Marte en Libra, dulzura a puñetazos...

Boletín Astrológico: Del 16 al 22 de Octubre 2017


Mochileros, mochileras, ¿cómo va todo? Lo siento pero me pilló el tren y no tuve tiempo de redactar el Boletín semanal hasta ahora mismito. ¿El motivo? Nada más y nada menos que una esta suerte de veranillo que desde el finde se impuso aquí en Berlín. Hoy tuvimos  24 grados. ¡24 grados! Como os podéis imaginar, sólo quiero parque y cachondeo.

La verdad que dentro de toda esta guasa -parece ser que las temperaturas cálidas todavía aguantan unos pocos días más- siempre conviene sintonizar con la energía de los astros, aprovechar los empujoncitos y estructurarnos cuando nos toca. Tenemos por delante una semana colorida pues incluye novilunio y un par de aspectos muy interesantes. Además, el solecito en Libra pega sus últimos coletazos, con sus ganas de compartir y su hedonismo refinado. Por cierto que -también con retraso- el finde publiqué un especial muy bonito sobre los librianos, seguro que os apetece leerlo y compartirlo.

Empecemos. Justo hoy lunes 16, el Sol en la Balanza acabó de dibujarle un trígono a Saturno en Sagitario, aspecto que se traduce en responsabilidad, equidad y buena organización de la energía y el tiempo. De hecho, se me antoja el día perfecto para sacar trabajo con fluidez y eficiencia, y más si tenemos también en cuenta el estupendo trígono de la Luna a Plutón, de Virgo a Capri.

El martes 17 ya tenemos cambio de planeta y Mercurio, arquetipo del pensamiento, la comunicación, la forma de aprender y los viajes cortos ingresa en Escorpio. Cuando se da esta configuración -la tiene mi vecina, por ejemplo, y uno de mis mejores amigos– el nativo desarrolla un olfato detectivesco enfermizo, muy agudo, intuitivo pero casi rozando la paranoia. Es muy interesante hablar con gente que tiene esta posición planetaria porque te revelan aspectos, secretos y entuertos de los que uno normalmente no tiene la menor idea. Por supuesto, es un Mercurio sensible, recordemos que se encuentra en un signo de agua, y un tanto imparcial. Pueden rozar la genialidad. Divertidamente sórdidos. O sórdidamente divertidos.

En cualquier caso, resulta muy interesante comprobar cómo, poquito a poco, la energía va desplazándose hacia zonas más oscuritas y secretivas. Todavía nos queda un tiempo libriano medio complejo: por un lado, Venus se portará muy bien y yo he pospuesto varias compras importantes para los días venideros; por otro, Marte, con su entrada en la Balanza al final de la semana, generará más de una discusión. Y esto habrá que saber combinarlo.

Al final, estas constelaciones actúan como una especie de calentamiento para la intensidad escorpiana que se nos echa encima en los próximos meses y de la que ya hablamos bastante en el especial sobre Júpiter en Escorpio.

Sigo, y me entenderéis mejor…

El miércoles 18 se produce la primera conjunción entre Mercurio y Júpiter, también mencionada en el especial (la siguiente será a finales del año que viene). Fijaos que este aspecto puede adelantar asuntos fiscales, becas, apoyos económicos, cartas que llegan, presupuestos que se aprueban. También favorece terapias y viajes espirituales. Escorpio es un signo apasionado, con mucha voluntad y capacidad de concentración. No es ninguna novedad, pero no está de más repetirlo: El que la sigue, la consigue. Y esta semana se premia a quienes se lo curran.

Luego el jueves 19, durante la noche peninsular, viviremos la Luna Nueva en Libra. Este novilunio viene un pelín tirante porque el Sol y la Luna, que andan juntitos y dándose besitos, se oponen a Urano en Aries. Fijaos que a Urano se le conoce como el despertador, el planeta de la electricidad, de los rayos y los imprevistos. Para que entendáis mejor esta lunación podéis imaginaros a una parejita cariñosa que se alquiló una habitación en un hotelito temático, dispuestos a pasar una velada romántica. Se meten en la cama, dispuestos al boogy-boogy y, de pronto, les llama a la puerta el botones. No sólo eso, se pasan al jacuzzi pero este se ha roto. Es más, oyen música y distinguen rayos láseres de una discoteca cercana. ¿Qué sucede entonces? Que a uno de los amantes le apetece salir a explorar… Así que esta novilunio pone mucho en juego nuestra capacidad de compartir, de reaccionar ante eventos no planeados y de cuánta libertad necesitamos y somos capaces de otorgar a los que nos rodean. Hasta aquí puedo leer.

¿Qué más? Bueno, la semana continúa con aspectos menores, la Luna ingresa en Escorpio -¿veis?, Escorpio por todos lados- y para el domingo ya se encuentra en Sagitario. Ese mismo domingo entra Marte en Libra. Este Marte se encuentra en exilio, genera estrés mental, indecisión y ganas de camorra donde menos conviene. Los Libra andarán con más energía, eso sin duda, pero también más agitados e inestables. Los otros signos cardinales, Aries, Cáncer y Capricornio tienen que andarse con cuidado: ojito con la prisa, los golpes, las quemaduras y las ganas de tener siempre la razón. Y puede ser que lo sintáis que viene de fuera. Y se os grita. O se os avasalla. Y se quieren las cosas para ayer. Pues nada, vosotros a respirar, y respirar un rato que el tránsito dura hasta el 9 de diciembre.

Y ya sí que me despido desde este asombrosamente cálido Berlín. Que tengáis muy feliz semana. Aprovechadla.

Muchísimas gracias.

Emilio P. Millán

(Foto. Fte: http://o-lightning.com/)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook24Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!