Boletín de Astromochila. Semana del 4 al 10 de Julio 2016


No soy gran amigo de las predicciones generales. Primero, porque no controlo la Astrología Mundial –esa que estudia y predice los eventos de las naciones- y, segundo, porque creo que cada carta individual es extremadamente compleja y reducirla a cuatro líneas predictivas en el periódico o en la web se me antoja un auténtico disparate.

Entiendo, por otro lado, que el ser humano es de naturaleza curiosa y controladora así que cualquier posibilidad remota de adelantarnos al futuro, de ser capaces de predecir los eventos venideros, va a ser siempre contemplada, socorrida y (mal) utilizada.

En cualquier caso, hoy tenemos una estupendísima Luna Nueva en Cáncer. Según la tradición toda Luna Nueva invita al comienzo: sea un proyecto, una idea, una emoción. Pues aquí llega el mío: resumir, una vez a la semana, las tendencias de los astros en el cielo. Se hace con mucha humildad, ojo, sin demasiadas expectativas y, por supuesto, desde la imparcialidad de mi experiencia.

¿Preparados?  Os cuento…

Hoy la Luna y el Sol se encuentra en el signo del cangrejo en el grado 12 (por eso se trata de una Luna Nueva y, por más que la busquéis, no la veréis en el cielo por ningún lado).  Se trata de una lunita muy bien puesta –la Luna rige a Cáncer, es decir, planeta y signo vibran en sintonía- y viene bien cargadita de regalos con Mercurio y Venus a escasos grados.

Cáncer, a rasgos generales, nos habla del hogar, de la madre, del lugar de origen, de la familia al completo y las comilonas. Fijaos que ayer me invitaron al cumple de una Cáncer y la chica y la reunión reunían todos los prototipos cancerianos: la muchacha se había pasado varios días cocinando para el evento, nos pusimos hasta arriba de comida y entre los invitados casi todos eran viejos amigos y mogollón de madres y críos, teta parriba y teta pabajo.  Eso es Cáncer: cocina y hogar, dar de mamar, protección. Protección indispensable para que el ser humano, este gran mamífero dependiente, se desarrolle y descubra su verdadero potencial.

Así que con tanto planeta en Cáncer no vendría mal aprovechar estas fechas, esta Luna Nueva, para redefinir un poquito nuestras relaciones de familia o con aquellos que consideramos los nuestros así como considerar y agradecer ese espacio que denominamos hogar. Para Cáncer es importante nutrir y sentirse nutrido y no sólo afecta a nuestra madre o padre internos (Luna y Sol) sino también a nuestros hermanos y comunicación (Mercurio) e incluso la valoración que podamos darle al alimento (con Venus allí implicado). Hermosa época para intimar: para escuchar y ser escuchados.

Como nada es perfecto, y el cielo tampoco, todo este grupito de planetas se opone a Plutón desde Capricornio y, siendo Plutón bastante puñetero, lo normal es que se líe la marrana: la comunicación se tuerce, se malinterpretan las palabras, nos sentimos heridos y la comida no nos cae tan bien como habíamos planeado. Celos y luchas de pareja, conspiraciones familiares, rivalidad entre hermanos y un largo etcétera… nada nuevo en muchas familias. En cualquier caso, Plutón actúa como una piedrecita en el zapato y hasta que no la saquemos, no nos dejará tranquilos. El diminuto y pesado planeta parece querer indicarnos que no es oro todo lo que reluce y que bajo tanta sensiblería protectora –típica de Cáncer- se esconde mucha mala leche. Ojo, que por otro lado, es buen momento para destapar trapos sucios y, después del mal trago, la comida nos va  sentar mucho mejor.

Esto no quita que entre tanta indigestión y terapia familiar, no haya momentos geniales con los que consideramos los nuestros. Cáncer, además, es un signo muy creativo y, en estas fechas, aquellos con este Sol o con mucho cangrejo en la carta se lo pueden pasar bomba y sentirse muy inspirados.

Por oposición, el otro signo más afectado por esta lunación es Capricornio. Lo mismo sale por ahí algún Capricornio muy censurador, que no se cree las sutilezas cancerianas y viene a liarla parda en las reuniones. También los jefes podrían estar más cabrones de lo habitual, super incomprensibles con nuestras necesidades como empleados y se pueden enganchar días de estrés laboral que repercutan en nuestra vida hogareña. Pero el hogar, por esta época, sabe proteger.

Sensibleros, posesivos, conversadores, imaginativos y hasta nacionalistas; no os paséis. En cualquier caso, fechas lindas para muchos, con cursos de cocina y decoraciones en el hogar, con picnis en el parque o reencuentros con viejos amigos del cole o la universidad.

Marte además, ha dejado de estar retrógrado. Aquellos con mucho Aries o Escorpio en la carta vais a empezar por fin a sacarle jugo a estos próximos meses.

