Boletín Astrológico: Semana del 19 al 25 de Diciembre 2016


Muy buenas a todos. ¿Cómo andamos?  Os escribo de vuelta a Berlín, donde, por supuesto, también se nota la Navidad. Negocios y hogares megailuminados, mercados de artesanías y vino caliente y la impresionante feria cerca de Alexander Platz nos invitan a consumir, emborracharnos y ayudar al prójimo. Todavía no ha nevado todavía pero tenemos serias dificultades para vislumbrar apenas un rayito de sol. 

Desde un punto de vista astrológico, la semana se nos presenta un tanto peliaguda. Justo hoy, lunes 19, Mercurio inicia su retrogradación desde el grado 15 de Capricornio. La retrogradación es simplemente un efecto óptico: parece que un cuerpo celeste se mueve hacia atrás. Sin embargo, de acuerdo con la Astrología, este período suele coincidir con dificultades y reajustes en función del planeta y signo al que afecten. En este caso tenemos implicados a Mercurio -planeta de la comunicación- y a Capricornio -signo de lo viejuno, de los políticos y directores de empresa. Podría augurar retrasos en los pagos, contratos sospechosos, ancianos que nos dan el típico mal rato navideño y mucha, mucha, mucha nostalgia. 

Cuando Mercurio retrograda se recomienda andar con cuidado en cualquier firma de documento. Tampoco se aconseja adquirir aparatos electrónicos -en especial, tablets, ordenadores, móviles. Hay que ser prudente con las palabras, evitar malentendidos, meditar sobre todo aquello que decimos o escuchamos. Mercurio Retrógrado además trae noticias del pasado: ex que llaman, fotos viejas que aparecen, recuerdos y más recuerdos. Invita a la paciencia, pues coincide con atascos y demoras en pedidos, viajes, entregas.

Menudo coñazo, ¿no? En realidad, es de lo que nos advierte la tradición. Vosotros haced lo que os salga de las narices. Pero si de verdad os queréis sintonizar con la energía de la retrogradación, lo ideal es aprovechar este período para reflexionar sobre vuestras metas, hacer reformas en casa, revisar papeles, reparar el coche o pagar todas esas facturas pendientes. Digamos que cualquier retrógrado no mira hacia delante -de ahí que no sea aconsejable iniciar nada importante durante las fechas- sino hacia atrás. Liquidad vuestros asuntos pendientes. ¿Ha quedado claro? Tenéis hasta el 8 de enero.

La marcha continúa y hoy Marte sale de Acuario y se mete en Piscis. No viajaba por el signo de los peces desde hacía dos años y medio y va a poner a los nativos cariñositos y sensibleros. Marte en Piscis no es que sea un guerrero muy peleón: se mueve mejor en el terreno emocional, disfruta seduciendo y poniendo su energía al servicio de los otros; eso sí, le cuesta canalizar la ira y, a veces, se va por peteneras. Así que los Piscis van a andar atareados por las fechas, con romances, planes, agitada vida social y multitud de dudas. Los amigos de los Piscis, muy demandantes. Marte hará conjunción a Neptuno y cuadrará a Saturno en las próximas semanas: cuidado con las lesiones físicas y emocionales. Ya lo explicaré mejor.

Bueno, el miércoles 21 tenemos un gran evento: el ingreso del Sol en Capricornio. Se trata de otro signo muy presente en mi familia, así que prepararé un artículo especial en toda regla. Como arquetipo, Capricornio no es muy dado a los temas astrológicos: Es un signo de tierra, de al pan, pan, y al vino, vino y que le dejen de chorradas espirituales. Él lo que quiere es trabajar duro, desechar lo que no sirve y conseguir sus objetivos.

Al ser signo cardinal, Capricornio coincide con el inicio de una nueva estación: el invierno, en el hemisferio norte y el verano, en el sur. La Astrología -y muchas tradiciones- consideran cada cambio de estación como un momento mágico, una especie de día puerta. Desde un punto de vista más pragmático, lo que sí trae consigo el invierno -además de frío- es que poco a poco, los días se alargan. De hecho, las antiguas celebraciones del solsticio festejaban eso: el triunfo de la luz sobre las tinieblas. Os aseguro que aquí en Berlín, un poquito de más luz nos va a venir genial.

La noche del 24, la querida Nochegüena, la Luna se encontrará en Escorpio, que no es una posición favorable para las comilonas. Tiene muy buenos aspectos a Neptuno, Plutón y Mercurio, así que augura una noche intensa, de conversaciones profundas y sensibles. Va a rodar bien. Sien embargo, ojo con la cuadratura a Venus en Acuario: se censurará mucho a quienes se salten las tradiciones y podría revelarse algún asunto de cuernos…

Y eso es todo más o menos. Felicidades a todos los Capricornio. Y para todos vosotros, una muy Feliz Navidad, fun, fun, fun.

Hasta pronto.

Emilio P. Millán

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook30Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!