de hoy lunes 21 se produce en el grado 28 de Leo. Por aspectos de oposición y cuadratura los más afectados son los signos fijos –Tauro, Leo, Escorpio y Acuario– y, de estos, sólo aquellos que pertenezcan al último decanato. El evento se ha anunciado con mucho bombo y platillo ya que se produce muy cerca de la estrella fija Regulus, que la Astrología Tradicional siempre ha vinculado a coronaciones y ascensos meteóricos al poder; pero también a caídas súbitas y desastrosas. A día de hoy, debido al desplazamiento de las estrellas, Regulus se encuentra en el grado 0 de Virgo, pero bastante cerca del eclipse. No será visto en gran parte del planeta aunque sí en los Estados Unidos, donde el sol se oscurecerá por apenas un par de minutos. Como al Pato Donald Trump le cae en todo su Ascendente en Leo y le activa su Marte en casa 12, los astrólogos mundanos presagian cambios y peligros para el gobernante y su pueblo. En fin, escuchemos las mentiras que nos cuentan las noticias y medios. En España sucederá a las 20:30 horas.

Además, la semana nos presenta otras novedades. El miércoles 23 el Sol sale de Leo e ingresa en Virgo, con su metodismo, análisis práctico y timidez. Es un signo muy hermoso al que le dedicaremos el especial que se merece. Entre tanto, les deseo muchas felicidades a todos mis amigos Virgo, muchos de ellos unos grandes cuidadores y unos super currantes.

Al día siguiente, jueves 24, Venus desde Cáncer cuadrará a Urano en Aries. Lo hace en el grado 28, que es el grado que sigue irritando a los signos cardinales del último decanato. Los aspectos tensos entre Venus y Urano nos hablan de gastos y relaciones caprichosas; de búsqueda insistente de libertad; de parejas donde una mitad o la otra cortan por lo sano, sin apenas explicaciones. A veces encuentro esta cuadratura en nativos que se quejan de que las relaciones no les duran un asalto; dicen que les dejan después de la tercera o cuarta cita. Y, curiosamente, muchas veces son ellos mismos los que ponen tierra de por medio: No, no, es que yo también quiero mi libertad, dicen.

Relaciones atípicas, virtuales, homosexualidad y bisexualidad pueden ser otras lecturas de este Venus y Urano. Necesidad de romper con el pasado, la tradición, enfrentamientos con la familia o un nuevo reordenamiento familiar. Todo esto se puede mover en la semana.

¡Ay, sí! El viernes 25 Saturno despierta de su retrogradación. Yo no sé vosotros, pero yo ya estoy de Saturno en Sagitario hasta las narices. Me ha cruzado la línea del ascendente tres veces entre movimiento directo y retrógrado, así que me alegro de que, por fin, se decida a moverse hacia delante y ya no regrese hasta dentro de treinta años. A los Sagis del último decanato -nacidos entre el 10 y el 21 de diciembre- os falta una última prueba de responsabilidad, madurez y constancia. Sólo son unos meses de trabajo duro hasta final de año cuando Saturno entre en Capri y entonces será una energía mucho  más fácil de trabajar.

Finalmente el sábado 26 Venus saldrá de Cáncer e ingresará en Leo. Si en el cangrejo se valoraba la intimidad, la cocina y el contacto sensible; en el león se aspira al aplauso, lo exagerado y teatral. En las chicas, este Venus es muy reconocible: hace a las nativas risueñas, mandonas, disfrutonas, con cierto aire de soberbia pero sobre todo coquetas e incluso estrafalarias. Ese “antes muerta que sencilla” se aplica muy bien a este Venus. En cualquier caso, el tránsito del planeta del amor hará las delicias de los leoninos y también de los Aries y los Sagis. Habrá romance veraniego para todos.

Y ya sí que me despido. Acordáos de compartirme, de darle al Like, de comentar… ¿Qué tal estos días? ¿Qué tal el ajetreo? ¿Qué tal la retrogradación? Que tengáis muy feliz eclipse. Muy feliz semana.

Aloha,

Emilio P. Millán

 

 

 

 

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!