Boletín de Astromochila: Semana del 26 de septiembre al 2 de octubre 2016.


Muy buenas, chicos y chicas, ¿cómo lo lleváis? ¿Me echasteis de menos?

Os traigo aquí el Boletín Astromochilero para que sintonicéis con la energía estelar de la semana. Tenemos por delante siete días de reciclaje: cambios, cambios y más cambios, con torbellino de colores y una entretenida Luna Nueva incluida. Vamos, lo que cualquier mudanza de estación se merece.

Los más receptivos seguro que ya habréis notado esa chispilla rara que flota en el ambiente y que venía anunciada por el equinoccio de otoño del que hablamos la semana pasada. En cualquier caso, los cambios siguen y el reajuste es continuo para que, poco a poco, nos acoplemos a esta nueva fase del año y le saquemos el mayor partido posible.

Hoy lunes 26 empezamos con un aspecto cojonudo, la conjunción del Sol y Júpiter en el grado 3 de Libra. Es un día de proyectos, de filosofar, de apuntarnos a cursos y de soñar con las próximas vacaciones. La energía nos acompañaba desde el fin de semana –espero que el vuestro haya sido tan genial como el mío- y rondará por unos días más, lo cual nos volverá optimistas y un poco exagerados. Sembrad semillitas, sobre todo porque esta semana tenemos Luna Nueva,  e intentad que sean, si es posible, compartidas: con amigos, con la pareja, con el perro de la vecina.

Por otro lado, Plutón, el enano malvado de la galaxia –aunque también el sanador, el psicoterapeuta y el que renace de los peores fregados- abandona hoy su retrogradación y comienza a dar pasitos lentos hacia delante. A aquellos con planetas en Cáncer y Capri por el grado 15 se les van a aliviar las contracturas y les desaparecerá esa arruga en la frente como de necesitar cagar y no conseguirlo.

En general, los asuntos prácticos progresan muy adecuadamente con Mercurio también directo y porque el martes 27 entra Marte en Capricornio. Este es un Marte muy chulo, muy currante –el Marte de mi papá- y hasta un poco exclusivo: de los que encargan al mejor sastre el traje perfecto para la reunión con los socios. El cambio de signo va a beneficiar a Capricornio, por supuesto, pero también a los otros dos signos de Tierra, Tauro y Virgo, que sentirán que disponen de mayor energía, se distraen menos y alcanzan antes las metas propuestas.

Por otro lado, esta nueva configuración va a alivianar aun más a los signos mutables. No es que vaya a dejar de ser cuesta arriba –sobre todo para Géminis y Sagitario-, pero lo vais a ver desde otra perspectiva. La rodilla ya no os duele, a Papá le dan el alta o por fin os medio adaptáis a vuestro nuevo trabajo o departamento. En cualquier caso, lo gordo ha pasado.

Como a los planetas les gusta cachondearse de nosotros, el meneo de esta semana y de las próximas se traslada a los signos cardinales. La Luna Nueva del viernes 30 al sábado 1 caerá por el grado 8 de Libra –mirad qué casa toca en vuestra carta y, sobre todo, si afecta a otros planetas- y llegará cargadita de regalos jupiterianos. Vamos, así, a simple vista, una Luna Nueva positiva.

¿Objeciones? Pues por un lado, tenemos a Venus en Escorpio, que sólo suelta prenda cuando se siente seguro y la cuadratura a Plutoncito, que oculta, conspira y tensiona. Vale, pero esto ¿qué quiere decir?   

Os cuento: Si la lunación toca algun punto importante de la carta lo normal es que se vivan asuntos de pareja, de compromiso, de llegar a un acuerdo, de iniciar una asociación o una relación de a dos. También pueden moverse temas judiciales: custodias de hijos, separación de bienes, divorcios y multas. Se puede sentir como un cruce de caminos donde hemos de elegir una opción y descartar la otra.

Fijaos que Libra es justo y, de entrada, esta lunación hablaría de un reparto equitativo PERO como hay otros planetas implicados dando por saco, la cosa se tuerce. Las recomendaciones serían 1. Desconfiad (detrás de las buenas maneras o la propuesta hay una intención enmascarada). 2.  Tened conciencia que os va a tocar pelear por vuestro trozo de pastel y el acuerdo no resultará tan sencillo como parece. Como Venus le hace trígono a Piscis, la intuición puede ser un arma poderosa a la hora de decidir si vamos por buen camino o nos vamos a pegar la megatorta.

