Boletín Astrológico: Semana del 5 al 11 de Diciembre 2016


¿Qué pasa, chiquitines? Ya casi se nos acaba el año y a muchos les entra el agobio o la nostalgia de lo que pudo haber sido y no fue. No está de mal regalarse unos momentos de auto-reflexión y preguntarse si las cosas van rodando como uno desea o podrían mejorarse. Todavía tenemos muy activa esa fabulosa Luna en Acuario y a cinco planetas, todos en relación armoniosa, así que estáis a tiempo de hacer una pequeña meditación, poner unas velitas o escribir vuestros deseos. Apuntando alto, ¿cómo no? En modo sagitariano.

Diciembre viene calentito, con una oposición Urano / Júpiter, Urano directo y Mercurio retrógrado, que ya analizaremos en su momento. Por su parte, esta semana continúa muy dinámica, muy sociable, muy de tirarnos a la calle a compartir ideas y abrir el círculo de contactos. Creo que ya lo he mencionado en los dos últimos boletines: existe cierta facilidad para descubrirnos ocupando el lugar correcto, en el momento adecuado. Pareciera que, con un poquito de esfuerzo, obtuviéramos resultados brillantísimos. Además, flota buen rollo en el ambiente que nos va a agilizar el trabajo. Como siempre, aprovechadlo.

Entre el martes y el miércoles, la Luna cruzará a Piscis, se unirá  a Neptuno y al Nodo Sur. También formará unas cuadraturas, así que no os extrañéis si os sentís hipersensibles, perezosos y un poco tiquismiquis. Muchos querréis refugiaros en vuestra madriguera pero las obligaciones no os lo permitirán. Tranquilos, el nubarrón sólo durará un par de días, hasta que la Luna ingrese en Aries, y puede ser un período muy fecundo en temas creativos y/o espirituales.

El miércoles 7 ingresa Venus en Acuario, beneficiando a los tres signos de aire. Este Venus hace a los nativos -o, sobre todo, a las nativas- muy sexy: les otorga una belleza distante y original, con bastante éxito en las relaciones. Valoran, sobre todo, la amistad y buscan amigos antes que amantes. Eso sí, el carácter desapegado y su afán por evitar el sentimentalismo les resta empatía y acaban rompiendo los corazones más sensibles. Lo importante aquí es señalar que se presenta un período óptimo para compartirlo con los colegas y, por supuesto, conocer gente nueva.

El último aspecto interesante de la semana sería el sábado 10 de diciembre, cuando se produzca la conjunción entre el Sol y Saturno en el signo de Sagitario. La verdad que los sagis ya saben mucho de Saturno, porque lleva dándoles la lata desde hace casi dos años: Saturno quiere esfuerzo y seriedad y nos pone en contacto con nuestro padre interno. Esta conjunción del sábado viene un poco a recoger lo sembrado durante el año: si te lo has currado, puedes recibir una muy grata recompensa entre esta semana y la siguiente. Este aspecto, además, tiene mucho que ver con figuras de autoridad: podría vivirse charlas importantes con un director, un guía espiritual o, por supuesto, con nuestro propio padre. Serán conversaciones de las que obtendremos una muy valiosa enseñanza o moraleja, que para eso suceden en el signo de Sagitario.

Y ahora sí que me despido.

Por cierto, espero que hayáis leído mi especial sobre el signo de Sagitario que preparé la semana pasada. Aquí lo tenéis. Y si estáis con ganas de más lecturas, os dejo esta historia sobre cuánto duele despedirse de un lugar. Y esta, sobre la magia de los cumpleaños en Colombia. Las dos historias muy de Sagitario.

Sed felices. Hasta muy pronto.

Emilio P. Millán

 

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!