Boletín Astrológico: Semana del 14 al 20 de noviembre


Que sí, que sí, que tenemos Super Luna Llena: la Luna más grandota y cercana desde 1948 y que no volverá a darse hasta el 2034. En términos prácticos, es poco probable que se diferencie del resto de las Lunas llenas que hayamos visto en el año -quizá un pelín más grande y otro pelín más brillante- pero, en cualquier caso, resulta exótico y lindo pensar que por una noche la Luna estará más cerca que nunca.

El Sol viaja todavía por el signo de Escorpio. Esto quiere decir que la Luna Llena sólo puede darse en su signo opuesto, en Tauro, concretamente en el grado 22. Siempre os recomiendo que controléis vuestra carta astral para ver si aspecta algún planeta interesante por esa zona.

Si la Luna Nueva nos invita a iniciar proyectos -según el tipo de planetas que aspecte y la casa en que os caiga-, la Luna Llena nos habla de culminación o fructificación. Ya expliqué algunos puntos sobre el eje Tauro-Escorpio en este artículo. De todas formas, pensad que estamos en un mes de reciclaje, de soltar y dejar ir; un proceso que puede resultar doloroso pero que debería finiquitarse con una revaloración personal, una suerte de incremento de la autoestima. Algo así como que al liberarme de algo, acabo queriéndome más.

La Luna en Tauro, en cualquier caso, es una Luna muy buena, muy madraza y quizá un poco pesetera. El regente de Tauro, Venus, se encuentra en Capricornio, así que podría mover asuntos económicos y de trabajo. Firmas de contratos. Préstamos. Compras caras y pagadas a plazos. Relaciones armoniosas con los suegros y/ o con personas ancianas. Desde luego, es una de las mejores Lunas para acudir a la sauna, darse un masaje o hacer el amor, así que ya sabéis.

Respecto al resto de la semana también hay detalles que comentar: Ya está presente la T-cuadratura entre Júpiter, Plutón y Urano, incomodando a los signos cardinales. Aquellos que ya habéis sentido los golpes de suerte de Júpiter en Libra, vais a tropezar con los primeros obstáculos. Ni el amor es tan bonito como lo pintan, ni el viaje tan armonioso. Días de intolerancia e impaciencia, según la carta natal.

Ya os conté la semana pasada que teníamos varios cambios planetarios: Marte pasea por Acuario, Venus por Capricornio y Mercurio por Sagitario, con su correspondiente influencia sobre cada uno de los nativos. En el caso de Mercurio -el bocazas y bruto-,  le hará cuadratura a Neptuno el viernes 18: durante estos días, ojito con lo que se firma, con lo que se os promete e incluso con los viajes. Hay tendencia a la pérdida, al despiste, al no dar la cara y engañar. Afectará, sobre todo, a los signos mutables.

Quizá lo último para señalar es que el domingo 20, el místico Neptuno despierta de su retrogradación y se sitúa directo. Todo planeta retrógrado es un poco coñazo, pues pareciera que los asuntos que rige se detienen o se mueven muy sutilmente, a niveles internos, sin manifestación exterior. Pues bien, a partir del domingo, muchos de los temas vinculados con Neptuno -música, cine, baile, creatividad, espiritualidad, ayuda desinteresada- se activarán y se sentirá como que empiezan, por fin, a llevarnos a alguna parte.

Por supuesto, no todos somos artistas de la farándula, ni ascetas, ni monjes budistas pero buscad en vuestra carta en qué casa cae Piscis, porque será el área donde se percibirá que la energía se desbloquea.

Ya me despido de vosotros. Feliz Semana. Super-feliz-Super-Luna-Llena desde un Berlín de temperaturas bajo cero y un cielo celeste.

 

 

Y si te gustó... qué mejor que compartirlo. ¡Muchísimas Gracias! Share on Facebook34Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

¡Participando aprendemos todos!

2 ideas sobre “Boletín Astrológico: Semana del 14 al 20 de noviembre