Y con esto os dejo. Hasta la próxima semana.

Mil gracias por leer y no olvidéis que Luna Nueva, Vida Nueva.

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!

8 ideas sobre “Boletín de Astromochila. Semana del 4 al 10 de Julio 2016

  • Sío

    Hola again!

    Tengo una relación amor-odio bastante mierdosa con WordPress y aunque me llegan tus boletines a la bandeja de entrada, no puedo sin embargo, ingresar a mi cuenta para poder darle a “me gusta” en tu página, o abonarme a las respuestas de entradas que me interesan… Sin ir más lejos, acabo de leer tu comentario ahora!! X(

    La actividad de la VII ha sido bastante grata e interesante. Justo estoy empezando con un lugarenio (no hace ni 3 semanas), al cual con mucho carinio llamo Rubio, Ario o Pollito, según me coja el día XD. No obstante hay que decir que es una gozada llamarle Rubio con ese honorable deje de los obreros de nuestra tierra, (rubioooooo, empa´caaaa, que te viá meté de tó menos mieo [sí, le he traducido/explicado esta expresión]) y él tan contento, que se parte el culo, vamos.

    Los meneos de la VII también han servido para empezar con un muy buen pié con nuevos jefes en mi puesto de trabajo, en un negocio que se acaba de traspasar. Yo me quedo y ellos parecen encantados, parece haber muy buen rollo, pero vamos, con todos los palos que llevo daos, yo ya no me fío ni de mi santa madre.

    Me encanta tu estilo narrativo, percibo tu energía y creo que somos muy afines! 🙂 Si en algún momento te animaras, aquí junto a la Selva Negra (literalmente) tienes tu casa. A cambio sólo pido una entrada en el blog de tu estancia, con especial mención y dedicación 😉 No suelo contactar con personas con mis intereses y más siendo de la tierra, pues no sabes el gustazo que me darías. Sólo pilla mi email y escríbeme. Yo concretamente soy Sevillana, pero tranqui, no respondo al odioso cliché ni de conia. A la vista está que mi hogar aquí se encuentra y me siento más en casa aquí que allí (los sevillanos pueden ser muyyyyy gilipollas a veces, pero eso ya lo sabes XD) Mi madre, por cierto, es de Ronda.

    Un abrazo y seguimos leyéndonos.

    Sío.

    • mochilastrologica

      Bueno, Sío, que sepas que I don´t know the Selva Negra y que voy a plantearme esa visita astroliteraturística. Por supuesto, con su buena entrada al blog acerca de la experiencia y enlaces a tu cuenta twitter, instagram y a tus pdf de arte digital para que los lectores se lo descarguen.

      Entre tanto, sigue disfrutando de los amoríos de la casa VII… y ahora con la casa VIII agitada, mucho más divertidos, espero :-). Por aquí nos leemos. Anímate por facebook también y comparte, ¡comparte mucho!

      Un abrazo agradecido,

      Emilio.

  • Sío

    Hey!

    Acabo de descubrirte mediante Rafa y ¡es que me has dejado alucinada! Nunca había visto un blog parecido, desde luego se nota que eres un elemento 😉 Ole la gente que es capaz de mostrarse tal cual es, con todo su riqueza de matices.

    El mensaje y la persona de Rafa me llegan de manera especial, así que como estáis relacionados, contigo veo que me pasa igual. Desde ahora tienes una nueva lectora, por cierto “vecina” en tanto compartimos suelo teutón para nuestros lugares de residencia (aunque nos separen más de 800 km). Soy natural de Andalucía y no veas lo que me he podido reír con las entradas de las drogas o los tipos de mierda… ‘once again’, en un blog de astrología! Güat de fac!? (ok, vale, no sólo)

    A colación con la presente entrada, decir que todo este barullo cósmico, se da además en mi casa VII, y aunque está interceptada, la verdad es que estoy recibiendo y sumergiéndose con gran agrado las circunstancias que traen sucesos acordes con la energía imperante. Con Ceres natal también en la VII, pues no te digo ná y te lo digo tó.

    Un abrazo y a seguir haciendo que nos partamos el culo a la vez que nos enriquecemos. Muchas gracias.

    Tschüss!

    • mochilastrologica

      Jaja, oye, qué bueno tenerte por aquí… ¡Bienvenida! Y si es a través de Rafa, mejor aún, porque es un crack y una Enciclopedia Astrológica.

      Muchas gracias por el buen comentario -¿una casa III potente o Géminis por ahí en juego?… Te cuento que también soy andaluz, desterrado a tierras germanas con mucho gusto, y me alegra tela que te divirtieras (y enriquecieras) con los artículos). Se aspira a escribir no sólo sobre Astrología sino herramientas para que la peña sea más happy, de ahí lo variopinto de los temas 🙂

      Aprovecha esa casita 7 repleta y disfruta… Ya nos contarás!

      LG,
      Emilio