Y bueno… ya está. Ya me despido hasta la próxima. ¿Ya leísteis mi artículo sobre la risa? ¿Y el del caldo de huesos? ¿Y el de cuando drogaron a mi jefa y la volvieron medio loca?

Que tengáis muy buena semana. Con muchos planes y muchos proyectos. Y ya sabéis: compartir, compartir, compartir.

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!

3 ideas sobre “Boletín de Astromochila: Semana del 26 de septiembre al 2 de octubre 2016.

  • Sío

    Pues me alegro mogollón de que “haiga” tanto mambo para los mortales… Yo sin embargo, de cada acontecimiento astrológico al que últimamente se le da tanto bombo y platillo por ser chachi guay de la muerte; me estoy llevando un mojón empapelado. ¡Y mira que tengo tránsitos y aspectos buenos! Ya lo intuyo y otros me lo corroboran: “… y mientras Saturno no salga de donde tú sabes, no hay tutía”. Rafa dixit. Más claro, agua. Y aquí sigo, frustrándome e intentando sacarle la lectura a todo, hasta a este aparente parón, que poco a poco voy asimilando que es parte del proceso. De un laaaaaargo proceso.

    Así que ya voy cogiéndole el tranquillo, no me hago ilusiones y no espero nada. Lo único que es seguro es que a finales de mes me voy de vacas, primero a ver a una de mis mejores amigas (tengo 3) a Milán por su cumple (escorpiana hasta la médula, pero de las que molan 😉 ), para ver nada más y nada menos que a The Cure en concierto, uno de nuestros más reverenciados grupos. No podía ser de otra manera, dos hijas en Hades disfrutando de la dulzura de oscuras melodías… Luego rumbo a Alacant, para ver a mi otra amiga íntima y a su bebé, triple Venusino (Tauro, asc. y luna en Libra), que no ha podido tener mejor mamá, una cáncer de manual, experta en productos gourmet, con negocio propio, donde sirve las mejores carnes del país, junto con otros productos delicatessen, y comidas caseras que, por supuesto prepara ella misma, sin ningúnt tipo de aditivos ni mierdas. Para terminar en mi querida y a veces detestada Hispalis, y poder ver a mi madre, hermanos y algún que otro amigo, de los que destacan mi tercer íntimo, piscano de brava pero noble luna en Marte. Místico racionalista científico (ahí lo llevas), con quien no puedo sino sentirme una con.

    Contando los días para perder de vista a mis palurdos jefes y mi entorno laboral… Quizá tenga que hacer como tus colegas y drogarlos, lo mismo cambia algo. (Aún tengo que leerlo).

    ¡Nos leemos!
    Abrazos.

    • mochilastrologica

      Sío, qué grande con tus expleneischons… Oye ¿por qué no te animas a colaborar en el blog? Aquí nos encanta hablar no sólo de astros sino de estar bien y de, ¿cómo no?, viajar por el mundo. A mí se me ocurre que podrías hacer una peque-guía de tu ciudad de Alemania o de aquellos super bosques por los que sales de cacería y organizas tus rituales. Piénsatelo, ahí queda dicho. Tiempos de Libra y de cooperasión pal body .

      Bueno, yo tengo a Saturno por la XII también –creo que en Nochevieja llega a mi casa I- y lo último que podría es definir este período como un tiempo de inactividad. Al contrario, estoy que no paro: lo que pasa que pareciera que uno se mueve a paso de tortuga. Recuerda que los astros inclinan pero no obligan, vigila los aspectos buenos que realiza –algo se tiene que edificar por ahí abajo- y piensa que Saturno exalta a Libra, vamos, que no me creo ni papa tu historia.

      De todas formas, ahora te vas de buenas vacaciones jupiterianas. Nada mal. Por cierto que también me vale una guía sobre los museos de Milán o las delicatessen alicantinas. Queda dicho.

      Muchos cariños ♥