Este mes viviremos la Luna Llena en Aries.

Boletín Astrológico: Del 2 al 8 de Octubre 2017


¿Qué onda, mochileros? Ya estamos aquí de vuelta, otro lunes más, con el pie bien puesto en Octubre. El mes entra potente: ofrece varios aspectos venusinos, la combustión de Mercurio y una guerrerísima Luna Llena en Aries. Vamos a tener tiempo de ahondar en temas de pareja y buscar maneras de canalizar la agresividad. Sin ir más lejos, ayer se montó una gorda en Barcelona debido al referéndum ilegal. Y si bien este blog no versa, en absoluto, sobre política, tampoco es partidario de la violencia, así que mis más lindos apoyos a los colegas y lectores catalanes así como a cualquiera avasallado por la policía. Aquí en Berlín ya empezaron con el despliegue de seguridad pues mañana se festeja la reunificación alemana. Crucemos los dedos para que salga mucho el sol.

Empezamos hoy lunes 2 todavía con la Luna en Acuario, una Luna por cierto, muy humanitaria y necesitada de independencia. En un rato ingresa en Piscis y hasta el miércoles va andar haciendo oposiciones, cuadraturas y conjunciones un tanto peliagudas. Si os sentís raros, pachuchos o un poco como una cabra, ya sabéis a quién culpar: a nuestro satélite que va camino de un plenilunio.

El martes 3, el día de la Unidad Alemana, Venus en Virgo realiza el primer contacto. Se trata de un trígono a Plutón en Capricornio, un aspecto erótico, muy sanador de relaciones y bueno para invertir. Parece un día ideal para pedir un aumento de sueldo o tirarle los trastos a la jefa o al jefe. También para aclarar temas de pareja.

Luego el jueves 5 viviremos el plenilunio en Aries. Ese día se opondrán el Sol libriano y la Luna ariana a las 20.30 horas peninsulares y alrededor del grado 12. Como siempre, conviene mirar si os toca algún punto sensible de la carta: Ascendente, Sol, Luna o algún planeta o cúspide. Ya sabéis que las Lunas Llenas son revelaciones, conclusiones, resultados de aquello propuesto en la Luna Nueva del mismo signo: en este caso tendréis que remontaros al novilunio ariano que se dio el 28 de marzo pasado y que nos hablaba de emprendimiento, independencia, lucha, aventura, riesgo y deseo personal. Si se dan todos los elementos adecuados -que son muchos, pues hay que comparar la carta natal con la del novilunio, las progresiones y la revolución solar- entonces seguramente sí viviréis unos efectos relevantes. Si no, a lo sumo veréis algún que otro lobo suelto por ahí y nada más.

Lo bonito de este jueves es la conjunción que se produce entre Venus y Marte en el signo de Virgo. Si Marte es un principio sexual, voluntarioso y masculino, Venus representa la seducción, el erotismo y parte de nuestra femineidad. Por eso, cuando estos dos planetas dibujan contactos armoniosos entre ellos, es como si el cielo se hiciera el amor. Los nativos con una configuración así suelen gozar de una personalidad agradable, capaz de autoafirmarse -gracias a Marte- pero también de dialogar y dejarse camelar -gracias a Venus. A veces cazará; otras permitirá ser cazado.

En este caso, la conjunción podría traducirse en el gran polvazo de nuestras vidas. O también en un momento donde nos reconciliamos con esa faceta menos usada de nuestra personalidad -sea la masculina o la femenina. Reflexionad al respecto. Además, Venus y Marte rigen este plenilunio, reforzando esta idea de unión de polaridades opuestas.

Luego un par de días más tarde, el domingo 8, Venus ya se ha adelantado y le va realizar cuadratura al puñetero de Saturno en Sagitario. Aquí ya se acabó el romance y la fiesta y este es un aspecto de calabazas o limitador: a veces uno castra a la pareja o viceversa. Pareciera un finde muy planeado, donde todo rueda bien y, de pronto, surge un episodio desagradable que todo lo oscurece. Por supuesto, ya sabéis que cada carta es un mundo y que esto es sólo una panorámica general de la bóveda celeste. Con Saturno y Venus cuadrado uno puede sacarle fuerza y ganas para sacar adelante actividades menos placenteras: estudios, limpieza, visitas de compromiso. La clave es conciliar placer y obligaciones.

Finalmente, también el domingo, nos despedimos con la conjunción entre Mercurio y el Sol en Libra, auspiciando una próxima semana repleta de contactos sociales y una brutal necesidad de dialogar, en especial para los signos cardinales, que no van a parar quietos.

Esto es todo, más o menos. ¿Qué os parece? Os dejo, además deberes: el sábado publiqué un especial sobre Júpiter en Escorpio con un porrón de detalles super prácticos y predicciones -generales, claro- para cada uno de los signos. Echadle un vistazo porque va a ser un tránsito muy interesante para cada uno de nosotros y conviene sacarle bien el jugo. Lo tenéis aquí: Júpiter en Escorpio 2017-2018.

Otra cosita más, que es más favor que deber. Como son ya bastantes años dedicado a la Astrología y como sin presencia en las redes parece que uno no es nadie, se me ocurrió que estaría genial que aquellos a los que os he leído la carta os animárais a dejarme una referencia en Facebook. También podéis tirarme tomates virtuales. O si preferís cierto anonimato, enviarme un email con seudónimo. Lo dejo a vuestro gusto. A los más valientes, aquí va el link de facebook: Supereferencia para el mochilero.

Ya sí que os dejo. Muy feliz semana.

Emilio P. Millán

 

(Foto. Fuente: www.lisamooncat.com).

 

 

 

 

 

 

 

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook31Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!