Se avecinan tiempos muy leoninos.

Boletín Astrológico: Semana del 17 al 23 de julio 2017


¡Buenas a todas y a todossssssss! ¿Qué tal avanza este mes de julio? Sé de algunos que todavía andan recomponiéndose de los estragos de la Luna Llena capricorniana y de este Marte en Cáncer, tan susceptible. Han sido días complejos en la familia y en el trabajo; también con los colegas. Flota una atmósfera hipersensible y un pelín rencorosa donde, a la más mínima, se sacan las uñas.

Desde un nivel más dinámico, acabamos de salir de un fin de semana con la Luna en Aries que reactivó la cuadratura cardinal: Existe una clara necesidad de actuar en los cuatro signos cardinales. Parece que la vida no ceja de plantearles obstáculos, pruebas o nuevos objetivos decisivos para su futuro.

Ambos temas -la compleja sensibilidad y el dinamismo cardinal- permanece vigentes durante los días venideros, si bien matizados por los nuevos cambios y aspectos planetarios. Al final de la semana, cuando Marte y el Sol hayan ingresado en Leo, se nos pedirá romper el cascarón, salir del hogar y la familia y plantarnos en medio del escenario con nuestras mejores galas. 

Pero pasemos a analizar la semana día a día…

Comenzamos hoy lunes 17 con dos aspectos importantes. Por un lado, encontramos una cuadratura entre Venus y Neptuno, desde Géminis a Piscis. Se trata de una figura muy romántica, idealista, super subjetiva. Podéis imaginarlo como alguien que se enfrenta a la vida con unas gafas de color de rosa… y luego se pega la gran hostia. Hay que andarse con mucho cuidado con este aspecto pues tiende a deformar la realidad. Evitar grandes compras, firmas de documentos,  promesas amorosas… No hay que creerse nada ni mucho ni poco para así evitar el gran problema entre estos dos planetas: la desilusión.

Justo hoy lunes también se perfecciona la cuadratura entre Marte y Urano, desde Cáncer a Aries. En realidad, esta tensión lleva presente varios días y se prologa durante el resto de la semana: nerviosismo, caprichos, cambios drásticos e improvisación. Pensad de nuevo en aquellas personas muy del último decanato de Aries, Cáncer, Libra y Capricornio -los que cumplen entre el 17 y el 22, más o menos-, porque son los que están atravesando este período tan agitado.

El martes 18 Venus en Géminis forma un trígono a Júpiter -siempre en Libra- que favorece las relaciones de pareja, entre socios y hermanos. Contactos con el extranjero. Regalos de fuera. Sociabilidad. Con todo, recordad que un día antes Venus ha cuadrado a Neptuno, así que parece mejor pensárselo antes de meterse en una gran compra o embarcarse en una super empresa. Barajad ideas, soñad alto, pero andaros con tiento.

El miércoles 19 Mercurio en Leo realizará un trígono a Saturno en Sagitario. ¡Ay, si yo tuviera este aspecto en mi carta! Lo digo porque tiendo al despiste… Fijaos, cuando Mercurio y Saturno andan de buen rollo se favorece la concentración, el pensamiento riguroso, enfocado en el futuro y con objetivos realizables; todo lo contrario a la poesía de las pompas de jabón. Se trata de un día idóneo para adelantar trabajo, pagar facturas, responder al correo, presentar proyectos.

La semana continúa y el jueves 20 por fin sale Marte de Cáncer y entra en Leo. Se acabaron las indigestiones, el patriotismo y las rencillas familiares. Con Marte en Leo tendemos a sentirnos muy románticos, generosos, competitivos, dispuestos a mandar. Se trata de un tránsito de casi dos meses que promete melodrama y amoríos veraniegos,  sobre todo para Leo pero también para Aries y Sagi, que andarán con las pilas puestas. Al resto de signos fijos se les puede hacer cuesta arriba, en especial a Tauro y Escorpio. Los Acuario, por su parte, también se encontrarán agitados, creativos, espoleados por el socio, la pareja o el colega. Seguro que se divierten. Se prolongará hasta el 5 de septiembre.

El sábado 22 por fin sucede. ¡Síiiiiii! En efecto, el Sol entra en su domicilio, es decir, en el majestuoso signo de Leo. Por supuesto, esto se merece un especial en toda regla que os llegará durante la semana. Lo que sí os puedo adelantar es que se avecina bastante ajetreo para los leoninos: un veranito, cuanto menos, cachondo; con muchos cambios y eclipses de por medio.

A nivel mundial se ha hablado mucho de estos eclipses, por ejemplo en el Congreso de Astrología en Madrid. También El Estrellero, en la entrevista que le realicé, apoyaba estos pronósticos que auguran cambios potentes para las instituciones monárquicas.

En cualquier caso, el domingo 23 se producirá la Luna Nueva en Leo. Ese día andarán Sol, Luna, Mercurio y Marte en el signo del león: imaginaos cuánta energía para los nativos. A su vez, existe una cuadratura fuera de signo a Urano, lo que añade nerviosismo y radicalidad. Queridos Leo, queridos todos: tengamos paciencia, salgamos a hacer deporte o a cantar al escenario y, como siempre, no nos olvidemos de respirar.

Y ahora sí que me despido. Hay tanto todavía por hacer. Recordad que el Sol sigue por Cáncer, removiendo asuntos como la familia, el hogar, los recuerdos y la nutrición. ¿Habéis cambiado de dieta? ¿Os sincerásteis con vuestra madre? ¿Cambiado la decoración de la casa? ¿O leído mi último artículo, tan canceriano?

Que paséis una genial semana. Nos leemos muy pronto.

Emilio P. Millán

 

 

(Foto: El Rey León)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!